miércoles, 18 de junio de 2014

El mundo humorístico de Ibañez

Antes de que me aficionara a los comics books estadounidenses, mi primera lectura en viñetas correspondió a unos agentes especiales, cuyas locuras y disparates han provocado la risa de millones de personas no sólo en España, sino en el mundo. Me estoy refiriendo a Mortadelo y Filemón. Pero la idea de este post es hablar de su autor: Francisco Ibáñez.


Podriamos definir a Ibáñez como uno de aquellos tantos chavales que nacieron de la posguerra y es que su año de nacimiento coincidió con el del estallido de la miserable guerra civil, que dividió a unos españoles con otros.

Es por eso que como muchos en aquellos aciagos años se busco la vida hasta el punto de trabajar como botones en un banco. Sin embargo, lo que más le movía es la historieta y llego a trabajar en varias revistas, sin embargo, el coloso de aquellos años era la editorial Bruguera, antigua Gato Negro. 
Ibáñez realizo muchos historias, aunque la que le gano la fama mundial seria la de esos dos singulares agentes, que no era más que una parodia de Holmes y Watson. Con el tiempo creo otros personajes muy memorables como es el caso de Rompetechos, el Botones Sacarino, Pepe Gotera y Otilio que tanto han hecho reír a generaciones de niños y de adultos.  Siempre con un estilo único, que llega al mismisimo absurdo. Así lo refleja el periodista, comediógrafo y guionista de cine y de cómic Armando Matías Guiu:
En Ibáñez tras una caída aparatosa en la que el personaje queda despachurradísimo, hecho fosfatina, en la viñeta siguiente se levanta tan tranquilo y sigue como si no le hubiera pasado nada. Cultiva el humor del absurdo, difícil de lograr; un humor espontáneo, brillante, con situaciones desquiciadas, brutalmente cómicas. El humor de Ibáñez es avasallante, te mete en su tinglado y te lleva dónde quiere.
Es por eso que el de Ibáñez es un tipo de humor generalmente parodico, directo, explosivo y, por lo tanto, más propenso a la carcajada de la de otros grandes como Peñarroya, autor de Don Pío o la Familia Pío, y Escobar, autor de Zipi y Zape o Carpanta.


A continuación, les pongo una lista comentada de los que, en mi opinión, son los mejores personajes de este artista de la viñeta española.
Sus mejores historietas
1. Mortadelo y Filemón


Año de la primera aparición: 1958.
Publicación: Pulgarcito
Comentario: Son sin lugar a dudas no sólo los Reyes del humor, sino de la historieta española. Comenzaron siendo una parodia de Holmes y Watson para acabar siendo a finales de los 60 una parodia de la CIA en su primera historieta larga "El Sulfato Atómico". Sus historias han sido reconocidas también por el mundo, llegando a ser traducidos a multitud de idiomas. A día de hoy, Ibáñez sigue sacando nuevas historias de estos singulares agentes, que siguen provocando la risa en mucho de nosotros.
2. Rompetechos


Año de la primera aparición: 1964.
Publicación: Pulgarcito
Comentario: Históricamente Ibáñez ha recibido muchas críticas por la creación de un personaje que no ve y cuya falta de vista lleva al desastre a los que le rodean y a el mismo. Sin embargo, se olvidan de que el propio Ibáñez buscaba con este personaje la autoburla, ya que el mismo carece de vista. Las historias suelen ser simples, ya que el inicio de muchas historias es que Rompetechos quiere comprar algo, pero siempre confunde los carteles de las tiendas, por lo que se producen una serie de malentendidos, que muchas veces acaba con el propio Rompetechos en la cárcel.
3. 13 Rue del Percebe


Año de la primera aparición: 1961.
Publicación: Tío Vivo.
Comentario: Una idea extraña: ésta es una macroviñeta que ocupa una página, dividida a su vez en viñetas no secuenciales, y que muestra en clave de humor un edificio de apartamentos y la comunidad que lo habita, por lo que podemos ver en una sola página, varios gags no relacionados. Esta desde el tendero granuja, desde la vieja amante de los animales, pasando por el científico loco o el ladrón. Una serie de personajes, que hicieron de esta idea, una de las mejores de su autor.
4. El Botones Sacarino


 
Año de la primera aparición: 1963.
Publicación: El DDT.
Comentario: Esta claro que esta idea se le vino a Ibáñez recordando su etapa como botones en el banco, aunque en este caso su personaje trabaja en el periódico "El Aullido Vespertino". La idea era la de un botones que hacía las trastadas más inverosimiles, pero el que se la cargaba era el director, que tenía que hacer frente a la ira del Presidente.
5. Pepe Gotera y Otilio


Año de la primera aparición: 1966.
Publicación: Tío Vivo.
Comentario: Sí con Mortadelo y Filemón buscaba parodiar a los agentes secretos, con Pepe Gotera y Otilio buscaba parodiar la figura del obrero con dos personajes arquetipicos como el de jefe exigente, que resulta ser un vago, y el del ayudante holgazán y que le gusta muchisimo comer. 
6. La Historia esa, vista por Hollywood

Año de la primera aparición: 1958.
Publicación: Can Can.
Comentario: No es este una historieta con un personaje concreto. De hecho fue creada por Vázquez, aunque su continuador y el que le daría cierto lustre fue Ibáñez. Ésta consisitia en mostrarnos la vida de personajes históricos mediante viñetas, que parodiaban sus propias vidas como si el mismo Hollywood lo hiciera.
7. La Familia Trapisonda

 
Año de la primera aparición: 1958.
Publicación: Ven y Ven.
Comentario: Muy parecida a otras historietas de la Escuela Bruguera protagonizadas por núcleos familiares como La Familia Cebolleta de Vázquez, se nos narra las desventuras de una familia de clase media y su mascota, centrandose esencialmente en el cabeza de familia al que le suelen pasar la mayoría de las desgracias.
8. Tete Cohete


Año de la primera aparición: 1981.
Publicación: Mortadelo.
Comentario: Curiosamente su primera historia fue en la revista Mortadelo, viviendo una aventura con los dos agentes en lo que era la puesta de largo de un personaje que quería hacerse un hueco dentro de los jovenes del momento, que se sintieran identificados con él. Las historias van basicamente de un niño inventor, cuyas creaciones dan más de un quebradero de cabeza a los que se encuentran a su alrededor, especialmente a su padre.
9. Ande, ríase usté con el Arca de Noé

Año de la primera aparición: 1960.
Publicación: El Campeón de las Historietas.
Comentario: Llamativa la historia. se desarrolla en una agencia encargada de suministrar a sus clientes todo tipo de animales de características extravagantes: caballos capaces de jugar al ajedrez, burros capaces de tocar el saxofón, etc. Lo que hace es repetirse los patrones: el de un jefe despótico y gruñón y el de un holgazan ayudante.
10. Godofredo y Pascualino, viven del deporte fino


Año de la primera aparición: 1961.
Publicación: El Campeón de las Historietas.
Comentario: Otra vez se repite el patrón de jefe despótico con el de ayudante holgazán que se lleva todas las broncas. La mayoría de las historietas se basaba en una confusión por parte de Pascualino a la hora de entender las órdenes de su jefe. Por otra parte, resulta llamativo los carteles pidiendo cosas tan absurdas como "Vendo nadador barato con reuma" o "vendo esquís por rotura de dueño".

No hay comentarios:

Publicar un comentario