sábado, 11 de marzo de 2017

Guanarteme el converso

"Era Thenesort-Semidan príncipe de agradable presencia y majestuosa vista, alto y bien proporcionado en simetría, color claro, barba y cabello negro, fuerte, y suelto en sus movimientos, de ánimo piadoso y guerrero"
Por años Tenesor Semidán ha sido una de las figuras más controvertidas de las Islas Canarias. Traidor para muchos;  inteligente para otros, aquel que sería bautizado bajo el nombre de Fernando Guanarteme fue una figura clave en la etapa final de la conquista de las Islas. 


Tenesor, ya era Guanarteme (Reyes o jefes tribales de la Gran Canaria) cuando tuvo lugar la conquista en unos años en los que, aparte de con los castellanos, tuvo que lidiar con el caudillo Doramas, el cual amenazaba con acabar con su poder. 
Capturado por los castellanos y traído a Castilla donde fue entrevistado por los mismísimos Reyes Católicos, Tenesor sería bautizado bajo el nombre de Fernando Guanarteme y desde una posición desahogada en ese entonces, intentó por todos los medios que su isla natal se pacificase y dejaran de lado la lucha contra unas tropas fuertemente preparadas no sólo a nivel físico, sino armamentístico. 


Guanarteme al que algunas crónicas denominan Guanarteme el converso, hombre atlético (como lo eran los antiguos canarios) y de noble porte participaría en la conquista de las Islas de la Palma y Tenerife realizadas por Alonso Fernández de Lugo. Junto a él fueron varios de sus familiares, también conversos, que lucharon con las tropas del Adelantado de Lugo, ganandose la enemistad eterna de muchos que lo acusaban de traidor a su tierra y a su patria, obviando eso si que por ejemplo las rencillas internas entre los Menceyes (Tenerife) propició que algunos apoyaran a los conquistadores en contra de los guanches que rechazaban al invasor. 


Eso no quiere decir que Fernando Guanarteme no tenga "seguidores". Fallecido en la Isla de Tenerife (se ignoran las causas y la ubicación exacta del cuerpo), fue nombrado hijo predilecto a título póstumo de Gáldar, aparte que el Cabildo de su isla quiere que trasladen sus restos a su tierra natal. Tenesor Semidán, Guanarteme el converso, a pesar del tiempo, sigue más vivo que nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario