jueves, 9 de marzo de 2017

Pobre tío Ben

Puede que sea por las películas de Spiderman (la primera trilogia), pero lo cierto es que el tío Ben en los cómics nunca dijo aquello de "Un gran poder conlleva una gran responsabilidad", aunque su figura (lo que significó y como murió) lo dijera por él. 


Ben Parker era hermano del padre de Peter, Richard, y al no tener un hijo propio, casi tomaron al joven como si fuera su propio hijo, siempre motivando al chico en base a que debía ser una buena persona y todo esfuerzo tendría su recompensa.


Cuando Peter ya tenía sus poderes arácnidos, comenzó a ganar una gran cantidad de dinero debido a sus combates de lucha libre con el traje que se había creado y bajo la denominación de Spiderman. De esta forma fue cuando el éxito se le subió a la cabeza.


Sería entonces cuando tuvo la oportunidad de detener a un criminal, que huia de un policía con el botín robado. Peter lo dejó escapar; ese es un trabajo de la policía y no tenía por que inmiscuirse en asuntos ajenos. Él era demasiado importante para eso. 
Fue entonces cuando una noche llegando a casa, se encontró con que un ladrón había entrado para robar en casa de sus tíos y en la refriega asesinó a Ben. Lleno de dolor, va a por el criminal al que ha acorralado la policía en un almacén abandonado. 


Con el traje de Spidey, va hacía allá deteniendolo y cuando le quita la máscara, resulta que (¡sorpresa!) era el criminal al que no había detenido días antes. Fue entonces cuando el guionista (que no Ben Parker), que es Stan Lee (de los dibujos de encargaba Steve Ditko), al final de la historia del Amazing Fantasy #15 nos cuenta que amargamente Peter ha comprendido su error y que "Un gran poder conlleva una gran responsabilidad", decidiéndose a partir de ahí a utilizar sus poderes arácnidos para acabar con el crimen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada