domingo, 31 de mayo de 2015

El mejor Alcalde de Madrid

Es curioso porque en un principio Carlos de Borbón y Farnesio no estaba destinado a ser Rey de España. La repentina muerte de su medio hermano, Fernando VI, lo cambió todo, pasando de ser Rey de Nápoles y Sicilia a ser Rey de España con el título de Carlos III.


Carlos sería el primer Rey moderno de nuestro tiempo, llevando lo que sería conocido como despotismo ilustrado, que consistió en realizar importantes cambios, aunque sin quebrar el orden social, político y económico básico de su época. 


Una de las características de su Reinado fue la configuración de España como Nación con estructuras solidad y tomando como bandera la actual rojigualda merced a un concurso. Pero si en algo podemos destacar en Carlos III es su capacidad para intentar hacer de Madrid una de las grandes ciudades del viejo continente, fomentando su modernización, así como que la cultura no sólo fuera algo propio de las clases pudientes, sino de los más humildes. 


Les estoy hablando de ideas tan trascendentales como la construcción de paseos y trabajos de saneamiento e iluminación pública con una moderna red de alcantarillado, la realización de monumentos del calibre de la Puerta de Alcalá, el Museo del Prado (concebido inicialmente como Gabinete de Historia Natural), el hospital de San Carlos o la construcción del nuevo Jardín Botánico, en sustitución del antiguo de Migas Calientes y la creación de edificios en el que albergar los servicios de la creciente administración pública. Tampoco debemos olvidar el impulso a los transportes, así como la organización del servicio de correos y la creación de una red de carreteras impresionante para la época.

Puerta de Alcalá

El Reinado de Carlos III, a pesar de las mejores sustanciales a nivel social y económico, seguía siendo una Monarquía absoluta, algo innegable se tenga el pensamiento que se tenga, pero lo cierto es que España y concretamente la ciudad de Madrid alcanzaron grandes avances gracias a uno de los personajes más trascendentales de la historia de España. 


Un Rey que, junto a colaboradores del calibre del Marqués de Esquilache, Aranda, Campomanes o Floridablanca, supo llevar a España a otro nivel, que, en cierta parte perdería con Carlos IV por el miedo a que los aires revolucionarios provenientes de Francia llegaran a la Península Ibérica. Por todas y cada una de las maravillas que aún podemos disfrutar en la capital de España, Carlos III es considerado el mejor Alcalde de Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario