viernes, 26 de diciembre de 2014

La superviviente Bette Davis

Los papeles de mala los bordaba. Y, entiendanme, hacer cualquier papel debe ser complicado, pero hacer de personaje malvado o antipático no lo puede hacer cualquiera. Y ahí estaba Bette. 


Creo que uno de los primeros papeles que le vi interpretar fue el de la Margo de "Eva al Desnudo", una actriz que se negaba a aceptar el que los tiempos cambios y que la acabarían sustituyendo actrices más jóvenes. Curiosamente, a pesar de los tiempos, Bette siguió estando en lo más alto.

Bette Davis y Henry Fonda, protagonistas de "Jezabel"

Su consagración artística vendría de la mano de William Wyler, que la clicheo en papeles de mala o antipática, con personajes oscuros como en "Jezabel", "La Carta" y especialmente "La Loba" donde interpretaba a Regina Giddens, una mujer muy ambiciosa, capaz de hacer todo lo que fuera posible para obtener lo que quisiera (tengo que reconocerlo: este personaje me pone los pelos de punta). Papeles como estos, le valieron ser la primera mujer en presidir la de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, al poco tiempo sería sustituida por Walter Wanger debido a las diferencias existentes con algunos miembros de la misma.


Y es que Bette era mucha Bette como lo atestiguaria en sus frecuentes encontronazos con otra de las actrices del momento, Joan Crawford. Ambas se odiaban a muerte (literal) y es por eso que se armo un gran revuelo cuando ambas protagonizaron la película "¿Qué fue de Baby Jane?", un drama psicologico de los que Davis haría mucho en aquellos años 60 con obras como "Canción de Cuna para un Cadaver" o "Su Propia Víctima". Y es que sí en algo destaco Davis es como, a pesar de los años, ella estaba en el estrellato.

Crawford y Davis, juntas, pero no revueltas

Bette Davis falleció en 1989, sólo dos años después de que protagonizara una película, "Las Ballenas de Agosto" junto a otra superviviente del cine, Lillian Gish. 


Una carrera que abarca más de 50 años y que puede resumirse en una frase de la propia Davis: "Hollywood siempre me quiso para que fuese bella, pero yo luché por el realismo". Al final, el tiempo le dio la razón. Su resultado: la conquista de Hollywood.

1 comentario: