jueves, 21 de noviembre de 2013

Espectaculo en la radio, pánico en las calles

Nadie duda del genio cinematográfico que fue Orson Welles. Muchas de las películas que dirigió y protagonizo son unos clásicos del cine que merecen estar en el pedestal del Olimpo del séptimo arte.
Pero antes de eso, Welles se gano su primera fama en el teatro y con apenas 20 años fundo la compañía de teatro Mercury Theatre, con la que obtuvo gran éxito.
El 30 de Octubre de 1938, Orson Welles y el Teatro Mercurio, bajo el sello de la cadena radiofónica CBS, adaptaron el clásico La guerra de los mundos, de H.G. Wells, a un guión de radio. El guión era simple, un reportero informaba sobre la llegada de extraterrestres a la tierra. 


En el relato se narraba la caída de meteoritos que posteriormente corresponderían a los contenedores de naves marcianas que derrotarían a las fuerzas locales  usando una especie de "rayo de calor" y gases venenosos. 
La introducción del programa, que muy poca gente oyó o le presto atención, explicaba que se trataba de una dramatización de la obra de H. G. Wells. Posteriormente pasaban a la banda de música supuestamente desde el Hotel Park Plaza, y de forma periódica interrumpían para informar de la ficticia invasión marciana. Una de las intervenciones más recordadas del personaje Carl Philips desde Grovers Mill, Nueva Jersey, era:
Señoras y señores, esto es lo más terrorífico que nunca he presenciado... ¡Espera un minuto! Alguien está avanzando desde el fondo del hoyo. Alguien... o algo. Puedo ver escudriñando desde ese hoyo negro dos discos luminosos... ¿Son ojos? Puede que sean una cara. Puede que sea...
Los oyentes, que como ya les dije no habían oído o prestado atención a la introducción, se asustaron de tal manera que provoco el panico y la histeria colectiva en Nueva York y Nueva Jersey (lugar en el que habían aterrizado los extraterrestres). Las comisarías de policía y las redacciones de noticias se quedaron bloqueadas por las llamadas de oyentes aterrorizados que intentaban protegerse de los ficticios ataques con gas de los marcianos. 


Welles sin quererlo había demostrado la importancia de los medios de comunicación de masas puede provocar variadas reacciones en la población, entre ellas la histeria colectiva.Tras saberse que no era más que ficción, se pidió la cabeza de Welles desde la crédula ciudania e incluso desde la política estadounidense.

Portada del New York Times anunciando el suceso

El propio Welles tuvo que redactar una nota de disculpa leída por el mismo. Injusta a todas luces, ya que el programa no era más que una de las muchas dramatizaciones de novelas, aparte de que se había advertido al oyente al inicio de que era mera ficción. El caso es que Welles ganó tal fama, que firmo por RKO Pictures, una de las grandes compañias de la época dorada de Hollywood con la que rodaría y protagonizaría en 1941 la magnifica "Ciudadano Kane", pero eso es otra historia.

Emisión guerra de los mundos

No hay comentarios:

Publicar un comentario