martes, 25 de julio de 2017

¡Ole por Rocío Dúrcal!

María de los Ángeles estaba destinada a triunfar, pero no con ese nombre. En una entrevista televisada muchos años después, esa misma joven, convertida en una gran cantante, contó que ya desde pequeña su abuelo la llamaba Rocío debido a que ella le recordaba al rocío matutino. Así, Luis Sanz, el cazatalentos que la descubrió, la "renombró" Rocío añadiéndole el Dúrcal, tras señalar al azar la población de Dúrcal, en la provincia de Granada. Lo cierto es que ya María de los Ángeles nunca sería conocida por ese nombre, sino por el que le daría la fama: Rocío Dúrcal. 


Reconocida tanto como actriz y cantante, Rocío que había dejado en parte su carrera como cantante, conocería en 1977 al compositor y cantante mejicano Juan Gabriel, decidiendo grabar un álbum entero con sus éxitos a ritmo de ranchera, que fue titulado "Rocío Dúrcal canta a Juan Gabriel". El éxito fue tal que a partir de ahí, Rocío Dúrcal no pararía de grabar rancheras, sufriendo un relanzamiento musical, pasando a ser conocida como la Reina de las rancheras, denominación que la acompañaría eternamente. 


Canciones como "Me gustas mucho" (¡Maravillosa!),  "Sí nos dejan", "Como han pasado los años", "No me vuelvo a enamorar", "Acompáñame" y tantas otras han pasado a la historia como no sólo el mejor repertorio de la gran Rocío Dúrcal, sino como de las mejores dentro de la canción romántica. 


Hace unos años que una triste enfermedad lamentablemente se la llevó. Se llevó a su mujer, pero no a su gran legado, que se encuentra en su voz. Efectivamente una mujer tan grande no morirá nunca y prueba de ellos sus extraordinarias actuaciones que la convirtieron en una de las mejores voces que ha dado España, aunque una pequeña parte pertenece a Méjico por lo bien que cantaba aquellas fenomenales rancheras. 
A continuación he realizado una lista de las que, en mi opinión, son sus mejores canciones.

Sus mejores canciones
1. Me gustas mucho


2. Si nos dejan


3. Amor eterno


4. Acompáñame


5. La gata bajo la lluvia


6. Infiel


7. Como han pasado los años


8. No me vuelvo a enamorar


9. No lastimes más


10. Te sigo amando

¿La peor película de la historia?

Desde hace mucho tiempo quería visionar esta película a la que muchos califican como la peor de la historia. Efectivamente por fin pudo ver "Plan 9 del Espacio Exterior" de Ed Wood (o Edward D. Wod Jr. como pone en los créditos iniciales), un tipo que nunca defrauda y que es reconocido por muchos como el peor director de la historia, pero ¿esta justificado el título tan poco agradable de peor película de la historia? Pues la verdad es que (visto lo visto) no es para tanto. No me malinterpreten. La película es malisima, pero he visto cosas muchisimo peores tanto en la actualidad como antes con efectos teoricamente mejores y con actores reconocidisimos por todos. 


Primero vayamos al argumento: unos extraterrestres ponen en marcha un plan al que llaman "Plan 9" que consiste en convertir cadáveres en zombis o muertos vivientes asesinos (visto lo visto dada la estética de algunos parecen más vampiros) debido a que los malvados humanos ponen en peligro el equilibrio de la galaxia con sus invenciones bélicas, concretamente por la bomba atómica y lo que llaman "solaronita", un explosivo no inventado todavía que destruirá el sol, así como el resto de la galaxia. La historia parece girar en torno a algo muy común en muchas películas de bajo presupuesto de ciencia ficción: el miedo a la invasión extraterreste a veces con tintes expansivos como puede ser "La Invasión de los Ladrones de Cuerpos" o con un mero sentido moralista como en "Ultimátum a la Tierra". En la "magnífica" obra de Wood parecen confluir ambos, pero... hay muchos errores tantos de dirección como de actuación y los efectos especiales son incluso más malos que lo común en las películas de Serie B. 


Quizás el más lamentable fue lo de Bela Lugosi, el clásico Drácula de la Universal, el cual era gran amigo del director. La idea de Wood era que Lugosi fuera uno de los zombis infectados, pero no contaba con que muriera antes del rodaje. Entonces utilizó varías imágenes de archivo que parecen pruebas de cámara con el propio actor en algunos casos con su traje de Drácula, mientras en otras (las que son de noche) el mismo personaje era interpretado por el hipnotizador y pedicuro Thomas R. Mason. Como el Lugosi y el tal Mason se parecían lo que un huevo a una castaña hicieron que el doble se tapara la cara con la capa como si no viéramos que era muchisimo más alto que Lugosi por lo que era evidente que no era el mismo actor. Para colmo, algunas las imágenes con Lugosi fueron grabadas de día, siguiendo a las de Mason que era grabadas de noche para seguir a las de Lugosi todavía de día. 


Un caso curioso es que  Maila Nurmi, más conocida en aquella época como Vampira (la cual había rechazado en primera instancia el proyecto de Wood) decidió actuar en la película sin tener ningún diálogo, por lo que podemos verla como uno de los muertos vivientes apareciendo tras los arbustos del cementerio, pero sin decir una sola palabra.


Otros errores son los famosos platillos (que eran tapacubos) a los que se ve colgados de un hilo visibleo la cabina del piloto que eran de cartulina. Por otro lado, las puertas desaparecieron dejando lugar a simples cortinas (a una de las azafatas se le quedó enganchada la cortina al hombro, quedando semiabierta, pero en el siguiente cambio de cámara la cortina ya está cerrada), las lapidas del cementerio son de papel y en la la estación espacial se ven un número importante de aparatos electrónicos baratos, destacando una señal luminosa que robaron de una obra. Por otro lado, la vestimenta del líder de los extraterrestes parece la de un caballero medieval. 


Aparte de las alternancias día-noche ya mencionadas, tenemos fallos como un coche de policía que cambia de un modelo a otro tras un cambio de plano por no hablar de las evidentes imágenes de archivo de los militares disparando contra los "platillos volantes" lo que parecen petardos en el "cielo". Incluso algún actor está lamentable: John Breckinridge interpreta sus escenas leyendo un papel pegado en el suelo.


Evidentemente, a pesar de la cutrez, se nota que Ed Wood se creía lo que estaba haciendo (El tema de los OVNIS le emocionaba), pero lo cierto es que es un canto que hizo al horror (y no estoy hablando del género). No obstante, es más que recomendable porque si hay algo característico es el entretenimiento que nos ofrece. Ya sea para reírse de sus fallos, por simple interés o incluso porque nos la tomamos en serio. ¿La peor película de la historia? Lo cierto es que al menos entretiene. 

El eterno Ipiña

Era un partido complicado. A España venía a disputar unos amistosos un equipo temible como el San Lorenzo de Almagro al que llamaban el ciclón del Boedo. Casi todos los encuentros acabaron con goleadas inapelables (incluido un 6-1 a la Selección Española y un 4-1 al Atlético Aviación). A todas está le tocaba jugar con el Real Madrid. Pues resulta que no se esperaban encontrar a un jugador tan brioso en el centro del campo, el cual no les dejó hacer nada. Era tan fajador que incluso un choque hizo que se le abriese una ceja y tuviese que salir del terreno de juego. Aún en los vestuarios, insistió encarecidamente en volver al campo y no dejar a su equipo con 10 (No existían las sustituciones). Volvió para seguir demostrando su clase y capacidad tanto defensiva como ofensiva. El equipo blanco ganó 4-1 y aquel bravo jugador salió a hombros del terreno de juego. Éste era ni más, ni menos que su capitán Juan Antonio Ipiña. 

 
 
Nacido Vízcaya, paradojicamente se crió futbolisticamente en la Real Sociedad antes de recalar en el Athletic de Madrid en 1935 donde vivió un trágico descenso y aún más terrible parón debido a la guerra civil. Tras la guerra iría al eterno rival de los colchoneros, el Real Madrid donde sería el eterno centrocampista capaz de frenar los ataques rivales, apoyando a los defensas e iniciando las jugadas de ataque. 


Ipiña fue el capitán de la posguerra del Real Madrid y como tal vivió penurias especialmente por la falta de títulos. Sólo levantó dos Copas (con gran orgullo ¡Eso sí!) cuando ya era uno de los miembros de la plantilla más admirado por parte de todos los aficionados. Su capacidad de sacrificio y lucha, le hacían valedor de cualquier elogio por parte de la afición. Juan Antonio Ipiña sería el primer jugador madridista que saltaría como capitán al Nuevo Chamartín (posterior estadio Santiago Bernabéu) contra el Os Belenenses de Portugal en el año 1947. 


Todavía ese año tuvieron que salvarse de jugar la promoción por descender, cosa que consiguieron. Su retirada en 1949 fue un acontecimiento trágico para una afición que veía a aquel vizcaíno, natural de un pequeño pueblo llamado Ortuella, a su referente en el campo. 


Luego llegarían años de entrenador y su gran labor como Secretario Técnico en el glorioso Real Madrid de las cinco Copas de Europa comandado por los Di Stéfano, Gento y compañia. Don Juan Antonio Ipiña seguía siendo un referente también fuera de los terrenos de juego. El eterno capitán.

La "histórica" batalla de Clavijo

Supuestamente tendría lugar el 23 de Mayo del año 844. En las cercanías de Clavijo, La Rioja, tenía lugar una batalla importantísima entre Cristianos y musulmanes. Dicha batalla tendría su origen en la negativa de Ramiro I de Asturias a seguir pagando tributos a los brutales emires árabes, que tanto sangraban a su pueblo. Cuentan que en el fragor de la batalla apareció alguien a quien nadie había visto antes, montado en un brioso corcel blanco, dando apoyo moral a las tropas cristianas que acabaron ganando la batalla. El misterioso hombre era nada más y nada menos que Santiago el Apóstol, el cual se le habría aparecido en sueños a Ramiro, diciéndole que estaría en la batalla.


Esta historia es una leyenda (o no está del todo comprobada) que se tuvo por cierta durante muchos años (La primera crónica que aparentemente habla de ella  la aparición del Santo es  de 1243, siendo narrada por Rodrigo Jiménez de Rada, Arzobispo de Toledo), aunque aún se duda si pudo basarse en algún hecho real al que se le añadieron los elementos que la mitificaron. La aparición de Santiago, del cual se habían encontrado sus supuestos restos en la actual Santiago de Compostela, tenía como motivo motivar a los Cristianos de cara a una cruzada contra los musulmanes. Al apóstol se le "quitaron" sus motivos religiosos para añadirle una causa militar que no era otra que la de ser símbolo de lucha contra el Islam, reconociendosele como Santiago Matamoros y, de hecho, ahí muchas Iglesias y Catedrales en España que conservan la figura, ya sea a nivel escultórico o pictórico, del Santiago Matamoros, montado en un blanco corcel, portando una espada, mientras un musulmán muerde el polvo frente a su ímpetu arrollador. 


PD: La tumba de Santiago se encontró gracias a un ermitaño cristiano llamado Paio (Pelayo), el cual le dijo al obispo gallego Teodomiro, de Iria Flavia, que había visto luminarias merodeando sobre un monte deshabitado, hallándose la tumba del supuesto Apóstol y se tomó como que era el enterramiento del Apóstol en base a una tradición que decía que había estado en Hispania. 

No nos acallaran

Es curioso lo nervioso que se están poniendo algunos en España por no ya hablar de cuestiones políticas, sino por simplemente compadecernos de lo mal que lo están pasando los venezolanos (un pueblo hermano para los españoles y muy particularmente para los canarios) con falta de alimentos y medicinas. Pues ante ese simple mensaje (totalmente apolítico, aunque si hubiera la dictadura de facto de ese aprendiz de gorila, no pasa nada) todavía recibí mensajes ofensivos (como definición más laxa) en la que definen a todo aquel que hace referencia a Venezuela como un "corrupto, facha, cuñado, periodista pantuflo o que le faltó oxigeno al nacer" acompañado del dibujo de cierto clásico elemento escatológico. ¿Por que quieren algunos que en España no se haga ninguna referencia a Venezuela?


Sí ante mi dolor y sincero compadecimiento de lo mal que lo están pasando los venezolanos, me mandan respuestas como las que les acabó de referir, imaginense lo que me habrían respondido si hubiera hecho referencia a la falta de libertades, asesinatos y encarcelamientos políticos que se están dando en un país en el que incluso algunos participantes del chavismo, ante la falta evidente de control y de respeto por los derechos humanos más básicos, se están revelando contra un poder (el dejado por un golpista), que se niega a morir. No señores; no me callare y muchos otros también. Y ni soy corrupto, ni soy facha, ni soy periodista pantuflo, ni me falto oxigeno al nacer. Sólo soy una persona que se compadece de un pueblo, mientras sus asesores (en España) son increpados como fruto de ese "Jarabe democrático" que tanto ellos defendían cuando decían que el Congreso de los Diputados Español, salido en urnas, era ilegitimo porque ellos se autodenominaban "la gente". Pues eso. No nos acallaran y me compadecere infinidad de veces del pueblo venezolano y de quien me de la real gana sin que nadie tenga porque decirme de quien he de hablar y que tengo que pensar.

domingo, 23 de julio de 2017

El hombre que fue Ortega

Estamos ante uno de los grandes pensadores de la historia de España. Sobran las palabras para definir al gran hombre que fue José Ortega y Gasset. 


Es por eso que he realizado una lista de las que son sus frases más destacadas y que, en cierta forma, lo definen como persona desde un punto de vista no sólo político, sino social. Un hombre que es él y su circunstancia.

"Yo soy yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella no me salvo yo"

"Además de enseñar, enseña a dudar de lo que has enseñado"

"Vivir es constantemente decidir lo que vamos a ser"

"Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande, sólo es posible avanzar cuando se mira lejos"

"Puedo comprometerme a ser sincero; pero no me exijáis que me comprometa a ser imparcial"

"No sabemos lo que nos pasa y eso es precisamente lo que nos pasa"

"Muchos hombres, cómo los niños, quieren una cosa, pero no sus consecuencias"

"La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada"

"La lealtad es el camino más corto entre dos corazones"

"En tanto que haya alguien que crea en una idea, la idea vive"

Los milagros de Jesús

Los milagros de Jesús son los hechos sobrenaturales que hizo durante su vida pública que incluían todo tipo de acontecimientos extraordinarios que eran vistos con asombro por parte del pueblo, mientras por otra parte causaban la indignación de los escribas y los maestros de la Ley. Por eso, entre las acusasiones de éstos se encontraba la idea que hacía los milagros (incluidos los exorcismos) gracias al mismísimo diablo. 


El sentido de los milagros o señales están en que los discípulos creyeran en su obra y mensaje y que Dios actuaba por Él. Por otro lado, les dice que TODO lo que pidan al Padre en su nombre, Él lo hará, para que el Padre (Dios) sea glorificado mediante el Hijo.


Los milagros de Jesucristo se pueden dividir en cuatro tipos (también su número varía en función de los Evangelios): Curaciones, exorcismos, Resurrección de los muertos y control sobre la naturaleza.

Curaciones
Este tipo de milagros, que podían ser en masa,  incluyen curaciones de paralíticos en su gran mayoría, pero también el de ciegos (algunos de nacimiento) o leprosos, lo cual resulta algo llamativo por lo revolucionario para el concepto de religión que se tenía en la época cuando se decía que si alguien padecía de lepra o ceguera era por pecados propios o de sus progenitores y que tal mal era un castigo de Dios. Jesús, con sus curaciones, acababa con esa idea tan perniciosa. 


Exorcismos
También podríamos considerarlas como curaciones del Alma en la que Jesús expulsaba al espíritu inmundo. Una de las llamativas acusasiones contra Él es que expulsaba demonios con la ayuda de otros demonios. Un caso llamativo es que de María Magdalena salieron hasta siete demonios. 


Resurrección de los muertos
Sólo existen tres casos, igualmente maravillosos. El de la hija de Lázaro, de la cual dice que sólo esta dormida, el hijo de la viuda de la ciudad de Naín de la cual se compadeció antes al ver su increíble dolor y la resurrección de Lazaro. Mención aparte merece su propia resurrección (Después de la Pasión). 


Control sobre la naturaleza
Se incluyen desde pescas milagrosas, pasando por multiplicaciones de panes y peces (dos veces), la tempestad calmada, convertir el agua en vino como en las bodas de Caná o la Transfiguración. "¿Quién es este, que hasta el viento y el mar le obedecen?"