viernes, 30 de agosto de 2013

La creación de la Copa de Campeones Europeos

Un boom llego a la vieja Europa cuando se decidió crear la máxima competición de clubes del continente. Todo vino, a raíz de que los ingleses del Wolwerhampton, tras ganar por 3 a 2 a uno de los mejores equipos del momento, el Honved de Puskas, la prensa anglosajona había "proclamado" a los Wolves como mejor equipo de Europa (como todos saben los ingleses nunca han destacado por su humildad). Para los ingleses significaba más que una victoria, sobre todo tras las abultadas derrotas de su Selección Nacional a manos de Hungría (3-6 en Wembley y 7-1 en Hungría). 
Pero eso no hizo más que abrir los ojos a algunos obre la necesidad de crear una Competición al maximo nivel entre clubes europeos. El que lo propuso fue el Editor de L'Equipe, Gabriel Hanot, el cual no veía con buenos ojos los aires de suficiencia inglesa. 
No era la primera vez que surgía la idea de realizar competiciones entre clubes europeos. De hecho ya habían habido otras competiciones: La Copa Mitropa, creada en los años treinta, donde participaban los equipos del este de europa, y la Copa Latina, que se jugaba en esos años, donde participaban los campeones de los campeones de los principales países latinos (como su nombre indica) que eran España, Francia, Portugal e Italia.

Gabriel Hanot, impulsor de la Copa de Europa

Pero la creación de una competición europea propuesta por Hanot iba mucho más allá, puesto que preveía que participasen todos los campeones de las ligas de Europa (no como la actual Liga de "Campeones" donde participan hasta los terceros y cuartos de España o Inglaterra, por ejemplo). 
En el Hotel Ambassador de París se reunirían los hombres que gestarían la futura Copa de Europa. Entre ellos se encontraba el español Santiago Bernabéu, Presidente del Real Madrid, representando a su país, al igual que otros como Goddet, Director de L'Equipe, Piazzalunga, Sebes y otros tantos más que se reunieron bajo la presidencia de Ernest Bedrignans.

Jonquet (Stade Reims) y Muñoz (Real Madrid), como capitanes, se saludan en la final de 1956

Hubo varías reuniones, hasta que se consiguió configurar una competición que inicialmente se llamo Copa de Campeones Europeos, dejando el termino Copa de Europa para cuando se creara una máxima competición entre combinados nacionales europeos (la actual Eurocopa). La competición además de decidirse por eliminatorias (nada de liguillas o cosas absurdas como en la actualidad), siempre contaría como ya he dicho con los campeones de las diferentes ligas y si, por ejemplo el campeón de Europa no lo era de su liga ese año, iría directamente a la competición, habiendo dos clubes de ese país (en ese caso, el primero y el campeón europeo actual). La final se jugaría a un partido, jugandose al año siguiente en el campo del equipo que gano la edición anterior. Esta norma fue modificada debido al éxito arrollador del Real Madrid, que le llevo a ganar cinco veces seguidas.

El Real Madrid, campeón de Europa cinco veces seguidas

El nuevo torneo se puso en marcha  en la temporada 1955-1956 con una gran expectación que lo convirtio en uno de los mejores torneos del mundo, hasta el punto que en 1957 se dio por terminada la Copa Latina. El primer partido fue entre el Sporting de Portugal y el Partizán de Belgrado en Lisboa con un empate a tres, anotando Martins el primer gol de la naciente competición. 


Una competición que vería como un equipo español, el Real Madrid alcanzaba la fama mundial, merced a que consiguió cinco Copas de manera consecutiva, una de ellas en una final para enmarcar (7-3 al Eintracht de Frankfurt). Esa si era la Copa de Europa. Y no la liguillas, los goles que valen doble en campo contrario o la participación de terceros o cuartos clasificados de sus ligas. Era la Copa de Campeones Europeos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario