miércoles, 1 de julio de 2015

El loco de la playa

Aunque parezca mentira, el sur de Tenerife no siempre fue el principal motor donde se movía el turismo. En el norte de la isla se encontraba la belleza que el turismo demandaba y es por eso que, a principios del Siglo XX, el sur era una zona eminente ligada a las labores de los naturales de la zona.


Sin embargo, un hombre supo ver aquella belleza extraña y seca, que ni los propios canarios habían tenido en cuenta. Ese hombre se llamaba Leocadio Machado. 
Machado fue escritor, pedagogo y catedrático de la Escuela de Náutica de Santa Cruz de Tenerife. Es seguro que su interés por investigar los fondos marinos e la isla, sumergiendose en playas como las de el Médano. Todos los veranos iba allí con su familia, donde cometía la "locura" de bañarse en sus aguas; habitual zona de pesca.


Fue naciendo un interés por el sur y fruto de ello, escribió un libro "El loco de la playa" donde describía las costumbres de los lugareños. Su labor investigadora y recopilatoria es muy importante y supuso la posibilidad de conocer un poco más a un sur muy olvidado hasta entonces.


Machado falleció en 1947, pero no su trascendencia que ha perdurado en la memoria de muchos. Una de las playas de el Médano, en las que el mismo se llegó a bañar, lleva su nombre; todo um homenaje a un hombre que supo hacernos ver que el seco y cálido sur de la isla Tenerife podía ser maravilloso.

1 comentario:

  1. Hola querido escritor.
    Me alegra que el nombre de este hombre, genio y figura, haya perdurado hasta nuestros tiempos.
    Permítame darle mi más sincera enhorabuena por parte de un humilde tataranieto de Leocadio Machado, y ardo en ganas de poder saber de usted para preguntar datos e inquietudes acerca de este mi antepasado.
    Muchas gracias y buen día: Javier Fernaud Hernández

    ResponderEliminar