viernes, 27 de marzo de 2015

Cabalgando por el Oeste

Es uno de los géneros sobre los que más se han escrito y, sin embargo, en la actualidad, es uno de los menos explorados. Y no siempre fue así. Hay que decir que el género de películas Wéstern o de vaqueros como se decía en España nos ha dejado infinidad de películas que pasan por ser de las mejores de la historia del séptimo arte. 


Podemos considerar el inicio del Wéstern como un subgénero dentro de las películas de aventuras, pero progresivamente se fue convirtiendo en un género por si mismo. La condición es que tuviera lugar en la parte oeste de los Estados Unidos en una época que siempre se asocio a la lucha entre estadounidenses e indios, así como al uso de una vestimenta determinada y unas costumbres distintas a otras partes del país, teniendo lugar en zonas desérticas, por lo general.  El primer film del género como tal fue "Asalto y robo de un tren" dirigida por Edwin S. Potter al que se considero el padre del Wéstern. 

"Asalto y robo de un tren", primer Western

Posteriormente se hicieron otras cintas, aunque podemos y debemos considerar que la época dorada del género tuvo lugar durante los años 30, 40, 50. En estas décadas entra con fuerza el Wéstern gracias a dos hombres. El primero fue el cineasta John Ford, uno de los grandes la historia del film, que con sus grandes obras Wéstern llevo al género a una dimensión importantísima con obras del calibre de "La Diligencia", "Fort Apache", "Centauros del Desierto", "El Hombre que mató a Liberty Valance" y muchas más con un contenido al que algunos acusan de conservador, pero que demuestran un fuerte contenido social con temas tan variopintos como la venganza, el amor o el derrumbe de una sociedad abocada al fracaso y la bestialidad. El segundo sería John Wayne, uno de los grandes actores de siempre, con magníficas actuaciones que formo un tándem impresionante con el propio Ford. 

Tres grandes: James Stewart, John Ford y John Wayne

El género llegó a ser tan importante dentro de la industria cinematográfica que muchos actores pasaron por los áridos desiertos para enfundarse una pistola y cabalgar en medio de las inclemencias. Así interpretes tan variopintos como Gregory Peck, James Stewart, Gary Cooper, Henry Fonda, Montgomery Clift, Paul Newman, Robert Redford, Marlon Brando y alguno más hicieron alguna película del género. 

Dos grandes frente a frente: Henry Fonda y John Wayne

En los 50 comenzaron a darse películas en las que los conflictos morales estaban a la orden del día. Así serían "Centauros del Desierto", con la venganza como telón de fondo, en el que podríamos calificar la actuación de John Wayne como una de sus mejores interpretaciones.  

Centauros del Desierto-Final 


Por otra parte, cabe destacar "Sólo ante el Peligro" donde un Sheriff, interpretado por Gary Cooper, decide, antes de retirarse, acabar con unos indeseables que quieren acabar expresamente con él. Lo llamativo es que el propio Sheriff pide ayuda a su pueblo que se niega a ello, por lo que tiene que hacer frente el solo al peligro que se le avecina. Este film, uno de los mejores del género, fue muy criticado por grandes como John Ford, que veía inconcebible que un Sheriff, el encargado de velar por la seguridad del pueblo, pidiera ayuda.

Gary Cooper estuvo solo ante el peligro

Los dilemas morales seguirán siendo una tónica a finales de los 50 con hombres de ciudad que querían "imponer" un pensamiento avanzado de paz en un territorio como el oeste donde la violencia campaba a sus anchas y más de una vez estos hombres sucumbren frente al entorno hostil que no acepta su forma de actuar porque para el vaquero no hay mayor ley que la de las armas. Películas ejemplificadoras de ésto son "Horizontes de Grandeza" y "El Hombre que mató a Liberty Valance" en las que Gregory Peck y James Stewart respectivamente intentan llevar un poco de cordura al salvaje oeste. 


En los 60 se hicieron Wéstern aún más realistas y fruto de ello nació la magnífica "Los Siete Magníficos" que estaba basada en "Los Siete Samurais" de Kurosawa. A destacar su poderosa banda sonora conducida por Elmer Bernstein y de que de los siete sólo quedaron dos. Y es que los buenos no siempre salen con vida. Esta fue la clave que hizo de estos Western mucho más realistas. 

Los siete magníficos-Banda sonora


En esta década nacería lo que se conocería como Spaghetti Wéstern, denominados así por ser de producción italiana con colaboración de otros países como España. La mayoría se rodaron en Cinecittà, Italia, y en Almería, España, y encumbraron a tres grandes del cine. Uno fue el cineasta Sergio Leone que con su trilogía del dólar ("Por un Puñado de Dólares", "La Muerte tenía un Precio" y "El Bueno, el Feo y el Malo") alcanzó la perfección cinematográfica, el segundo fue el compañero de infancia de Leone, Ennio Morricone con sus maravillosas bandas sonoras y el tercero fue un tal Clint Eastwood, que comenzaría a ser conocido gracias a sus papeles enigmáticos y oscuros. Por otra parte, nos darían dos actores secundarios de gran valía como Lee van Cleef y Eli Wallach. Pero ¿Qué tenían este subgénero conocido como Spaghetti Wéstern?

El Bueno, el Feo y el Malo-Intro


Estos films destacaban por tener unos protagonistas tremendamente desagradables que no eran más que bandidos en busca de fortuna. Por otra parte, los primeros planos son la clave de estas películas, así como los famosos toques de degüellos (música originalmente mejicana que en los Wéstern indicaban que alguien moriría proximamente). 

El Bueno, el Feo y el Malo-El duelo
 

Otra gran obra de Leone, su ultimo Wéstern,  sería "Hasta que llegó su Hora" donde vimos como Henry Fonda podría hacer de villano a la perfección e incluso hacer una escena más que sugerente con una de las grandes actrices italianas del momento: Claudia Cardinale. 


Cabe decir que, por lo general en las películas Wéstern el papel de la mujer era pasivo o muy poco protagonista. Ni que decir que en los Spaghetti Western, los papeles femeninos era casí inexistente. Un caso diferente en ese sentido sería el de la mencionada Claudia Cardinale.


Eastwood llevaría el modelo de Leone al Wéstern americano con películas como "Cometieron dos Errores", pero ya nada sería lo mismo durante los 70 y 80 con la desaparición de grandes que tanto habían dado por el género como Ford y Wayne. Sin embargo, aún así han salido grandes obras como "Sin Perdón" en el que Eastwood hace todo un homenaje al género que le dio a conocer.
A continuación, les pongo una lista de las que, en mi opinión son las mejores películas del género. Entre paréntesis, el nombre del director y el año de realización.

Las mejores películas
1. La Diligencia (John Ford, 1939)


2. El Bueno, el Feo y el Malo (Sergio Leone, 1966)


3. El Hombre que mató a Liberty Valance (John Ford, 1962)


4. Horizontes de Grandeza (William Wyler, 1958)


5. Dos Hombres y un Destino (George Roy Hill, 1969)


6. Centauros del Desierto (John Ford, 1956)


7. La Muerte tenía un Precio (Sergio Leone, 1965)


8. Hasta que llegó su Hora (Sergio leone, 1968)


9. Solo ante el Peligro (Fred Zinnemann, 1952)


10. Los Siete Magníficos (John Sturges, 1960)

No hay comentarios:

Publicar un comentario