sábado, 18 de abril de 2015

¡Antidemócratas!

Que España es un país donde no existe cultura democrática, es una evidencia. No hablo de que haya corruptos, de que la justicia vaya lenta o de que haya políticos que busquen el poder. Eso es algo indisoluble de la mentalidad humana y  toda Democracia es mejorable. Hablo de aquellos que ponen de relieve determinadas actuaciones inmorales por parte de algunos personajes. No lo hacen porque este mal (que lo esta), sino por cuestiones que van más allá de la inmoralidad de corromperse o no actuar en favor del bien común. Sí ponen de relieve que gente como Rodrigo Rato, Bárcenas y demás ralea hagan las cosas mal no es por el hecho en sí, sino porque son de una ideología contraria a la nuestra. 


No estoy hablando de partidos políticos, que se suelen tirar los imputados a la cara, ni de periodistas, los cuales muchos de ellos parecen cobrar del partido político en cuestión. Hablo de gente común, que sin pertenecer a un partido determinado, pero que poseen una radicalidad en sus ideas extrema, se atreven a hacer concentraciones en la sede de un partido político determinado. Esa gente a la que no le gusta que hablen de la dictadura venezolana (por lo que les toca) se atreve a juzgar y condenar a un partido al que tachan de fascista y al que, me gustaría recordarles, han votado 10 millones de personas y dichos votantes merecen tanto respeto como lo merecerías tu.
Esa gente desprecia la Democracia porque no quisiera que hubiera absolutamente nadie que les importunara contradiciendoles en sus opiniones. Esa gente aprovecha a los Rato, Bárcenas, etc. para hacer oposición, algo llamativo cuando todo el mundo ha visto lo que ha pasado en Andalucia y que determinados personajillos han seguido haciendo trabajos para dictaduras, puesto que un régimen que encarcela a opositores no puede ser llamado de otro modo. Esa gente insulta y amenaza (cuando no se alegra de un asesinato) en redes sociales como Twitter. Esa gente es la misma que sube a los "altares" (casi en calidad de martir) al tal Jesús Cintora, que como todo el mundo sabe es un ejemplo de información contrastada y nada ideologizada. Esa gente da relieve informativo al miserable Willy Toledo. Esa gente pone como ejemplo a personajes como el "pobre" Gran Wyoming. Esa gente se aprovecha de la desgracia de la gente para medrar en política al estilo Ada Colau. Esa gente divide a la sociedad entre buenos y malos. Parece que algunos no aprenden del pasado. Así le va a este país ¡Cuanto odio hay en España!

No hay comentarios:

Publicar un comentario