viernes, 23 de agosto de 2013

El genio de Chicho Ibáñez Serrador

Uno de los grandes realizadores de televisión y cine y que desde luego formo parte de una etapa de cambios sociales en España es sin lugar a dudas Narciso "Chicho" Ibáñez Serrador. 

 
Puede que su afición al mundo del artisteo le venga de cuna, pues era hijo de Narciso Ibáñez Menta, actor español, el cual fue uno de los grandes del cine de terror en latinoamérica, y de la actriz argentina Pepita Serrador. El caso es que muy pronto llego a España, donde curso el bachillerato y ya en los años 60, hacía sus pinitos en televisión donde produciría una gran cantidad de programas, los cuales han pasado a la historia de la televisión en el país.

Con su padre, el actor, Narciso Ibáñez Menta

Los más recordados son sin lugar a dudas "Historias para no Domir", "Historia de la Frivolidad" y el concurso "Un, Dos, Tres, ... Responda otra vez" (que vivio varias etapas).
En "Historias para no Domir" que, hoy en día nos pueden parecer ciertamente algo ingenua, se movía por el terror y el miedo del ser humano (no es de extrañar teniendo el padre que tenía), haciendo que el público se moviera literalmente de su silla.
En "Historias de la Frivolidad" nos muestra una crítica hacía las actividades censoras que buscan todos los medios para tapar la desnudez del cuerpo. A pesar de los premios ganados, con este programa tuvo muchos problemas con la censura franquista que, como es lógico, se vio retratada.

 
Con el "Un, Dos, Tres... Responda otra vez" sobran las palabras, comenzando por el inicio con la calabaza Ruperta (a la que el mismo "Chicho" daba voz) hasta las diferentes palabras que tenían que decir los participantes, este concurso se ha convertido en uno de los mejores de la televisión en España.
Pero "Chicho" no se quedo ahí. El mismo dirigio una película: "¿Quién puede matar a un niño?", una obra maestra de terror que juega con el miedo de aquél que la ve. Se las recomiendo.
"Chicho" es sin lugar a dudas uno de los grandes que en cierta forma ayudo al cambio social que se vivió tras el franquismo, ya que sus programas son una parte visible de nuestra historia reciente. Un genio que vino desde latinoamérica para quedarse.
A continuación, les pongo las cabeceras de sus programas más reconocidos.

Historias para no dormir


Historia de la frivolidad


Un, Dos, Tres, ... Responda otra vez

No hay comentarios:

Publicar un comentario