viernes, 10 de julio de 2015

El coche del pueblo

En los años 30 llegaron al poder en Alemania una banda de malhechores e indeseables, los enemigos de la raza humana, sólo comparables a los soviéticos rusos; en esa década llegaron los nazis, que se aprovecharon de una  República de Weimar a la que despreciaban para que, mediante su mensaje cínico y antisemita, el pueblo germano les diera su confianza. Hitler era el jefe supremo y junto a él, una panda de miserables como Goering o Goebbels, que se encargaron de engañar al pueblo y acabar con todo aquel que discrepara. 


Precisamente Goebbels era el Ministro de propaganda y desde allí surgiria una medida que sería importante muchos aspectos de la vida cotidiana. La idea de la Alemania nazi era contentar al pueblo y, ante todo, que éste produjera nuevos individuos, dispuestos a defender a su Fuhrer, siendo una causa de vital importancia la fomentación de la vida familiar. 

 
 
Es por eso que en Mayo de 1934 tuvo lugar una reunión entre Hitler y Ferdinand Porsche, un diseñador más conocido en la actualidad por sus automóviles de lujo. Hitler concebía de que se fabricara un coche para todo la familia, "el coche del pueblo” con el objetivo de servir de propaganda en torno a la magnanimidad del nazismo para con sus familias, estipulando que debía llevar a una pareja de alrededor de tres hijos, rendir cuando unos 8,3 litros por 100 Km., y alcanzar una velocidad de como mínimo unos 100 Km./h con un precio asequible para que cualquier alemán (de bien según la dictadura) pudiera hacerse con uno de estos.

Ferdinand Porsche

Lo curioso es que, aunque hubo pruebas durante la Segunda Guerra Mundial, Hitler no vería cumplido su proyecto, a pesar de que constuyo una inmensa fabrica para su producción en cadena. El nombre escogido por Hitler para el automóvil fue Kdf-Wagen (Kraft durch Freude, que significa "fuerza a través de la alegría") y la ciudad, pero ni en la fábrica ni en toda Alemania se empleó otro nombre que no fuese el de Volkswagen para referirse al Escarabajo, llamado así por su pequeñez y forma redonda.


La fabrica sólo produjo coches militares con ocasión de la guerra. Sin embargo, la idea del escarabajo pervivió más allá de los que lo idearon y, a partir de los 50, se convirtió en uno de los coches más solicitados tanto en Europa como América dado su bajo coste. La fabrica y marca ideada por los nazis, gracias a Porsche; el gigante automovilistico "Volkswagen" ("automóvil del pueblo") es una de las marcas de coches más vendidas en todo el mundo.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario