viernes, 23 de junio de 2017

Doctor van Helsing

Lamentablemente, el cine nos ha dado una visión algo distorsionada sobre la figura de uno de los personajes más extraordinarios de la literatura. Abraham van Helsing es algo más que un simple cazavampiros, sino un señor que es doctor en medicina, en  filosofía y en letras, aparte de ser experto en ciencias oscuras. De hecho, esta basado en alguien real.


Sí Bram Stoker basó su Drácula más o menos en Vlad "el empalador", van Helsing se basó en alguien real: en Gerard van Swieten, un médico de origen neerlandes nacido en 1700, el cual recibió un mandato de la Emperatriz María Teresa I de Austria para investigar casos de supuesto vampirismo que comenzaron a crecer como la espuma en la vieja Europa. El ilustrado médico aseguró mediante informes científicos que no sólo no eran reales, sino que la creencia en los mismos era propia de superticiones acenstrales. La emperatriz prohibió en base a dichos informes las profanaciones de tumbas, la decapitación y quema de cadáveres sospechosos de ser vampiros, algo que era muy habitual en su tiempo.


Stoker, que tuvo conocimiento de la existencia y trabajo de este hombre, creó a su van Helsing con ese aire científico y de puro investigador de lo oculto con la diferencia que en la novela los vampiros son reales y que hay que acabar con Drácula. 


En la novela no se acentúa para nada el conocimiento de van Helsing sobre los vampiros. Es un hombre cabal, de ciencia, pero que a su vez, sabe que ésta a veces no puede dar explicaciones a todo (al menos de momento). Incluso, el el Doctor Seward, ex-alumno y amigo del propio van Helsing, no sospecha nada sobre su conocimiento sobre vampiros y la existencia de los mismos, acudiendo a él porque no encuentra respuesta a la desazón de Lucy y el Doctor Van Helsing gozaba de gran prestigio en el reconocimiento y cura de "males extraños". Un mundo en el que la religión parece estar por encima de la ciencia. Lo cierto es que gracias al personaje, conocemos como combatir las artes oscuras y del mal procedente del terrible vampiro... al que hay que destruir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario