jueves, 9 de marzo de 2017

Reflexión sobre algunos que se autodenominan feministas

El feminismo, o los que se han autoerigido líderes del feminismo, pasó de ser un movimiento que buscaba defender a las mujeres y exigir igualdad a ser un movimiento político no ya de izquierdas, sino de una extrema izquierda reaccionaria en la que vemos como, tras su unión con el Islam, se defiende el hiyab de los musulmanes, símbolo del sometimiento de la mujer.


La foto no es broma. Una señora (profesora para más señas) le envía esta "cariñosa" foto a Arturo Pérez-Reverte, autodefiniendose como feminista, demostrando toda su buena educación (doble peineta incluida), defendiendo con ese hiyab tan característico como todo el mundo sabe del feminismo. Esto me recuerda a las protestas de las autodenominadas feministas en redes sociales (¡claro!) sobre unas palabras de Bertín Osborne, pero si hubo algo más sonoro que dichas protestas fue cuando el amado lider de la extrema izquierda española escribió aquello de pegar a una mujer hasta que sangrase. Los que defendemos la igualdad hombre-mujer rechazamos conductas que criminalizan al hombre, asi como a aquellos que defienden a la mujer en función de su ideología, país donde residan, etc.
El machismo no es patrimonio ni de derechas, ni de izquierdas, sino de estúpidos al igual que es incongruente definirse como feminista y defender el sometimiento de la mujer por parte del Islám. Y así fue llamativo como la famosa marcha de las mujeres contra Trump en los Estados Unidos estaban organizadas por mujeres proislamicas, defensoras de la implantación de la sharía en el país. Asi vemos como las autodenominadas ministras feministas suecas se tapan para no ofender a los "pobres" musulmanes en su país (Enlace). A la mujer se la defiende SIEMPRE.


PD: ¿Cómo se consigue la igualdad? Leyes efectivas contra los maltratadores, igualdad de trato, plena igualdad en el salario y dejarse de tonterías como la paridad impuesta y la violación del lenguaje con el "ellos y ellas", "compañeros y compañeras" (véase Jóvenes y jóvenas), etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada