sábado, 13 de mayo de 2017

El odiado Príncipe de la Paz

No nos dejemos engañar por el apelativo impuesto por la propaganda regia en aquellos años aciagos que van desde el fallecimiento de Carlos III hasta el motín de Aranjuez. Desde el principio Manuel Godoy y Álvarez de Faría fue un arribista, un tipo que comenzó una carrera militar para acabar siendo Guardia de Corps de Palacio, siendo favorito de los Reyes de España, alcanzando títulos nobiliaros. Manuel Godoy, Primer Ministro de Carlos IV, representa todo lo decadente del absolutismo, que se negaba a creer que el Antiguo Régimen llegaba a su fin.


Porque, tras una serie de reformas durante el reinado de Carlos III, se pensaba que su hijo no sólo las continuaria, sino que daría un aire más cercano a la institución monárquica, pero el estallido de la revolución francesa (Recordemos que allí reinaban los Borbones) hizo que el Rey se echara para atras y buscara el mantenimiento del poder a toda costa con un mantemiento absurdo de políticas nocivas para el pueblo. El principal temor del Rey es que los aires de revolución se extendiensen a España. 


Para el pueblo Godoy representaba todo lo malo. Un tipo despota, ambicioso y que era la mano ejecutora del Rey. Lo cierto es que era un mal gestor llevando a la ruina a la hacienda española. Por otro lado, los acuerdos de Basilea con el país vecino hizo que le dieran el título más bien oficioso de Príncipe de la Paz, pero ni aún con esas se le vio con buenos ojos en parte por la mala prensa, pero también debido a las malas artes del Príncipe Fernando que veía en Godoy a uno de sus mayores enemigos. Fue ahí cuando circuló la historia nunca confirmada de que Godoy tenía relaciones intimas con la Reina María Luisa de Parma. 

Godoy le presenta la Paz a Carlos IV

La caída en desgracia del favorito real tuvo lugar por su inoperancia y la idea de que las insituciones del Antiguo Régimen estaban cayendo. Eso y una Familia Real con bastante mala prensa acabó por arrastrale definitivamente parqa acabar siendo considerado uno de los personajes más odiados de la historia de España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario