martes, 14 de octubre de 2014

¿Y el Nobel de matemáticas?

Ahora que se están dando los nombres de quienes van a recibir el Nobel de matemáticas, cabría preguntarse por qué existen para disciplinas como la química, la física o la economía, pero no existe para parte tan importante del conocimiento como son las matemáticas.


Lo que dice la historia es que Nobel en su último testamento especificaba que su fortuna se emplease en crear una serie de premios para aquellos que llevasen a cabo "el mayor beneficio a la humanidad. Estos irían dirigidos a personajes que cada año sobresaliesen en los campos de la física, la química, la fisiología o medicina, la literatura y la paz. Sin embargo, en ningún momento cita a las matemáticas, que hay que recordar es importante en campos como la química o la física, que si estaban en el testamento de Nobel.
La historia no oficial y que ha quedado como una especie de leyenda urbana es que su esposa le engaño con un matemático y que, tras enterarse de la noticia, hizo que el engañado se enfadara tanto que no sólo desprecio al amante en concreto, sino a la rama que el mismo estudiaba, en este caso las matemáticas. 


Es probable que nunca sepamos sí tal cosa es verdad. Lo que sí sabemos es que Nobel tenía una fortuna impresionante. Se calcula que en el momento de su muerte ascendía a 33.000.000 coronas, de las que legó a su familia una cantidad irrisoria (100.000 coronas). El resto fue destinado a los Premios, que llevarían su apellido, ya que era el promotor de los mismos. Como anécdota cabe destacar que la medalla Fields, que es una distinción que concede la Unión Matemática Internacional cada cuatro años, es considerada el Premio Nobel de Matemáticas, siendo concedida a uno o dos matemáticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario