lunes, 9 de septiembre de 2013

El maestro del suspense (segunda parte)

Sería uno de los grandes productores del momento, David O. Selznick, que viendo el potencia de Alfred, el que lo convencería para "hacer las américas" e iniciar lo que sería una espectacular trayectoria en Hollywood.


Su primera película fue la adaptación de la novela "Rebeca" de Daphne de Maurier (curiosamente su última película en Inglaterra sería otra adaptación de esta escritora "Posada Jamaica"). De esta película dicen que rechazo la posibilidad de que Vivien Leigh, esposa de Laurence Olivier, protagonista de la película, hiciera de la nueva señora de Winter, algo que enfado al actor inglés que trataba con desden a la elegida (Joan Fontaine). Hitchock se invento el rumor de que todo el reparto rechazaba a la actriz, lo que hizo que Fontaine apareciera de forma insegura delante de las cámaras, algo muy importante para la interpretación de un personaje tan complejo. La película consiguió el Oscar a la Mejor Película, así como que fue la primera de las cinco veces que se nomino a Hitchcock a Mejor Director, por lo que no consiguió ninguna estatuilla, algo sorprendente, en tanto en cuanto ha sido uno de los más grandes del cine.

Hablando con Fontaine y Olivier durante el rodaje de Rebeca

A partir de ahí, iniciaría una carrera fulgurante en el panorama cinematográfico. "Sospecha" (otra vez con Fontaine y el actor inglés, Cary Grant), "Recuerda" (con dos grandes como Ingrid Bergman), "La Soga" (con James Stetwart) y otras tantas que le ayudaron a ganarse un nombre.
Una de las marca de la casa de Hitchock que exploto mucho en esa época y posteriores fue una técnica que el mismo acuño como Macguffin. Esta técnica propia del suspense es una excusa argumental que motiva a los personajes y al desarrollo de una historia, y que en realidad carece de relevancia para la trama. Ésto fue algo utilizado en "Psicosis" donde Marion huye con dinero robado que al final resulta ser irrelevante en el argumento verdadero pero introduce un estado de sorpresa ya que ella para en un motel de carretera regentado por un loco en potencia. Esta técnica también fue utilizada por Orson Welles en "Ciudadano Kane" donde toda la trama giraba en torno a la última palabra de Kane antes de morir ("Rosebud") que sirve como excusa para relatarnos a modo de flashback la vida del difunto. 

Con James Stetwart

Igualmente es de destacar que era habitual en las películas de Hitchcock que siempre hubiera una pareja de protagonistas. Los actores que más intervinieron eran Cary Grant, James Stetwart o Gregory Peck. Pero no por ello, deja de destacar en el plano de las actrices donde podemos ver a Ingrid Bergman (espectacular) y Joan Fontaine en los años 40, destacando en los años 50 y 60 por la asiduidad de interpretes rubias como Doris Day, Kim Novak, Janet Leight, Tippi Hedren (que es la madre de Melanie Griffith) y Grace Kelly (que según cuentan era su favorita). Podríamos decir que las chicas rubias era otra de la marca de la casa del gran Alfred.

Con Grace Kelly

En los 50, Alfred combinaba el suspense con el terror de una forma muy acertada. A destacar películas como "Yo confieso", "La ventana indiscreta" o la versión americana de "El hombre que sabía demasiado" (cuyo dúo protagonista era Jimmy Stetwart y Doris Day). Esos años, iniciaría la serie "Alfred Hitchock Presenta" que tendría hasta 363 episodios con historias llenas de mucho suspense por parte de Alfred.


Estampa familiar de Hitchcock con su mujer e hija

Esta serie la combinaría con sus películas, aunque el sonoro fracaso que supuso "Vertigo" le llego a poner en la tesitura de replantearse su carrera, pero el estreno de "Con la muerte en los Talones" (con los espectaculares Cary Grant y Eva Marie Saint) supuso un nuevo espaldarazo en la carrera del cineasta inglés, dada sus dosis de suspense en la que un gran Cary Grant era confundido por un espía que nunca había existido.

Con Cary Grant, Eva Marie Saint y James Mason

Lo soprendente sería que Hitchock propusiera la llegada a las salas de cine y ese algo era "Psicosis". Basada en una novela, la cual se inspiraba en unos asesinatos en serie, la idea de llevarla al cine no fue muy bien recibida debido a que era un genero demasiado escabroso muy propio de películitas de bajo presupuesto. A pesar de las reticencias, consiguió que la Paramount financiara el proyecto. Pero ese no fue el único problema. La censura americana fue muy reticente sobre todo a la escena en la que Marion era asesinada por la supuesta madre de Norman (el tema del desnudo no hizo mucha gracia) y a que se viera un retrete (fue la primera vez que aparecía uno en una película).

Con janet Leigh en el rodaje de Psicosis


Alfred supo hacer frente a tal problema y consiguio, después de muchas gestiones, que la película fuera rodada. Para el papel contó con Anthony Perkins como Norman y a Janet Leigh como Marion y la escena de la ducha es una de las más recordadas no sólo de la película, sino de toda la filmografia de Hitchock. Esta obra supuso un éxito tremendo y vino a confirmar que seguía siendo el maestro del suspense.

Ensayando la escena de la ducha

Ya en los años 60, Alfred siguió grabando películas, mientras seguía con la serie "Alfred Hitchcock presenta". En estas producciones destaco Tippi Hedren con "Los Pajaros" (increibles escenas de los ataques de los pajaros) y "Marnie la Ladrona" (con otro grande que ya había destacado en su papel de James Bond, Sean Connery). Para Marnie pensó en Grace Kelly, pero a los subditos monegascos no querían que su princesa de Monaco (ya se había casado con Rainiero) fuera asociada hiciera de cleptómana.

Imagen curiosa: Tippi Hedren hablando con Alfred en el camerino

Ya en los 70, realizaría otras producciones, aunque había pasado su gran etapa y tuvo que dejar paso a otros profesionales que lo vieron como siempre como un maestro del cine, un adelantado a su tiempo. Ejemplos de directores en los que influyo fueron Truffaut, Chabrol, Roman Polanski o Steven Spielberg. 

Alma y Alfred revisan un guión

De la Academia de los Oscars sólo recibiría el Premio en Memoría de Irving G. Thalberg en 1968. Este olvido por parte de la academia para los premios, resulta ridículo y una falta de respeto para tan grande del cine. No fueron menos los BAFTA que sólo le dieron un Premio Honorífico en 1971.
Hitchcock falleció en los Ángeles en 1980 como uno de los grandes del cine, desgraciadamente olvidado por los grandes premios.


Independientemente de la inexplicable falta de premios, Alfred ha pasado por ser uno de los personajes más influyentes y carismáticos del cine. Un genio del que tiene que aprender los cineastas actuales.
A continuación, les voy a poner las que, en mi opinión, son las mejores películas de Hitchcock en su etapa americana.

Sus mejores películas (etapa americana)
1. Rebeca (1940)



2. Con la muerte en los talones (1959)


3. Psicosis (1960)


4. Recuerda (1945)


5. Encadenados (1946)



6. Sospecha (1941)



7. La ventana indiscreta (1954)



8. Vértigo (1958)


9. Los pajaros (1963)



10. La soga (1948)

No hay comentarios:

Publicar un comentario