viernes, 28 de marzo de 2014

Intolerable

El que ayer muriera una mujer asesinada por su ex-pareja, tras ser disparada por éste en la cabeza, no debe llevarnos a la reflexión, sino a la acción. No se puede concebir que en un país que presume de civilizado, ocurran tales hechos y no se haga nada por evitar posibles muertes.


Que hayan bajado el número de mujeres asesinadas, me importan menos que nada. El que una persona acabe con la vida de otra porque, según él, "es mía y de nadie más" es absolutamente intolerable. No sólo las autoridades deben actuar, sino la propia sociedad para que ningún asesino o maltratador quede impune ante tanta infamia.
Ya esta bien de minutos de silencio por muertes que se podrían haber evitado. Yo creo que la mentalidad de la mayoría de los que componen esta sociedad ha cambiado y que ya no se ve a la mujer como un mero objeto decorativo, sino como una mujer que piensa, toma decisiones y que, como cualquier persona libre, no es de nadie. Lo importante es actuar contra aquellos cuya mentalidad no ha cambiado hasta el punto de que son capaces de acabar con una vida, aunque sea delante de los hijos en común.
Reflexionar sobre la sociedad y sus miserias esta bien, pero si no se hace nada por parte de los que formamos de ella, todo quedara en saco roto. las autoridades tienen que endurecer las leyes (a la cárcel todo aquel que maltrata a una mujer) y el resto tiene que actuar para que los maltratadores vean lo horrendo de su acción. Se ha avanzado, nadie lo duda, pero hasta que no deje de haber victimas, no se habrá conseguido nada. No a la violencia contra las mujeres.

Clásicos Inmortales: La Jauría Humana

De todos los clásicos de la historia del cine, este es uno de los que menos se nombra, pues ha sido injustamente olvidado y, en su momento, supuso un fiasco en taquilla. Sin embargo, es una obra que enlaza perfectamente entre lo correcto y la bestialidad humana hasta el punto de mostrarnos a una sociedad absurda e hipócrita capaz de condenar a una persona, tomándose la justicia por su mano. 


En un pueblo del sur de los Estados Unidos, dos presos escapan de la prisión. Uno de ellos es Bubber Reeves (Robert Redford). Ambos engañan a un hombre para robarles el coche. Sin embargo, el otro preso se pasa de la raya y acaba asesinado al incauto. Ante tal cosa, Revees se lo recrimina, pero éste acaba huyendo.


La noticia de la evasión de Reeves llega a la comisaria cuando desde presidio llaman al Sheriff Calder (Marlon Brando). Desde allí se extiende la noticia por todo el pueblo. Calder con tranquilidad les dice que no hay nada que temer y que no fomenten el caos entre la población. Calder cree que Reeves no esta tan loco para volver al pueblo, aunque el preso fugado si que va hacía allí.
Calder va a visitar a la familia de Revees para informarles de la huida de su hijo. La madre parece sentirse culpable ante la irresponsabilidad de su hijo. Esa misma noche, Val Rogers (E. G. Marshall) da una fiesta a la que asistirá lo más granado del pueblo, entre los que se encuentra el propio Sheriff, cuyo puesto parece ser objeto de controversia, ya que fue el propio Rogers, con su poder, el que posibilito su nombramiento.

Calder: "No quiero que un hijo mio se críe en una cárcel"

El hijo de Val Rogers es Jake Rogers (James Fox), que vive en un matrimonio sin Amor, viéndose a escondidas con la esposa de Revees, Anna (Jane Fonda). Todos en el pueblo, salvo Val, saben las correrías de Jake, que, además es amigo de la infancia del preso fugado. Por otra parte, a pesar del amor que siente Anna hacía Jake, también guarda un profundo respeto hacía su marido. Antes de ir a la cena de Rogers, el Sheriff recibe la visita de Edwin Stewart (Robert Duvall), que le dice que el delito por el que se juzgo a Revees, lo cometió él. Calder le dice que se tranquilice, algo que no consigue en toda la noche, puesto que teme que Revees sabiéndolo todo, acabe con su vida. Es de destacar la vida miserable de Ed con una mujer que tiene relaciones con un amigo.

Ed parece nervioso

Las juergas de la sociedad en la que se intercambian parejas y donde practicamente toda la población va armada, hacen del pueblo un lugar escalofriantemente sombrío y terrible. El hecho de que encontraran el cuerpo del hombre muerto con las huellas de Revees, no mejora la situación haciendo que se inicie una autentica cazería contra el preso fugado. 

Calder y su mujer sueñan con una nueva vida

En medio de su huida, Reeves llega hasta el desguace de Lester (Clifton James), un amigo de la infancia, pidiéndole que avise a su mujer. Cuando llega a casa de ésta, no la encuentra, aunque los hombres dipuestos a acabar con la vida de Revees, si. Éstos no comprenden que un hombre negro quiera hablare a una mujer blanca. Se organiza una persecución, que corta el Sheriff cuande lleva a Lester a prisión por su seguridad. 

Jake y Anna

Desde allí avisara a Anna para que le diga donde esta Revees y hacer que se entrege, protegiendole de esta forma de la cazeria humana. También llega Val Rogers, que se ha enterado de los affaire de su hijo con la esposa de Rogers y junto con varios hombres encierran al Sheriff. Es en ese momento cuando golpean a Calder y al propio Lester para que confiese donde esta Revees. Lester se los dice y es cuando Rogers y los demás van hacía el desguace. 

Un ensangrentado Calber intenta ponerse en pie

Es de notar la quietud de un pueblo, impasible, mientras ven a Calder salir de la comisaria, practicamente desangrado. La idea del Sheriff es evitar una masacre, algo que no consigue cuando ve que la mitad de la población se ha reunido en la zona y prendiendo fuego a ruedas, pretenden que Revees de la cara. En la zona se encuentran Jake y Anna, junto a Revees, que comprende que su esposa ha tenido encuentros con su amigo.

Anna le pide a su marido que se entrege

Por otro lado, Val Rogers intenta que Revees escape, pero es demasiado tarde, puesto que el pueblo le esta dando casa. La unión del fuego hace que todo explote, pero antes de que asesinen a Revees, Calder impone su autoridad y lo llevan preso. Por otra parte, Jake queda malherido.
Cuando lo lleva a comisaria, su madre intenta pedirle perdón por lo malo que pudiera hacer, pero su hijo demuestra indiferencia. Antes de entrar, Revees es asesinado a balazos, algo que enfada enormemente a Calder, que si no llega a ser separado, acaba con el asesino allí mismo.

 
Las escenas finales nos muestran a un pueblo desamparado y oscuro. En ese momento, Calder y su esposa lo abandonan con la esperanza de vivir una nueva vida, alejados de una sociedad tramposa y desgraciada. Al final se nos muestra a Val Rogers comunicandole a Anna que su hijo Jake ha muerto. En menos de nada, había perdido a los dos amores de su vida. 


Película injustamente olvidada, que nos hace ver hasta que punto la bestialidad humana puede destrozar la vida de las personas. En ella podemos ver básicamente el como los diferentes personajes del pueblo pretenden hacer su ley por encima de la justicia. En cierta medida, esta obra intenta ridiculizar la hipocresía de la sociedad en la que existen matrimonios sin amor, donde la gente comenta chismes sin fundamento y donde cualquier cosa es licita con tal de conseguir los objetivos. Esta es una de las actuaciones más humanas de un Marlon Brando que aún vive con la culpa de estar ahí por mediación del cacique local y de un, hasta ese momento, desconocido Robert Redford, que clavo un papel maravilloso en una de las películas más críticas con el sistema social no solo de aquellos años, sino el actual.

Ficha

Dirección
Arthur Penn
Producción
Sam Spiegel
Guión
Horton Foote
Lillian Hellman
Música
John Barry
Fotografía
Robert L. Surtees
Josheph LaShelle
Montaje
Joseph LaShelle
 
Otros datos

País
Estados Unidos
Año
1966
Género
Drama
Duración
135’
 
Protagonistas

Actor
Personaje
Marlon Brando
Sheriff Calder
Jane Fonda
Anna Revees
Robert Redford
Bubber Reeves
Robert Duvall
Edwin Stewart
James Fox
Jake Rogers
E.G. Marshall
Val Rogers
Richard Bradford
Damin Fuller
Angie Dickinson
Ruby Calder
Janice Rule
Emily Stewart
Clifton James
Lester

Desastre en los Rodeos

Era el 27 de Marzo de 1977. Una bomba explota en en Areopuerto de Las Palmas. Éste atentado ha sido perpetrado por el Movimiento por la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario (MPAIAC). Todas las alarmas llegan cuando se recibe una segunda amenaza de bomba. Ésto obliga a las autoridades a cerrar el Aeropuerto y que los aviones sean desviados al Aeropuerto de los Rodeos en Tenerife. Entre eso saviones se encontraban el vuelo KLM 4805, vuelo chárter de la línea aérea neerlandesa KLM y el vuelo PAA 1736, vuelo regular de la Pan Am.



Los Rodeos, por aquel entonces un aeropuerto pequeño, se vio desbordado por la gran cantidad de aviones, algo que, según muchos fue la clave de lo que sucedió después. El avión de la Pan Am procedió a repostar en la pista y se pidió a los pilotos que evacuaran la misma. 
Sin embargo, parece que algunos tenían prisa. Entre ellos el piloto de la KLM, que no espero a recibir las instrucciones de despegue desde la torre de control. El piloto holandes estaba fuera de toda sospecha, ya que tenía mucha experiencia y, de hecho, era instructor de nuevos pilotos. 


Fueron muchas las incongruencias de aquel día. El caso es con todavía el vuelo de la Pan Am en pista y sin recibir autorización, el piloto holandes solto el freno y empezo a abrir los motores del avión. El caso es que cuando estaba despegando, se encontro con el avión de la Pan Am enfrente, no pudiendo ni uno ni otro hacer nada pada evitar el choque que fue tremendo. Literalmente, partío el avión de la Pan Am por la mitad produciendose un choque que cortaria toda comunicación con los aviones accidentados, generandose una tremenda llamarada entre los dos aviones. 


La cifra de victimas hicieron que este accidente sea a día de hoy el más grave de la historia de la aviación con pasajeron. Del avión de la KLM fallecieron 248 personas y de la Pan Am, 355. Un total de 603 personas que vieron truncadas sus vidas. 



Mucho se hablo de el por qué se produjo tal desastre. Las explicaciones más plausibles son estas:
  • Se hablo de la niebla, pero no parece probable que fuera tal cosa, teniendo en cuenta que muchas de las fotos que se hicieron poco después del acdidente aparecen nitidas. 
  • Hay que resaltar que los Rodeos apenas podían sostener a la gran cantidad de aviones que vivieron desde un aeropuerto de las Palmas donde había el aviso de una bomba, que nunca exploto (de forma indirecta el MPAIAC de Cubillo es responsable). 
  • El que el piloto holandes tuviera prisa y las comunicaciones supuestamente erroreas de la torre de control hicieron inevitable el desastre.
  • El que el avión de la Pan Am repostara gasolina, hizo que la explosión fuera tremenda, generando una llamarada grandisima.
Las consecuencias fueron el descenso paulatino del número de viajero en los Rodeos, debido en parte a la aopertura del aeropuerto del Sur, Reina Sofia. Para competir con el mismo, los Rodeos haría varios años después una ampliación de sus pistas. 


El caso es que hoy se cumplen 37 años de un accidente tremendo que, en cierta medida, cambio los protocolos de aviación en esos años. Han pasado muchos años, pero, aún hoy se recuerda aquel choque. Un choque que acabo con las ilusiones por vivir de muchas personas.