miércoles, 15 de julio de 2015

Doncella de Orleans; Enviada de Dios

Sin lugar a dudas estamos ante uno de los personajes más mitificados y es que estamos hablando de una simple campesina que por mandato divino se puso al frente del ejército francés en contra de su enemiga Inglaterra.


Sería imposible explicar lo que significa esta joven nacida en Domrémi sin ponerla dentro de un contexto como fue el de la denominada guerra de los 100 años en la que los galos querían echar a los Ingleses de Francia, ya que éstos poseían en su opinión demasiados territorios, siendo dueños de gran parte de Francia.


El hecho de que una joven iletrada como Juana les hablara con tanta soltura de su misión, les hizo convencerse de que era el reclamo perfecto para que, desde un punto de vista torticeramente político, se dijera que Dios estaba con los franceses. Con 17 años de edad, Juana consiguió reunir un grupo de soldados y librar en 1429 a Orleans del asedio inglés.

Liberación de Orleans

La victoria de Juana les mostró tanto a soldados como campesinos un camino a seguir y un líder a quien imitar. A este triunfo de la Doncella de Orleans siguieron otros, como los de Troyes, Châlons y Reims, donde, en presencia de la joven, Carlos VII, por el que la joven había luchado, fue coronado.


Sin embargo, no todo iba bien para Juana. A algunos fracasos militares, se le unió el que algunos jefes militares galos, envidiosos de su éxito, habían estado conspirando a sus espaldas. Tampoco les gustaba el que tuviera el favor de Carlos y el de unas clases populares a los que ellos despreciaban.
Así, fue traicionada y entregada a los ingleses, juzgada por la Inquisición bajo la acusación de hechicería, condenada a muerte y finalmente quemada en la hoguera en Rouen el año 1431.


No obstante, a pesar de su muerte ignominiosa, la figura de Juana se engrandeció aún más y la propia Iglesia no sólo la eximió de las acusaciones que la llevaron a la hoguera, reconociendola como mártir. 


Pero Juana es algo más que una mujer asociada al Cristianismo o a una etapa histórica concreta; es símbolo de la noble resistencia y lucha frente al invasor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario