sábado, 19 de marzo de 2016

¡¡¡Viva la Pepa!!!

Nos encontramos en plena guerra de la independencia. El 19 de Marzo de 1812 se reunen las Cortes Generales Españolas en la ciudad de Cádiz. Ese día se promulga una Constitución; la segunda si contamos a la de Bayona y la primera aprobada en suelo español. 


La Constitución de Cádiz, a pesar de sus defectos (que los tenía) es histórica no sólo por ser la primera que entró en vigor (aunque el Rey felón Fernando VII la llegó a abolir un par de veces), sino por ser una de las más liberales de su tiempo. Con esta Constitución se ponían las bases sobre lo que tendría que ser el Liberalismo en España, aparte de que se iniciaba la historia del constitucionalismo español. 
Los puntos claves son:
  • Soberanía nacional. El poder reside en la nación, idea opuesta a la soberanía monárquica.
  • División de Poderes:
    o Poder legislativo: Cortes Unicamerales 
    o   Poder judicial: tribunales 
    o   Poder ejecutivo: Rey, aunque con grandes limitaciones:
          § Sus órdenes deben ser validadas por la firma del Ministro correspondiente.
          §  No puede disolver las Cortes. 
          §  Veto suspensivo transitorio durante dos años.

  • Nuevo derecho de representación. La nación ejerce su soberanía mediante sus representantes en las Cortes.
  • Procedimiento electoral por sufragio universal masculino indirecto en cuarto grado. El Derecho de voto sólo lo ejercen los hombres mayores de 25 años, los cuales elegiran a unos compromisarios que a su vez elegían a los diputados.
  • Igualdad de los ciudadanos ante la ley. Fin de los privilegios estamentales.
  • Se omite toda referencia a los territorios con fueros, por lo que no se reconocen, aunque tanto las provincias vascas como Navarra no los derogaron de forma explicita.
  • Reconocimiento de derechos individuales: a la educación, libertad de imprenta, inviolabilidad del domicilio, a la libertad y a la propiedad privada.
  • El catolicismo es la única confesión religiosa permitida. Ésto se explica con la necesidad de contar con la colaboración del clero en la lucha contra el invasor frances. 
La Pepa, como se la llamo popularmante por ser promulgada un día de San José, sólo fue aplicada durante el denominado trienio liberal (en época del mencionado Fernando VII), así como durante un breve período entre los años 1836 y 1837. Sin embargo, esta Carta Magna fue el inicio de todo. 

Alegoría de la Constitución de 1812 (La Verdad, el Tiempo y la Historia)

La Constitución de Cádiz de 1812 suponía el principio del fin del Antiguo Régimen, con sus instituciones caducas, y el comienzo de una étapa en la que se intentaría lo que en la actualidad es la base para el bien funcionamiento de un país: la División de Poderes. 


El jolgorio en las Cortes y por las calles de Cádiz fue tal, que el grito de "¡¡¡Viva la Pepa!!!" se convirtió en todo un símbolo de lucha contra los invasores galos y de defensa del liberalismo, así como de la igualdad de todos los españoles vivieran en la Península Ibérica o los territorios de ultramar.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario