domingo, 14 de julio de 2013

Los nombres de las Islas Canarias

Es necesario conocer cada uno de los nombres de las siete Islas Canarias, así como su posible origen y la evolución a lo largo de la historia. 

 
A continuación les muestro los nombres de las Islas Afortunadas y, también, como fueron llamadas por los antiguos, los cuales más de una vez navegaron por sus aguas.
Lanzarote
La explicación del nombre de esta isla, la más cercana a África, parece la más aceptada por los estudiosos. Su nombre deriva del navegante genovés Lanceloto Malocello quien visitó la isla en el primer tercio del Siglo XIV, por lo tanto antes de la conquista. Se sabe poco de la estancia de Malocello en la isla, aunque parece ser que convivió con los aborigenes. Se piensa que el Castillo de Guanapay fue mandando a construir por orden suya. Éste se encuentra en Teguise.

Castillo de Guanapay

El vocablo aborigen Titerogakaet parece que fue el empleado por los naturales de la isla para darle nombre antes de la conquista. Los romanos la conocieron como Capraria debido supuestamente a la cantidad de cabras que habría en la zona.
Fuerteventura
Parece ser que el nombre de la isla deriva de los fuertes vientos que se daban en ella, aunque no deja de ser una teoría. En época aborigen, la isla estaba dividida en dos: Maxorata (al norte) y Jandía (al sur), los cuales estaban divididos por una muralla de la que aún hay restos. 

 
El nombre dado por los romanos a la isla, Erbania, hace referencia a esta muralla. 
Gran Canaria
El nombre original de la isla era, hasta hace relativamente poco, Canaria. Ésta le dio nombre a todas las islas. Cuentan que el Rey Juba II de Mauritania mandó una expedición a las islas, las cuales eran muy conocidad por su buen clima, recalando sus hombres en una de ellas. La cantidad de perros fue tan grande que de ahí deriva la palabra Canaria que procede del latín Canis, osease, perro. 

Juba II

La justificación del "Gran" no se ha encontrado como tal y fue durante muchos años en el que el nombre oficial de la isla era Canaria. Aunque es verdad que hay escritos anteriores a la conquista o, incluso, posteriores (vease a Don José de Viera y Clavijo) en el que se pone tal calificativo, nombrandola como "La Gran Canaria", aunque dicho apelativo no fue reconocido hasta muchos años después (de hecho se hacían mapas en pleno Siglo XIX en la que la isla era conocida como Canaria). Hay dos causas de la inclusión del "Gran" en su nombre:
  • Alude a la nobleza y fiereza que demostraron sus aborígenes para defender su tierra durante la conquista. Es muy poco plausible, dado que hubo islas cuya conquista fue aún más tardía y complicada.
  • La más admitida es que en épocas antiguas cuando los mapas se hacían a mano (y muy mal, por cierto) se pensara que Canaria fuera la más extensa del archipiélago. Al final, se ha demostrado que es la tercera en extensión por detrás de Tenerife y Fuerteventura.
El nombre que le daban sus habitantes era el de Tamerán, Tamarán o Tamarant, traducido a veces como tierra de las palmas o más frecuentemente como país de valientes, aunque algunos han puesto en duda tal nombre, diciendo que no se cuenta en ninguna fuente clásica de la conquista.
Tenerife
La isla tiene el Padre Teide como fuente de inspiración para muchos navegantes y como es lógico debido a éste, su nombre, tanto actual como anterior deriva del pico más alto de España. Parece que procede de las palabras Tene (montaña) e ife (blanca), dada no por los guanches, sino por los Auritas (habitantes de La Palma). Posteriormente, la castellanización del nombre provocó que se añadiera una "r" para unir ambas palabras. 

El Pico Teide

Pero no ha sido la única vez que el Teide ha influido en el nombre de la isla. Los romanos la llamaron Nivaria por las cumbres nevadas del Teide, las cuales los sorprendían al hallarse en una zona cercana a África. No sólo el Teide contribuyo a su nombre, sino a su apodo ya que la isla era conocida como la Isla de Infierno dada las estruendosas erupciones, saliendo la lava que parecia provenir del mismísimo infierno. Los guanches creían que allí vivía Guayota, un Dios malefico. Los aborigenes la llamarían Achined, Achinet o Chenet, dependiendo de la bibliografia que se consulte.
La Gomera
Es una de las tres islas a las que se le añadió el artículo por lo que antes se llamaba Gomera. El nombre de Gomera aparece por primera vez en el libro "El conocimiento de los Reinos del Mundo" en 1350 obra atribuida a un fraile aragonés que se cree castellanizó los topónimos que utilizaban los cartógrafos mallorquines en la designación de las islas. El primer mapa en la que parece el nombre es de 1375. 
No se conoce el origen de tal nombre, aunque estudiosos como Viera y Clavijo se preguntaron si podría provenir de Gomer uno de los descendientes de Noe, según la genealogía que se da en el Génesis, aunque es poco probable. 

El justo Noe
 
La teoría más aceptada es que el nombre está relacionado con las tribus bereberes de Gomara en la región de Xauen en el norte de Marruecos.
Los romanos la llamaban Junonia Menor, nombre que recoge Plinio el Viejo, al igual que el de las demás islas.
La Palma
El nombre completo de la Isla es San Miguel de la Palma, aunque con el tiempo se ha recortado (véase San Cristóbal de la Laguna). 

El Arcángel San Miguel le da nombre a la isla

Evidentemente esta dedicado al Arcángel San Miguel que aparece en el escudo de la isla. Los romanos la llamaron Junonia Mayor (era más extensa que la Gomera) y sus habitantes, los auritas, le dieron el nombre de Benahoare (mi tierra. También recibe otros títulos recientes que hacen referencia a su belleza (Isla Bonita), a su espectacular naturaleza (Isla Verde) y a su forma (Isla Corazón).
El Hierro
Sobre el nombre de esta isla se tienen pocas explicaciones. La más aceptada es que proviene de la forma de herradura de El Golfo, aunque sigue sin estar claro.

 
Los romanos la llamaron Ombrios y es una de las tres islas a las que posteriormente se añadió el artículo a su nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario