miércoles, 19 de junio de 2013

La película prohibida

Con el título de esta entrada no quiero decir que pese una gran maldición sobre ella o haya habido muertes extrañas. Me refiero a los problemas legales que tuvo la película Nosferatu con Florence, la viuda de Bram Stoker. 

 
A Florence no le hizo ninguna gracia cuando vio en los periódicos que se iba a estrenar una versión algo cambiada de la obra más famosa de su difunto marido: Drácula. Nada que objetar, es más fue F. W. Murnau, su director y uno de los grandes cineastas de Alemania, el que se equivoco al no pedirle permiso a la viuda, la cual era la depositaria de los derechos de autor de su marido. Murnau, para no pedir los derechos de autor, hizo determinadas triquiñuelas: le cambia el nombre a su obra (Nosferatu por Drácula), le cambio el nombre a los personajes (El Conde Drácula, en la película, es el Conde Orlok, o en vez de Jonathan Harker es Thomas Hutter), la ciudad donde se dan los hechos es en la alemana Bremen, en lugar de Inglaterra, etc. Una serie de "trampas" que no estaba dispuesta a tolerar Florence, que puso a su abogado a trabajar en ello.

F. W. Murnau

De nada le valió a Murnau, alegar el cambio de nombre y parte de su historia: Florence gano la batalla. La suerte para los amantes al cine es que la película ya había sido estrenada y había una serie de copias para su distribución, las cuales por orden del juez deberían ser destruidas.

Imagen clásica con la sombra del vampiro subiendo las escaleras

Lo que no contaban es que llegaran de forma solapada, algunas de esas copias, a Estados Unidos. Dichas copias eran de mala calidad y, algunas de ellas eran copias de otras copias. Afortunadamente se consiguió restaurar ese material y a día de hoy podemos contar con versiones muy nítidas y espectaculares de la Sinfonía de Horrores que nos ofreció Murnau.

 
Podemos considerar que Nosferatu es una de las mejores y, a pesar del tiempo, aterradoras versiones cinematográficas del mito del vampiro. Sólo con ver una imagen de ese vampiro, su forma de moverse y de mirar a su interlocutor hace que se le ponga a uno la piel de gallina.
Les recomiendo su visionado porque es una película que no dejara indiferente a nadie. Una de las mejores películas de terror de la historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario