viernes, 2 de mayo de 2014

Los alzados de Monteleón

Han pasado más de 200 años desde aquella gesta. Aquel día 2 de Mayo de 1808 fue un día de Furia. El pueblo español se alzó contra el invasor francés. Sin saberlo habían iniciado un periodo bélico que pasaría a la historia como La Guerra de la Independencia.


Pero en ese día la gente todavía no sabía los aconteceres futuros. Ese día la gente lo que quería era echar al invasor francés, cuyas tropas estaban dirigidas por Murat. Todos y cada uno de los cuerpos militares siguieron las ordenes del Capitán General Francisco Javier Negrete de que estuvieran pasivos durante la confrontación ciudadana con las tropas francesas.
Sin embargo, no todos cumplieron esa orden.  Los artilleros del Parque de Artillería en el Palacio de Monteleón desobedecieron tales órdenes y, llenos de fervor patriótico, se unieron a la insurrección. Los héroes de mayor graduación fueron los capitanes Luis Daoíz y Torres, que asumió el mando de los insurrectos por ser el más veterano, y Pedro Velarde Santillán. Con sus hombres se atrincheraron en el Parque de Artillería de Monteleón y, primeramente consiguieron repeler una primera ofensiva francesa al mando del General Lefranc. Luchaban como defensores de una idea, con la que el invasor quería acabar. La idea de un país unido y defensor de su Patria. A pesar de los esfuerzos de Daoíz y Velarde, Monteleón no resistió más y muchos militares fueron apresados o murieron en combate, entre ellos los propios Daoíz y Velarde, falleciendo heroicamente ante los refuerzos enviados por Murat. 

Monumento a Daoíz y Velarde

Ese día comenzó una Guerra de la Independencia en la que los españoles recibieron ayudas de los clásicos enemigos napoleónicos, entre ellos la temida Inglaterra. Tras el conflicto, la corona fue restituida a los Borbones en la persona del que en ese momento era el deseado Fernando VII y que, dadas sus múltiples fechorías (anulo la Constitución de Cádiz, puesto que rechazaba el liberalismo), pasó a ser conocido para la historia como el Rey felón. Pero eso no quita que la valentía de Daoíz y Velarde deba olvidarse. Fueron grandes hombres que lucharon por el sentir de un pueblo y que no se dejaron avasallar por el enemigo. Lucharon por ESPAÑA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario