miércoles, 5 de junio de 2013

Clásicos Inmortales: Perdición

Película cumbre del cine negro, dirigida por Billy Wilder. El guion es una adaptación de la novela Pacto de sangre (cuyo título original era Double Indemnity) del escritor James M. Cain, escrita en 1935. Por lo visto esta basada en una historia real sucedida en 1927. Obtuvó siete nominaciones a los Oscar, incluyendo el de mejor película.


La película comienza cuando un malherido Walter Neff, agente de seguros, llega al sitio donde trabaja y empieza a relatar los hechos acontecidos durante estos días donde afirma que es culpable de asesinato de un hombre.
Durante la trama podemos ver como Neff, en connivencia con Phyllis Dietrichson (Barbara Stanwyck) va a intentar que el marido de ella firme un seguro de vida y que hara, posteriormente, que éste tenga un "accidente" en un tren en el que tiene que viajar por motivos de trabajo, de esta forma su mujer cobraría del seguro.

Desde el principio Neff se siente atraido por Phyllis

En su inicio, Neff intenta conseguir que Dietrichson firme el seguro de automovil, pero éste queda prendado de Phyllis y a partir de que ella le cuenta que vive en un matrimonio se convence a el mismo de que tiene que acabar con la vida de su esposo y, así ella cobrara el seguro que el mismo le ha vendido y poder irse juntos. 

Una viuda "afligida"

Tras su muerte, Barton Keyes (Edward G. Robinson), encargado de investigar los fraudes en las reclamaciones del seguro, se pone manos a la obra, llegando a la conclusión de que la señora Dietrichson puede ser complice de asesinato junto al novio de la hija del señor Dietrichson. 

Keyes, una pieza dura de roer

Neff y Phyllis acuerdan de no verse durante un tiempo para no levantar sospechas y que Keyes no se entere de su estafa, ya que es un verdadero "sabueso" a la hora de descubir cualquier engaño, por nimio que sea.
En este tiempo, Neff se entrera de que Phyllis fue enfermera de la primera mujer de Dietrichson, de la cual sospecha su hijastra, Lola (Jean Heather), fue culpable de la muerte de su madre y sólo buscaba a su padre por hecho.

Keyes pone muy nervioso a Neff

Tras pedirle explicaciones a Phyllis, y tras un forcejeo, esta muere y el acaba malherido. Posteriormente, al final, podemos ver como Keyes ha oido toda su confesión, mientras el la grababa en su despacho.
En esta película, podemos ver como la atracción que sentía por esa mujer le ha llevado a hacer las mayores barbaridades que ni el mismo hubiera pesador hacer. Una atracción fatal que acabo en dos asesinatos: en el del Señor Dietrichson y la propia Phyllis.


Clásica película del cine negro muy extendido en aquella época (años 40) y que podemos decir que es una de las mejores obras de ese género, siempre muy recomendable.

Ficha

Dirección
Billy Wilder
Producción
Buddy G. DeSylva
Joseph Sistrom
Guión
Billy Wilder
Raymond Chandler
Música
Miklós Rózsa
Fotografía
John F. Seitz
Montaje
Doane Harrison
 

Otros datos

País
Estados Unidos
Año
1944
Género
Cine negro
Duración
107’
 

Protagonistas
 
Actor
Personaje
Fred MacMurray
Walter Neff
Barbara Stanwyck
Phyllis Dietrichson
Edward G. Robinson
Barton Keyes
James Whitmore
Lola Dietrichson
Tom Powers
Señor Dietrichson

No hay comentarios:

Publicar un comentario