domingo, 20 de abril de 2014

La Galerna del Cantabrico

Era una época en la que en los años 60 destaco por su gran velocidad el celebre Mariano Haro, uno de los mejores corredores españoles de nuestra historia. Sin embargo, antes que él, ya existía uno que, sin lugar a dudas, hubiera competido con Haro hasta el punto de superarle. Y no se dedico al atletismo, sino al fútbol. Éste nació en Cantabria y se llamaba Francisco Gento, conocido como la Galerna del Cantábrico por su gran velocidad.


Gento vino sin hacer casi ruido al Real Madrid y, de hecho, Santiago Bernabéu quería devolverlo a su club de procedencia el Racing Club de Santander. Sería Di Stéfano el que le quitaría tal idea y Gento con la colaboración de Hector Rial en el interior, Gento pasaría por ser uno de los extremos zurdos más rápidos de la historia. Pero Gento no era sólo velocidad. Y es que Gento a su velocidad, le añadía una calidad que le hacía llegar al gol con gran facilidad.

Marcando un gol

Con él de extremo, el Real Madrid fue el mejor equipo de Europa con cinco entorchados seguidos, pero el gran Paco Gento era mucho más que títulos, llego a convertirse en un símbolo tanto de su club como de la Selección Nacional con la que, para su desgracia, no pudo jugar la Final Europea ganada ante la URSS en Madrid. Lo sustituyo otro gran extremo: Carlitos Lapetra.



Hasta 18 temporadas estuvo en el Real Madrid con el que consiguió 12 ligas, 2 Copas de España, 6 Copas de Europa, 1 Copa Intercontinental y 2 Copas Latinas. Aún hoy es el que más ligas y copas europeas ha ganado, todo un registro en el que colaboro con su gran velocidad, goles y asistencias. 


Pero su último partido sería amargo. En ese partido, su equipo perdía la Recopa ante el Chelsea por 2-1 y ni el empeño de Gento y sus compañeros pudieron hacer nada. Pero hasta en la derrota, Don Paco era muy grande. El mejor extremo zurdo de la historia.

Homenaje a Gento

No hay comentarios:

Publicar un comentario