domingo, 6 de marzo de 2016

El recuerdo de Torriani

Leonardo Torriano, nacido en Cremona hacía el año 1560, fue uno de los grandes ingenieros de la Península Itálica. Tras servir al Emperador Rodolfo II, es invitado a la Corte de Felipe II en calidad de ingeniero militar. Estamos hablando de una época en la que España estaba en constante guerra con Inglaterra y tanto los ataques como las defensas eran importantes para inclinar la balanza hacía una u otra potencia. Para eso contrataron a Torriani, gran experto en idear murallas defensivas y la posesión española destinada a ser protegida eran las Islas Canarias, siempre amenazada por los corsarios ingleses. Ya antes de eso, una cédula real nombró a Torriani ingeniero del Rey en la isla de La Palma siendo enviado a esta isla con instrucciones de construir un muelle y un torreón, pagándosele un escudo por día.


Tras tres años de exitosos trabajos, Torriani recibió un encargo muy ambicioso:  Hallar la mejor manera, mediante un estudio eshaustivo, de completar una estructura defensiva para la isla. Durante más de un lustro Torriani visitó todas las islas, elaborando proyectos que en su gran mayoría no se realizarán y remitiendo de forma periódica sus informes a la corte. Cabe destacar que Torriani fue un hombre que formó parte de la sociedad isleña del momento, teniendosele gran consideración, aunque la ineptitud de las autoridades de aquellos años imposibilitó un proyecto, el de amurallar las islas, que no encontró más salida que el abandono para decepción del propio Torriani.  

La isla de la Palma según Torriani

Sin embargo, a pesar de este fracaso, el ingeniero cremones fue importante para el conocimiento de las islas y su idiosincrasia. Durante su estancia en las islas, Torriani escribió "Descripción e historia del reino de las Islas Canarias" en el año 1588. En dicha obra Torriani describe a las islas, a sus principales poblaciones y su historia, además de aportar datos y planos para sus fortificaciones. Torriano hizo todo un estudio cartográfico de las islas, siendo muy conocido el mapa donde relaciona a las islas con un cangrejo. 


La obra escrita de Torriani, bien conocida por sus contemporáneos, desapareció hasta que en el Siglo XIX no sólo se encontró, sino que fue desvelado el mayor secreto del ingeniero cremones: Torriani era astrólogo aficionado, algo que tuvo que ocultar de cara una Católica España en la que temas como ese estaban prohibidos. El famoso mapa, al que Torriani añadió diversas anotaciones y lugares de la zona, no era otra cosa que un mapa astrológico de las Islas Canarias, que aparecen formando un gigantesco cangrejo (en la que la cola son Lanzarote y Fuerteventura y las pinzas el Hierro y la Palma), ya que las relaciona con el signo de Cáncer, el cual es un cangrejo, añadiendo una linea más gruesa en la que escribió "il primo meridiano", haciendo referencia al primer meridiano existente, el cual pasaba por la isla de el Hierro (de ahí que también se la conozca como la isla del meridiano) hasta que fue cambiado por el de de Greenwich en 1885.

No hay comentarios:

Publicar un comentario