sábado, 18 de marzo de 2017

No habrá Libertad para los malvados

¿Ustedes se imaginan que el asesino de alguien se presente en comisaria diciendo que efectivamente ha matado a una persona, que entrega el arma con la que lo ha matado, pero quiere ser entregado a la justicia? Estaríamos anonadados y más aún sabiendo que puede llegar a haber miembros de la política que consideran que tiene sus razones. Pues eso es lo que esta pasando con ETA, esa banda de indeseables, que hablan de entregar nosequé armas, pero no sólo no piden perdón, sino que quieren que sus presos, aquellos que llevan asesinatos (incluso de niños) a sus espaldas por el "simple" hecho de que, según ellos, los familiares de dichos presos merecen estar cerca de los verdugos de tanta gente ¡Qué se lo digan a madres, esposas o hijos que tienen que visitar a sus seres queridos al cementerio! 


Lo lamentable es que algunos miembros del PSOE y toda la extrema izquierda (me imagino por eso de que ETA se autodefine como un grupo marxista-leninista o por la idea de reventar a España) que este a favor de que esos miserables, esos asesinos asquerosos vayan de rositas, tomando para si los argumentos de los propios terroristas, hablando de que si hay dos bandos, que si reconciliación, no mirar a atrás y no se cuantas sandeces que lo único que hace es intentar buscar razones en los propios verdugos. ¡Lamentable! 
Esos miserables, esos terribles asesinos, aparte de pedir perdón, tienen que entregarse a la Justicia porque si no fuera así, flaco favor le haríamos a la memoria de unas víctimas, cuya sangre se levanta de sus tumbas para exigir ¡Justicia!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada