sábado, 17 de octubre de 2015

El teatro Guimerá

A mediados del Siglo XIX, Santa Cruz de Tenerife se encontraba en medio de un proceso urbanístico que era imparable. La ciudad era la capital única del Archipiélago Canario y entre todos los proyectos para la modernización de la misma se encontraba la construcción de un teatro en el que hubieran no sólo representaciones teatrales, sino zarzuelas o conciertos. De esta forma surgió el proyecto del teatro, que se ubicaría en una centrica calle, cuya denominación actual es de Ángel Guimerá. 
 

La obra fue proyectado en 1849 por el arquitecto Manuel de Oraá, considerado el primer arquitecto provincial de Canarias, con un estilo clasicista romántico. La construcción duraría dos años, por lo que sería inaugurado con el nombre de Teatro municipal de Santa Cruz de Tenerife. A día de hoy es el teatro en activo más antiguo de las Islas Canarias. No obstante, el teatro sería reformado en diferentes ocasiones, siendo la primera de gran calibre en el año 1911, aunque durante mucho tiempo siguió sin tener nombre "oficial".
 

Muchos en la ciudad lo llamaban el teatro de la Reina Isabel II, puesto que se inauguró durante su Reinado (el propio teatro lo testifica en la parte de arriba) o simplemente "el teatro". Algunos lo llamaban el "Municipal" o "Principal". La cuestión del nombre siguió así hasta que falleció Angel Guimerá. 

Estatua a Ángel Guimerá

Éste fue un dramaturgo cuyo padre era catalán, mientras que su madre era canaria. Él nació en Santa Cruz de Tenerife, aunque gran parte de su vida tuvo lugar en Cataluña y, de hecho, sus obras son en catalán. El caso es que la muerte de tan ilustre hombre propició la denominación actual del teatro en 1923. 


Cabe destacar que el teatro forma parte de uno de los puntos neurálgicos más importantes de la ciudad, siendo uno de los muchos emblemas, a nivel artístico y social, de la que por durante muchos años fue la capital única del Archipielago Canario. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario