sábado, 15 de junio de 2013

Donde no se ponía el sol

Ha habido muchos Imperios a lo largo de la historia: el Romano, el Británico, el Mongol y muchos otros, pero ninguno ha tenido la trascendencia del Imperio Español: donde nunca se ponía el sol puesto que mientras en unas colonias era de noche, en otras lo era de día.

Bandera de los Tercios

El Imperio Español fue el primer Imperio global de la historia, el cual tenía posesiones en varios continentes. En esas zonas todavía podemos ver la arquitectura española como legado que nos dejaron los hombres de su tiempo. Pero España no hubiera conseguido esto si no hubiera tenido hombres dispuestos a engrandecer su patria: fue el caso de los conquistadores Pizarro (Perú)´y Cortés (Imperio Azteca). 

Cortés y  Moctezuma

Las posesiones españolas en América, perdidas de forma definitiva en el desastre de 1898, supusieron una avance de la cultura española y su idioma, el castellano, por todo el mundo. Y fruto de eso, llego una explosión cultural española, que ha tenido gran trascendencia en las Artes, a la que dimos en llamar Siglo de Oro Español. 

Estatua dedicada a Cervantes y al Quijote

Las obras de Velázquez, los poemas de Quevedo, Lope o Gongora y las novelas de Cervantes son sólo un ejemplo del gran bagaje artístico de una época gloriosa en la que el idioma oficial del mundo era el español.

Carlos I

Pero este Imperio se mantuvo gracías a un ejercito preparado, un ejército único, que ayudo a los sucesivos Reyes a mantener las posesiones Hispanas en Europa como fue el caso de Flandes o, también, a la hora de impedir el avance del Turco en la famosa batalla de Lepanto, donde junto a otras escuadras consiguieron una Victoria épica, que ha pasado a los anales de la historia, hasta el punto que el propio Cervantes, que participo en ella, perdiendo la movilidad de una mano, llego a decir: "es la mayor ocasión que vieron los Siglos pasados y verán los venideros".

Felipe II
 
Durante esa época, durante el Reinado de Felipe II, se consiguió la ansiada Unidad Hispánica, siendo entronizado el Rey Español como Rey de Portugal. Sería precisamente con Felipe II con quien tendríamos la mayor extensión imperial que llego a alcanzar España, algo que había heredado de sus bisabuelos, los Reyes Católicos, y de su Padre, el Emperador, Carlos I.

La batalla de Lepanto

Esta fue una etapa gloriosa que conviene recordar, no como algo que esta ahí y no volverá, sino como en aquel momento donde España fue grande, temida y odiada. Un momento donde España, que también tuvo sus crisis económicas y sociales, le dijo al mundo "¡Aquí estoy!". Una España que nos dejo un legado cultural y social inimaginable que ha hecho que el español sea uno de los idiomas más hablados en todo el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario