jueves, 20 de septiembre de 2018

¿Luperca o prostituta?

Lo cuenta la mitología. en Alba Longa, ciudad del Lazio fundada por Ascanio, hijo del Eneas, héroe de la destruida Troya, el Rey Numitor fue hecho preso por su hermano Amulio, que quería el Trono a toda costa. Ordenó matar a todos los varones del Reino y obligó a su sobrina, Rea Silvia, a hacerse sacerdotisa vestal (por lo que tenía que mantenerse casta) ella debería mantener la castidad. No obstante, Marte, Dios romano de la guerra, se enamoró de Rea y la sedujo, naciendo de unión dos gemelos: Rómulo y Remo​ Al descubrirlos, Amulio capturó a Rea, ordenando que los recién nacidos fuesen ahogados en el río Tíber, pero el hombre encargado de ello no pudo hacerlo y los abandonó a su suerte. El cesto donde estaban los gemelos llegó hasta las riberas del río cerca del monte Palatino. Allí serían encontrados por una loba (a la que la tradición le puso el nombre de Luperca) que los amamantó durante meses. Años después aquellos gemelos serían los fundadores de Roma (de hecho, Rómulo fue el primer Rey de Roma, según la tradición clásica).


Sin embargo, es evidente que estamos ante una leyenda mitológica clásica sin base, ni pruebas que buscaba ante todo dar un origen legendario Roma, emparentada con héroes troyanos y dioses, algo a lo que contribuyó en buena parte Virgilio y su "Eneida", aunque eran historias relatadas de forma oral desde tiempos inmemoriales.

Pinturas halladas en antiguos burdeles

De hecho, se dice que la loba que supuestamente amamantó a Rómulo y Remo podría ser haber sido asimilada en la leyenda/historia a partir de una prostituta, que eran conocidas como lupae (lobas) en sentido despectivo. Los prostíbulos o burdeles eran conocidos como lupanares. 


Hoy en día sabemos que Roma se fue formado a partir de concentraciones de población. Más allá de ello, la loba capitolina es un símbolo de la ciudad no sólo en épocas monárquicas, republicanas e imperiales, sino en la actualidad. De hecho, existe una estatua muy conocida "la loba capitolina", la cual se conserva en el museo del Capitolio, obra de la que la tradición nos dice que es etrusca, aunque se ha estimado que su origen es medieval (Siglo XI-XII), mientras las estatuas de Rómulo y Remo fueron creadas y añadidas sobre el año 1471.

El salvador de madres

Aunque parezca mentira hasta hace no más de 200 años, la limpieza brillaba por su ausencia en los hospitales. Los médicos operaban sin lavarse las manos y la mortalidad era grandisima no sólo en intervenciones a raíz de una enfermedad, sino a la hora de dar a la luz. Se calcula (dependiendo del territorio) que la mortandad entre las embarazadas pudo llegar al 80% (¡Una barbaridad!). Mucho antes de que Pasteur desarrollara la teoría germinal de las enfermedades infecciosas y con ello la famosa pasteurización, estuvo el médico Ignaz Semmelweis. 


Nacido en Buda en el Imperio Austro-húngaro el año 1818, se doctoró en obstetricia (parte de la medicina que se ocupa del embarazo, parto ...), obteniendo un puesto como ayudante en el Hospital General de Viena, trabajando en la Maternidad de dicho hospital. Semmelweis quedó terriblemente impresionado por la gran tasa de mortalidad existente a causa de la fiebre puerperal, llegandose a alcanzar una cifra de fallecimientos de hasta el 90%. La Maternidad estaba dividida en dos pabellones al cargo de dos doctores diferentes. En el primero las madres eran asistidas basicamente por médicos y estudiantes, mientras en la segunda los partos solían estar a cargo de las matronas. Semmelweis en sus primeros estudios descubrió que la tasa de mortandad en el segundo pabellón era mucho menor que en el primero. 


Tras la trágica muerte de un amigo, compañero suyo en el hospital, Jakob Kolletschka descubrió algo terrible. Jakob se había cortado realizando la autopsia a una de las parturientas fallecidas, mostrando, tras su muerte una patología similar a la de las mujeres. Semmelweis vio que el mal era transportado (de forma involuntaria, claro) por los propios médicos a los pacientes. Los médicos no limpiaban el instrumental tras tratar a cada paciente, ni se lavaban las manos, algo que sí hacían las matronas, mucho más higiénica, por lo que de ahí radicaba la gran diferencia. 


Su superior, representado en la figura del Doctor Klein, un burocrata enchufado que no dio crédito a la teoría del húngaro, por lo que fue rechazado. Lo cierto es que hasta la fecha poco le habían interesado a los médicos del hospital el hecho de la gran tasa de mortandad dado que muchas de las mujeres eran de "baja condición" o sus embarazos eran no deseados. Semmelweis instaló lavabos, obligando a estudiantes y médicos a lavarse las manos así como el instrumental tras cada intervención. Su carta pública a diversos médicos no sólo de Viena, sino de Europa sobre su teoría levantó ampollas donde él trabajaba. 

La higiene es importante

Klein, que no soportaba a Semmelweis y sus teorías, se deshará del médico, primero echándolo del hospital y después siendo enviado a un asilo que no era otra cosa que un manicomio, muriendo allí el año 1865, diciendose que había sido por una enfermedad, solo, abandonado y desacreditado (a su funeral sólo asistieron un par de conocidos. No fue nadie de su familia). Años después, su buen nombre sería restituido por los trabajos de Pasteur y del cirujano Joseph Lister, padre de la cirujía moderna. En el intento por restituirle desde su patria, se descubrió que Semmelweis no había muerto por una enfermedad, sino por las heridas, producidas probablemente por los golpes de lo que lo tenían encerrado. Al final, en su país hay hospitales con su nombre, recientemente fue seleccionado como motivo para una moneda conmemorativa en Austria y (lo mejor de todo) aquellos que se opusieron a sus investigaciones, repudiándolo e insultandolo, acabaron en el ostracismo. 


Antes de que se hablará de gérmenes y contagios, Semmelweis abrió la puerta (una gran puerta) a una de las prácticas esenciales (y probablemente más importante) de la medicina moderna: la esterilización. Un hombre, que tras más de cien años muertos, sigue siendo el salvador de madres.

Enemigos de España

Lo que está haciendo el Estado fallido de Bélgica con el tema del fugado nazionalista y un señor que tiene que cumplir una condena por enaltecimiento del terrorismo (que va de rapero, pero es un pringado al que sólo jalea la extrema izquierda y el nazionalismo catalán. Por algo será) demuestra que hay países de los que no te puedes fiar y el fracaso de la UE. 


De entrada decir que con socios como el Estado fallido de Bélgica (sede de terroristas y golpistas) cada vez entiendo más a los del Brexit. No soy especialmente europeísta (honestamente en mi opinión lo único importante de pertenecer a la UE son las ayudas económicas), pero se tiene que actuar desde las instituciones contra el estado fallido de Bélgica. Ya no es que acoga a fugados etarras o golpistas, está protegiendo a un señor (el "rapero") que ha sido condenado por unas leyes que están vigentes en el Reino de España, el cual es uno de los Estados con más calidad democrática no sólo de Europa, sino del mundo y que siempre ha sido LEAL con sus socios. Bélgica es refugio de delincuentes.
Hay que exigir que de forma inmediata, se entregue a ese al que llaman "rapero" a las autoridades españolas (lo de Puchi es otro asunto) y si no, otra exigencia: Echar en un plazo de siete días (ni uno más) al Estado fallido de Bélgica como miembro de la UE dada su política de acogimiento de terroristas y golpistas. Si esto no fuera así, que el Estado fallido de Bélgica (que años ha fue colonia nuestra) y la fallida UE se atenga a las consecuencias. Claro que haría falta un Gobierno que tuviera un buen par de ... y este no lo tiene (y los anteriores tampoco). Ahora mismo, el Estado fallido de Bélgica es (gracias a sus jueces) enemigo de España.

domingo, 16 de septiembre de 2018

Lo grande que fue Imperio Argentina

Puede que fuera por aquello de los nuevos tiempos o sus connivencias con regimenes dictatoriales, pero en los 70 comenzó el declive de una mujer que lo fue todo en la copla y en el cine. Su nombre real era Magdalena Nile del Río, aunque todos la conocimos por su nombre artístico: Imperio Argentina. 


Aunque su padre era e Gibraltar y su madre era de Monda (en Málaga), la futura artista nació en Buenos Aires, la París de Latinoamerica, donde ellos mismos se conocieron. La joven Magdalena nació en 1910 en un abiente proclive a la cultura (su propia madre antes de partir como polizon a la Argentina, ya habíam estudiado en el conservatorio de Málaga), frecuentando cafés y maravillando a todos con su estilo. A una de las que emocionó fue a Pastora Imperio, entablando una gran amistad. 


Precisamente fue su padre quien, antes de partir a España, le remomendó utilizar como nombre artístico el de Imperio Argentina, cominando los nombres de Pastora Imperio y de la gran bailarina (también nacida en Buenos Aires, aunque de padres españoles) Antonia Mercé, "La Argentina". Sus incios artísticos fueron en 1916 en un festival benéfico en el teatro San Martín de Buenos Aires, organizado por el naufragio cerca de Brasil del vapor Príncipe de Asturias, en el que murieron unas 300 personas.
Su debut en España sería en 1924, empezando en el Centro de Hijos de Madrid, que posteriormente sería conocido como lo es actualmente: el Teatro Calderón. Precisamente, sus primeros años fueron en el teatro, destacando por unas sobresalientes actuaciones y una gran voz. 


Su primera película fue "La Hermana San Sulpicio" del año 1927 (en ella también actúa su madre), la cual estaba basada en una novela de Armando Palacio Valdés y dirigida por el gran Florián Rey, el cual convertiria a Imperio Argentina en su musa con una serie de cintas costumbristas que causaron sensación en la época ("Nobleza Baturra", "Morena Clara", "Carmen la de Triana"... ) y en su esposa en un matrimonio que comenzó en 1934 y duraría hasta el final de la guerra civil en 1939. 

"Nobleza Baturra" fue uno de sus mejores trabajos

De la cinta ·Su Noche de Bodas, la cual fue dirigida por Louis Mercanton y el propio Florián Rey, el vals "Recordar" (que es cantado a dúo con Manuel Russell) la hizo tremendamente popular. 


Su gran fama le llevaría a rodar en 1932 dos películas con Carlitos Gardel ("La Casa es Seria" y "Melodía de Arrabal"), llegando a cantar a duo con el gran Gardel. Imperio estaba en la cresta de la ola. Ambas fueron producidas por la Paramount.


Una de las criticas que se hicieron a Imperio fue que aceptara la invitación de un tipo tan siniestro como Goebbels, Ministro de propaganda de la Alemania nazi, a rodar en el país, siendo presentada al propio Hitler (para el que dicen que llegó a cantar), para rodar una biografía de Lola Montes, aunque tal proyecto no se llevó acabo, aunque rueda una versión española de Carmen  titulada "Carmen la de Triana". Según cuentan, Imperio no sólo deslumbró al Führer, sino a Marlene Dietrich con la que según algunos tuvo algo más que una simple amistad, algo que Imperio siempre negó. 

Imperio Argentina con Suzy Vernon y Marlene Dietrich

Tras separarse con Floríán Rey (con el que se había casado por lo civil en plena II República), contrajó matrimonio (por la Iglesia Católica, claro) con Ramón Baíllo Pérez-Cabellos, el Conde de las Cabezuelas, del que se separó, algo que fue duramente criticado desde sectores eclesiasticos. Su relación con  Rafael Rivelles es de sobra conocida. 


Sus simpatias por regimenes autoritarios como el nazismo, el franquismo o partidos como la falange (José Antonio y Franco se contaban entre sus admiradores) le cerraron muchas puertas (de hecho, fue abucheada y boicoteada en los teatros de Nueva York, Buenos Aires y Ciudad de Méjico) y fue tenido muy en cuenta durante la Transición, siendo olvidada por el público. 
Tras años de escasa actividad, la gran Imperio Argentina comenzó a ser reconocida. Fue redescubierta en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, comenzando una serie de trabajos y homenajes como cuando en 1992 trabajó en el musical sobre la historia de la copla "Azabache" junto a  Juanita Reina, Rocío Jurado y Nati Mistral. 


Imperio Argentina falleció en 2003 con 92 años.  Moría una de las grandes cupletistas y actrices, la cual marcó una época en la historia de España. La Gran Imperio Argentina.

Falsa moneda


Los piconeros
 
 
Imperio Argentina y Manuel Russell-Recordar

Relato de un naufrago...

Aunque conocida por la versión corta (con la que he nombrado este post), lo cierto es que su título es mucho más largo. Un título que resume la historia y que es "Relato de un naufrago que estuvo diez días a la deriva en una balsa sin comer ni beber, que fue proclamado héroe de la patria, besado por las reinas de la belleza y hecho rico por la publicidad, y luego aborrecido por el gobierno y olvidado para siempre". García Márquez se lo trabajó.


Este reportaje novelado se basa en la historia de Luis Alejandro Velasco Sánchez, un tripulante de un buque militar, que logró vivir durante diez días en alta mar tras caer del mismo, siendo el único superviviente de una serie de marinos que habían caído al mar supuestamente por una tormenta, según  la Armada Colombiana. 


El tal Velasco llegó a ser proclamado héroe de Colombia hasta que el el diario El Espectador de Bogotá rebeló que cayeron no por una tormenta, sino por unos cargamentos de contrabando que se habían soltado. 
Velasco fue relegado y aborrecido, teniendo que exiliarse a París. La historia sería publicada durante catorce días consecutivos en El Espectador el año 1955 y 15 años después García Marquez la republicaría en este caso en forma de libro. Un periodista con Alma de escritor (o era al revés).

Y la antorcha Olímpica llegó a la Gomera

Los Juegos Olímpicos de 1968 se celebrarían en México. Los primeros Juegos organizados por una nación hispanohablante, destacarían por el saludo del black power de los atletas afroamericanos estadounidenses Tommie Smith y John Carlos, medalla de oro y de bronce respectivamente, cuando comenzaba a sonar su himno (llegó a prohibirse la participación de Sudáfrica por sus políticas de apartheid). Pero antes de todo esto, la antorcha olímpica siguió su camino hasta el país azteca y uno de sus destinos fue... ¡La Gomera!


Era el 16 de Septiembre de 1968. Siguiendo la ruta de Cristóbal Colón, la antorcha llegó a La Gomera, a bordo de "La Princesa", siendo recibida en el muelle por el gobernador civil y el comandante de Marina de Tenerife, el Alcalde de San Se­bastián de la Gomera, el señor Mora, el representante del Co­mité Olímpico Español, el Coronel Adolfo Esteban Ascensión y otras mu­chas personalidades, aparte de los lugareños de la zona. Un gru­po de danzarines de la isla hicieron muestra de su arte ante no sólo la antorcha, sino. los atletas encargados de transpor­tarla.

Lllegada al puerto de San Sebastián

Encendida la antorcha, pasó por San Sebastían de la Gomera en un ambiente festivo, pasando por la Casa de Colón, donde dicen que el navegante pernoctó en su viaje al Nuevo Mundo. Francisco Herrera Padilla, atleta gomero, sería el primer y último portador del fuego, que encendido en el pebetero, situado en la playa de la cueva, acompañado de la Miss Europa, la tinerfeña Noelia Afonso.


Este acontecimiento histórico nos deja el recuerdo mudo del Monumento a la Antorcha Olímpica y en definitiva algo que merece ser tenido en cuenta como un hito para las islas. Cuando el Olímpismo pasó por Canarias. 

100 días (y un poco más) de postureo, Franco, dimisiones y debilidad

Creo que en este titular he resumido (casi) a la perfección lo que han sido estos poco más de 100 días de un Gobierno que llegó de aquella manera y que ha demostrado no sólo el motivo por el que los españoles le dieron al PSOE los peores resultados de su historia reciente, sino que fue hecho para desalojar a Rajoy (frase dicha por ellos mismos y que es  despreciable, ya que demuestra cierto cariz antidemocrático) y no para gobernar, algo imposible dada su debilidad y es que este Gobierno depende de la extrema izquierda, el nazionalismo e incluso de la marca blanca de ETA. 


A todas estas, mientras la económica empieza a dar nuevas señales de debilidad (que se reflejan tanto en la bolsa como el paro), hemos tenido una ración de postureo en redes sociales, gastos injustificables (maldito Falcon), raciones extras de Franco (el francomodín en su máxima expresión), dimisiones,  purgas en Televisión Española, mano blanda con lo de Cataluña (lo de Borrell con lo del "Cataluña es una nación" es imperdonable y merece no una explicación, sino otra dimisión), rectificaciones y ahora estamos con el tema de la tesis, algo que ya se había dicho en forma de rumores, pero que parece que se ha sacado a la palestra gracias a la dimisión de la Ministra de Sanidad. 
Por el momento nos tienen entretenidos con lo de las tesis, masteres y nuevas raciones de franquismo. Recuerden: la misma gente que decía que lo primordial era ayudar a las clases desfavorecidas de este país son los que sueltan las bombas de humo para tenernos anestesiados. Espero que dichas bombas de humo no sean tan inteligentes como las bombas que nos han comprado los árabes.