viernes, 17 de octubre de 2014

Las Novelas Ejemplares

Es bien sabido que don Miguel de Cervantes es uno de los más grandes escritores de la historia no sólo española, sino universal. Su Quijote ha sido traducido a muchisimos idiomas. Y tiene merito teniendo en cuenta que don Miguel era soldado y que fue recaudador de impuestos. De hecho entre la Galatea, su primera obra, y la siguiente, el Quijote median unos 20 años.


Sin embargo, Cervantes fue un grande no solo por su caballero andante. A este le tenemos que sumar sus novelas ejemplares. Éstas son una serie de relatos cortos, que tenían como finalidad mostrar una enseñanza al lector para su día a día y como el bien siempre triunfa sobre el mal. Cervantes para las redacción de las mismas, se baso en el concepto de relato corto que provenía de Italia, algo en lo que el mismo hace incapie en su prologo: 
"A esto se aplicó mi ingenio, por aquí me lleva mi inclinación, y más que me doy a entender, y es así, que yo soy el primero que he novelado en lengua castellana, que las muchas novelas que en ella andan impresas, todas son traducidas de lenguas extranjeras, y éstas son mías propias, no imitadas ni hurtadas; mi ingenio las engendró, y las parió mi pluma, y van creciendo en los brazos de la imprenta"
Hay que decir que muchas de sus novelas son sorprendentes porque tratan temas que en la actualidad serían símbolo de controversia como el de la violación, los celos, la fuerza del honor, las mentiras, etc. Cervantes fue, gracias a muchas de estas novelas, todo un adelantado a su tiempo.

Primera edición impresa

Don Miguel fue un grande, es evidente, pero no solo por su Quijote, sino por estas pequeña recopilación de relatos, que, sí no los han leído, se las recomiendo encarecidamente.
Las novelas ejemplares son:
  • La gitanilla: Es la más larga. Trata de una muchacha de origen noble, que es raptada por unos gitanos y educada por ellos. Un noble se enamora de ella y decide llevar vida gitana tras ella, hasta que al fin se descubre todo y la historia termina felizmente, acabando en el casamiento de la pareja. Es de notar el profundo desprecio que siente Cervantes por los gitanos a los que acusa de ser ladrones desde que nacen, pensamiento que era muy habitual en esa época.
  • El amante liberal: Puede tener tintes autobiográficos de Cervantes, puesto que tiene lugar en la zona de berberia y hay que recordar que el autor estuvo varios años preso en Argel. Un joven preso consigue dar su enamorada, que esta presa al igual que él, tras haber sido raptada.
  • Rinconete y Cortadillo: Cervantes nos presenta una de las grandes novelas picarescas junto al celebre Lazarillo. Dos muchachos se fugan y emprenden una vida picaresca, siendo captados en Sevilla por una asociación de malhechores, gobernado como una cofradía por el hermano mayor, Monipodio. Se suceden diversas escenas de género propias de un entremés donde se presentan alguaciles corruptos, ladrones, matones y prostitutas. Los muchachos, viendo lo peor de la sociedad, deciden regenerarse. 
  • La española inglesa: Una de las más bellas. El rapto vuelve a aparecer en la persona de una muchacha que le es arrebatada a su familia durante la invasión inglesa de Cádiz y que se educa en Londres, siendo enamorándose el hijo de la familia que la acogió en su casa, que son católicos secretos. Es destacable como Cervantes nos muestra que la belleza esta en el interior y como habla sin animadversión de personajes como Isabel I, gran enemiga de España en aquellos años.
  • El licenciado Vidriera: El estudiante Tomás Rodaja marcha a Salamanca a estudiar acompañando a un noble y allí se licencia con honores; viaja por diferentes ciudades de Italia, pero pierde la razón a causa de un filtro de amor que le han suministrado en secreto y cree tener el cuerpo hecho de vidrio y que es sumamente frágil. No obstante, su agudeza es sorprendente y todos le consultan. Lo curioso es que cuando recobra el juicio, nadie va a verle.
  • La fuerza de la sangre: Una joven es deshonrada por un aristócrata, quedando embarazada y tiene al niño al que los padres de la chica crian como sí fuera su propio hijo. El violador acaba yendose a estudiar fuera. Mientras, un tiempo después, el niño tiene un accidente y cuenta el propio Cervantes que es la "fuerza de la sangre" lo que hace que el padre del violador (y, por lo tanto, abuelo del niño) lo socorra. Finalmente, la verdad saldrá a la luz y la joven acabara casándose con el padre de su hijo.
  • El celoso extremeño: Trata sobre los celos patológicos de un viejo indiano que vuelve a España enriquecido y encierra a su joven esposa en una casa, sin permitir que salga ni que nada masculino pase la puerta, instalado, incluso, a un esclavo negro como vigilante. Sin embargo, el seductor Loaysa (hay que resaltar los aires "donjuanescos" en este personaje) logra entrar en la "fortaleza" engatusando al negro, al que le encanta la música.
  • La ilustre fregona: dos mozos se fugan de su hogar y pretenden cortejar a la joven moza de una posada. Uno logra su propósito, el otro no y es humillado por una serie de chiquillos que le gritan por la calle, siguiendole a todas partes.
  • Las dos doncellas: Teodosia confiesa a un desconocido, que resulta ser su hermano, las relaciones y promesa de matrimonio con Marco Antonio. En su búsqueda de marido, encuentran a Leocadia, a quien también dio su palabra, sin tomar su honra. Marco Antonio acepta ser el marido de Teodosia, y su hermano, Rafael, el de Leocadia.
  • La señora Cornelia: Tiene lugar en Italia. Dos caballeros españoles son protagonistas de dos sucesos aparentemente distintos: a uno le dejan un bulto que resulta ser un niño y otro tiene que proteger a una dama violada. En la posada donde coinciden, se aclara todo: la dama es doña Cornelia, conocida en la ciudad por ser una mujer muy hermosa, y el niño es hijo suyo y del Duque de Ferrara, Concebido bajo palabra de casamiento .Los dos caballeros salen en busca del Duque y todo termina felizmente con el casamiento entre el noble y la señora Cornelia.
  • El casamiento engañoso: Nos narra el timo que hace una señorita supuestamente decente a un militar casándose con él. Sin embargo, éste ignora que ha sido una prostituta y ella lo abandona dejándole una enfermedad venérea que debe purgar con sudores en el hospital de Atocha.
  • El coloquio de los perros: Es una "continuación" de la anterior. El militar, que está purgando su enfermedad en medio de las fiebres, asiste de noche a la conversación entre dos perros, Cipión y Berganza. Uno cuenta al otro la historia de su vida y sus muchos sinvergüenzas amos y dejan para el día siguiente la narración del otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario