jueves, 6 de marzo de 2014

El noble deporte del foot-ball

En ningún momento, Juan y Carlos Padrós, unos humildes empresarios dedicados a las telas, pensaron que formarían parte de la historia de ese deporte novedoso, que venía de Inglaterra y que comenzaba a tener notoriedad en España: el foot-ball.

Juan y Carlos Padrós, respectivamente

Los dos hermanos eran de Barcelona y nada más llegar a la capitál del Reino se hicieron cargo de la boutique de telas que tenía la familia. Pero, aparte de su profesión, que les consumía gran parte de su tiempo, tenían otra que literalmente les cautivo. Durante aquellos años se dedicaron a practicar el foot-ball, al que el propio Juan dedicaría un articulo de prensa en la que lo alababa como un deporte que fomentaba la buena salud física y mental de los jóvenes. 
Para la historia, quedarían sus apellidos cuando los dos hermanos junto a miembros de desaparecido Sky Foot-Ball Club fundaron un 6 de Marzo de 1902 el Madrid Foot-Ball Club, que años después recibiría el título de Real y pasaría a la gloria deportiva con el nombre de Real Madrid.

Primera plantilla del Madrid Footb-ball Club

Los hermanos apenas jugaron algunos amistosos. A nada ayudo, las dolencias en la rodilla de Juan. El caso es que desde la nada, esos hermanos serían los que fomentaron la creación de la Copa de España. La idea era crear un Campeonato a nivel nacional al estilo de la Cup Inglesa. Finalmente se creo el Concurso de Madrid en honor a la llegada al Trono de Alfonso XIII. Es por eso que se llamo Copa de la Coronación, nombre erróneo, ya que en España no existe tal acto.


El caso es que eso sentó las bases para la creación de la Copa del Rey de España, que en sus primeras ediciones fue organizado primero por la Federación de Madrid y después por el Madrid Foot-ball Club, presidido por Carlos Padrós, al que podemos considerar el primer gran dirigente del fútbol en España. Los propios Padrós participarían de forma activa en la creación de la Federación Española de Fútbol y la FIFA. 
Han pasado muchos años de eso y aunque tanto desde Madrid como el fútbol español se sabe la historia de estos hermanos catalanes, no se les ha homenajeado lo que se debiera, teniendo en cuenta todo lo que hicieron para la implantación del fútbol en España. Como prueba el final de sus vidas: Juan falleció sólo y olvidado y su hermano Carlos a punto estuvo de ser fusilado en la guerra civil, falleciendo en Madrid.


Estamos ante dos de los grandes dirigentes del fútbol español, que tal día como hoy fundaron uno de los clubes más grandes de la historia de nuestro país y sentaron las bases para favorecer la práctica de un deporte que ellos amaban.

No hay comentarios:

Publicar un comentario