sábado, 4 de marzo de 2017

La autoreafirmación del odio

Aunque parezca mentira (por los tiempos que corren) hay gente que no cree en Dios (es atea o agnóstica) y respeta a los que tienen Fe porque a ellos no les hace falta atacar a cristianos o musulmanes para reafirmar su no creencia (incluso algunos colaboran con Cáritas a la que consideran una organización seria y de solidos principios en favor de los necesitados). Esto es debido principalmente a que ellos respetan a las personas. Es muy triste (por no decir lamentable) que haya gente que para reafirmarse en lo que cree o no cree, ataque o se burle del otro. Y no sólo pasa en política o la religión, sino en cualquier ámbito (se me ocurre el fútbol con los clásicos duelos Real Madrid-Barcelona).


El que un tipo ataque o se burle de los cristianos no lo hace más ateo que otro que actúa de forma respetuosa; lo que hace es convertirlo en un impertinente, que lo único que busca es generar polémica insultando y vejando a todos aquellos que lo reprenden por su actitud denigrante contra un colectivo. Una infame cutrez apoyar las burlas o el insulto a unos creencias por que éstas no son las tuyas.
El problema viene cuando ante determinadas cosas el insulto sale gratis (burlas a la Fe Cristiana, por ejemplo), mientras frente a otros temas todo el mundo pierde la cabeza, llegándose en algunos casos a montar dispositivos policiales, provocando incluso más notoriedad en aquello que se quería prohibir (véase la famosa "campaña" de Hazte Oir). Se ve que la mal entendida libertad de expresión (que no es Libertad, ni es nada y por lo tanto no debe tolerarse) vale para unos y no para otros. En fin... es lo que hay.
PD: Es curioso que la tal Rita Maestre se permita dar lecciones y decirnos lo que es un delito de odio. Será que ella, una maestra en en esas lides, lo sabe recordando aquellos años de Facultad en lo que entraba en sujetador en una capilla al grito de "arderéis como en el 36". "Malvado" el juez que la condenó y "benditos" los jueces que la absolvieron (modo ironía on fire).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada