jueves, 5 de septiembre de 2013

Mozart, el Genio de Salzburgo

Hay personas que ya desde pequeñas demuestran un talento natural que los hace inconmensurables no sólo por la alabanzas de los demás, sino porque demuestran su amor por lo que hacen, tratando con un mimo y cariño especial a sus obras. Uno de esos hombres fue Wolfgang Amadeus Mozart.


Mozart, que nació en Salzburgo en 1756, demostró desde los cinco años todo lo que podía realizar, destacando por sus grandes cualidades a la hora de tocar el piano o el violín, llegando a escribir obras completas. Mozart era un prodigio de la música y es por eso que llamo pronto la atención de la ciudad por sus grandes interpretaciones.

Mozart niño

Con su familia realizo diversos viajes, demostrando sus grandes cualidades para la música allá por donde iba, escribiendo e inaugurando obras por la vieja Europa. Su fama llego a ser muy grande, lo cual no le impidió en su etapa adulta pasar estrecheces. A Mozart no le ofrecían trabajos, el mismo los ofrecía, dependiendo de si era el gusto o no del Emperador. La gente valoraba a Mozart, pero eso no era suficiente.
Mozart se casó con una chica de nombre Costanze, la cual vino a ser prima de Carl María von Weber. Con ella tuvo hasta seis hijos.

La familia Mozart

Mozart tuvo gran amistad con los compositores Haydn y Salieri. Mucho se llego a hablar del grado de amistad que pudiera a unir a Mozart con el compositor italiano a raiz de la película "Amadeus". Lo cierto es que Salieri, compositor experimentado, tenía mayor recorrido dentro de la Corte que el propio Mozart, haciendo infundados los supuestos celos que pudiera sentir Salieri hacia el genio de Salzburgo. Es más, si alguien debería haber tenido celos es el propio Mozart hacía el genio italiano, ya que éste tenía el favor cortesano.
El que Mozart fuera adicto al juego no ayudaba para nada en la economía familiar, aunque, según cuentan Mozart solía componer mientras jugaba al billar. Mozart siguió realizando composiciones, aumentado una reputación que había perdido desde sus inicios. Mucho se ha hablado de la supuesta pertenencia de Mozart a la masonería. Al ser sociedades secretas no podemos saber si perteneció o no, lo cual no implica que no fuera Cristiano, de hecho la Iglesia prohibió la pertenencia de sus fieles unos años después del fallecimiento de Mozart.

Su esposa Costanze

En 1791 estreno "La Flauta Mágica" con un éxito rotundo. El Genio de Salzburgo estaba en lo más álgido de la música. Sin embargo, para la historía última de su vida nos queda cuando en su casa, un sombrío personaje se presento para encargarle un réquiem. Un réquiem es una obra tocada durante un acto litúrgico católico, tras el fallecimiento de una persona. Mozart nunca supó quien le encargo dicha obra, la cual es su decimonovena misa, ya que falleció sin haberla tan siquiera terminado. Poco después se supo que tal personaje era un enviado del Conde Franz von Walsegg, músico aficionado cuya esposa había fallecido. Muchos cuentan que la razón de permanecer en el anonimato se debía a que quería presentar la obra del réquiem como obra suya. 
El caso es que según cuenta Mozart vivió obsesionado por tal obra, la cual había vinculado a su propia vida y según el personaje que le había encargado tal obra era la misma muerte, puesto que era notorio que le quedaba poco tiempo de vida. Mozart siempre fue una persona enfermiza, aunque esta vez parecía que la misma muerte se lo llevaba y así fue.

Los últimos instantes de Mozart

El 5 de Noviembre de 1791 (sólo tenía 35 años) en Viena, fallecía uno de los más grandes compositores de la historía, según la versión oficial, por unas fiebres cuya curación fue imposible. Mucho se hablo de que si su supuesta pertenecia a la masonería la había pagado (según cuentan a sus compañeros de logía no les gusto que revelara secretos masones en "La Flauta Mágica") o alguna rencilla personal, sobre todo por deudas. Su propio padre hablo de que a Salieri y a muchos no les gustaba que su hijo se habiera paso entre los más grandes, algo que carece de fundamento.

Tumba del genio inmortal

Independientemente de todas esas cosas, Mozart ha sido y es uno de los más grandes compositores de la historia, siendo su música una de las que más ha emocionado a generaciones de hombres en el mundo. Un genio que murio joven, pero que ha vivido mucho gracias a sus fenomenales obras, ganandose la inmortalidad en los corazones de aquellos que han escuchado alguna vez sus grandiosos trabajos.
A continuación les dejo con las que, en mi opinión, son sus mejores composiciones, las cuales forman parte de sus obras más famosas.

Sus mejores composiciones
1. Serenade No. 13 in G major, K.525, 'Eine kleine Nachtmusik' - Allegro


2. Symphony No. 25 in G minor, K.183 - Allegro


3. Symphony No. 40 in G minor, K.550 - Molto allegro


4. Piano Sonata No. 11 in A major, K.331 - Alla turca

 

5. Violin Concerto No. 3 in G major, K216 - Rondeau Allegro


6. Piano Concerto No. 21 in C major, K.467 - Andante


7. Symphony No. 41 in C major, K.551, 'Jupiter' - Menuetto Allegro


8. German Dance, K.605, No. 3, 'Sleigh Ride'



9. String Quartet No. 17 in B flat major, K.584, 'Hunt' - Minueto


10. Horn Concerto No. 3 in E flat major, K.447 - Allegro

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario