domingo, 11 de octubre de 2015

"Cargar con el Sambenito"

Muchos habremos oído hablar de esta expresión como significado de "etiquetar a alguien de por vida debido a una presunta falta cometida con anterioridad sin desprenderse de la fama negativa que conlleva". Esta frase hecha tiene un oscuro origen que tiene como protagonista a la Inquisición.


El Sambenito (también llamada Saco Bendito) era una prenda, que a modo de saco, se imponía a los condenados como símbolo de escarnio público debido al terrible pecado cometido por éstos según la Inquisición. Los de los condenados a la hoguera eran negros con llamas y demonios dibujados en él, mientras los que se libraban de la pena de muerte, lo pasaban muchisimo peor, ya que estaban condenadas a llevarlo de por vida o durante un tiempo determinado por el Santo Oficio. 


La misión de esto era avergonzar al reo hasta el punto de recibir burlas no sólo él, sino sus allegados, resultado algo infame para la familia. Negarse a llevarlo era un delito muy grave. Cuando cumplía condena, el Sambenito (con el nombre del pecador) era colgado en la Iglesia de turno para que el pecador y el pecado fueran recordados por todos. Esta última tradición se fue perdiendo con el tiempo, aunque no con ese saco infamante tanto para el penado como para la familia, cuyos miembros podrían perder amigos o recibir burlas de todo tipo. 


Así, a pesar del tiempo transcurrido, con la desaparición de la Inquisición Española, la expresión "Cargar con el Sambenito" o "Colgar el Sambenito" (para alguien que dice algo infamante contra una persona) han formado parte de nuestro acervo cultural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario