sábado, 3 de junio de 2017

San Antonio y Granadilla de Abona

Cuando terminó la conquista de Canarias, por lo general las Islas fueron pobladas por gentes procedentes de Andalucia, Extremadura y Portugal. No fue distinto en Granadilla de Abona en la isla de Tenerife, cuyo casco no fue poblado hasta mediados del Siglo XVI, considerandose fundador del pueblo al portugués Gonzalo González Zarco. El que su fundador fuera portugues, así como que hubiera una importante colonia lusa, posibilitó que San Antonio de Padua (natural de Lisboa) sea el patrón del pueblo.  


Precisamente, don Gonzalo hizo que se construyera sobre 1570 una pequeña ermita dedicada a San Antonio. Erigida en Parroquia el 30 de Enero de 1617 por el Obispo de Canarias, don Antonio Corrionero, siendo la primera hijuela de la Parroquia de San Pedro Apóstol de Chasna. 
El edificio original fue demolido en 1645 para construir un nuevo templo, siendo en 1711 cuando vuelve a ser levantado por su mal estado. Las obras de la que es actual Iglesia de San Antonio de Padua se alargaron durante todo el Siglo XVIII, siendo lo último la capilla mayor y el crucero. En 1885, se construyó la torre, finalizándose la Iglesia, la cual destaca por la mencionada torre de fuerte inspiración morisca (lo cual no es extraño teniendo en cuenta la gran cantidad de portugueses en la zona) y sus características barrocas. 


La Iglesia de San Antonio de Padua es uno de los más bellos e importantes monumentos del sur de la isla (el cual les recomiendo visitar), siendo declarada tanto la iglesia como los bienes muebles vinculados a ella Bien de Interés Cultural por el Gobierno de Canarias el 19 de Mayo de 2006.

No hay comentarios:

Publicar un comentario