lunes, 29 de agosto de 2016

El origen de Adán y Eva

"Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra"
Las religiones del libro o monoteístas, el judaísmo, el cristianismo y el islámismo, aceptan como veridicas la creencia de que Adán y Eva son los padres de la humanidad. Sólo nuestra conciencia nos permite saber que esta creencia sólo busca un origen; el del hombre y el mal en el mundo. 


Todos, incluso los no creyentes conocen su historia. Dios creó al hombre a su imagen y semejanza formandolo mediante el barro, como vió que el hombre estaba solo creó a la mujer a partir de una costilla ("Ésta es ahora hueso de mis huesos, y carne de mi carne"), ambos comieron del fruto prohibido (el famoso pecado original) del cual no se dice que sea una manzana (error clásico), siendo expulsados del paraiso, ...historia que como poco reflejan el momento en el que fue puesto por escrito y una serie de temas al que querían darle el origen.

¿Por qué hay maldad en el mundo? Porque el hombre desobedeció a Dios comiendo del fruto del que le dijo que no probara. ¿Por qué el hombre sabe lo que esta bien o esta mal? Porque el fruto era del arbol de la ciencia del bien y del mal. A ello podemos unir frases del estilo "Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás" (Génesis 3:19) o "Parirás a tus hijos con dolor" (Génesis 3:16)". Eva significaría en hebreo "madre de los vivientes" o "dadora de vida". Fueron expulsados del Jardín del Edén, teniendo muchos hijos e hijas, aunque sólo son nombrados tres. Caín y Abel por razones teologicas y Set por razones genealogicas.

La caída del ser humano
El problema del Génesis, al igual que de muchos libros de la Biblia, es que no pretende ser un libro histórico al uso, sino simples alegorías para explicarnos o darnos una enseñanza de tipo teologico. Los escritores del Génesis tienen una cultura sumamente oriental que busca la verdad no desde un punto de vista de hechos, sino religioso, utilizando alegorías a las que podríamos de calificar como parabolas, las mismas que contaba Jesús a sus discipulos como pudiera ser el asesinato de Cain.


Eso no ha impedido que haya personas con una cultura evidentemente occidental que busca la realidad fícia de las cosas para creer e incluso buscar la existencia de aquel Paraíso perdido que nuestros padres perdieron una vez por desobedecer a Dios probando un fruto prohíbido.

"Sí el el futbol fuera negocio..."

"... estarian en poder de los bancos". Samitier fue un gran mago del balón, pero hasta lo que yo se sólo del fútbol. No era un adivino o nada por el estilo... ¿o si? Resulta que hasta hace poco tiempo la Primera División Española se denominaba Liga BBVA. Ahora se denomina Liga Santander. Incluso el propio mago Samitier estaría asustado, pero es cierto; todo es cierto. El fútbol español esta patrocinado por los bancos. Pero ¿Cómo se llegó hasta aquí?


Mucho dirán que cuando permitimos que jugasen jugadores extranjeros de forma ilimitada siempre que fueran comunitarios (vease la Ley Bosman) o esas clausulas elefantaicas a futbolistas que si pegan un berrinche y quieren irse, acabaran yéndose cuesten mil o diez millones de euros. Otros dirán que fue cuando los futbolistas comenzaron a ganar cantidades ingentes de dinero por motivos publicitarios más que deportivos o que fue cuando los equipos ensuciaron sus camisetas y pantalones con anuncios por el simple hecho de ganar más dinero. 

Samitier en plena acción rematadora

Sinceramente no lo se. Puede que el fútbol, como algo propio de la sociedad, perdiera poco a poco los valores que lo hicieron tan grande, pensando que el deporte sin dinero no es viable y sus dirigentes vendieron todo lo bueno que tiene el deporte del balón redondo. Los grandes pioneros del fútbol y que hicieron tanto por que la juventud de entonces practicaran el deporte como símbolo de la competitividad, pero también del honor (y me estoy acordando de Carlos Padrós) estarían avergonzados de que un deporte tan noble y que ellos tanto defendieron haya caído en las redes del dinero. No me refieron al caduco debate entre profesionalismo y amateurismo; me estoy refiriendo a que es patético que una Liga, que pretende ser la mejor del mundo (que no es poco), sea patrocinada por un banco. Samitier tristemente tenía razón. Han convertido al fútbol en un negocio tal que efectivamente esta en poder de los bancos. 

Evasión de Irán

Con la llegada del Ayatollah Jomeini se ponía fin a la tiranía del Sha de Persía Mohammad Reza Pahlaví, régimen sostenido por los Estados Unidos, país el cual acabó acogiendole. Con la partida del Sah se quitó un clavo para poner otro claro, ya que Jomeini instauró un integrismo islámico tal (la denominada revolución islámica) que abarcó a todos los estratos de la sociedad muy especialmente en cuanto a vestimenta y costumbres, algo que afecto considerablemente a las mujeres. Por otro lado, todos los supuestos colaboradores o afectos al Sah fueron torturados y asesinados. Sin embargo, no todo estaba hecho. Los iraníes exigían que el Sah huido, personaje que ya en aquel momento padecía un cáncer que lo llevaría a la tumba, fuera extraditado por los Estados Unidos, algo que no sucedía. 


El 14 de Noviembre de 1979 tuvo lugar un asalto a la embajada estadounidense por una turba odiosa de manifestantes, consiguiendo seis diplomáticos estadounidenses escapar de la multitud y se refugiaron primeramente en el piso del Cónsul estadounidense. Este escondite no era seguro, por lo que contactaron, cuatro días más tarde, con el diplomático canadiense John Sheardown para pedirle su ayuda. 


Este se comunicó con el embajador canadiense Ken Taylor, el cual consideró preferible albergar a dos personas del grupo en la embajada, mientras el resto irían a casa de Sheardown. Inmediatamente alertado, el ejecutivo canadiense concedió su apoyo a dicha operación. El 21 de Noviembre, otro diplomático estadounidense, que se había refugiado en la embajada de Suecia, se unió al grupo albergado de la casa de Sheardown. Mientras los manifestantes (por decir algo) ocupaban una embajada de un país extranjero, algo que hubiera sido considerado un ataque contra la Soberanía Nacional de ese Estado y motivo de guerra, pero Carter, ese Presidente de la "paz" (esto también es un decir, pero es verdad que le dieron un Premio Nobel de la Paz) no hacía nada. 

El embajador canadiense Ken Taylor

Después de varias semanas, cuando ciertos medios de comunicación comenzaron a plantearse cuestiones en lo relativo al número concreto de rehenes, era evidente que hacía falta evacuar al grupo antes de que el secreto se revelara. La decisión se tomó el 30 de Diciembre durante un encuentro entre Flora Isabel MacDonald, Ministra canadiense de Asuntos exteriores, y Cyrus Vance, Secretario de Estado de Carter. Algunos días más tarde, Antonio Mendez y otro especialista de la CIA llegaron a Ottawa para planear la evacuación. La estratagema era como poco curiosa: los seis rehenes serían presentados como cineastas canadienses que trabajaban para una sociedad ficticia instalada en Hollywood.

Los liberados con Carter

Se otorgó una autorización para emitir pasaportes canadienses en secreto para los rehenes. Según el plan, los fugitivos tenían que embarcar en un vuelo regular por sus propios medios a partir del 19 de Enero, pero la CIA insistió en enviar a dos agentes, los cuales se hicieron pasar también por cineastas canadienses y así facilitar la operación de salida y corregir un error en la fecha de los visados de entrada. El embarque se realizó sin ninguna dificultad en un avión de Swissair el 27 de enero.

Los iraníes, tras enterarse del engaño, montaron en cólera, pero lo cierto es que habían caído en el enredo y los diplomáticos estaban libres, agradeciendoles la ayuda prestada a Canada, los cuales les habían literalmente salvado la vida, ya que habían permanecido escondidos durante 79 días. Por cierto, Mohammad Reza Pahlaví, último Sah de Persia, falleció meses después, concretamente el 27 de Julio.

¡Terceras elecciones!

Es curioso. Desde que se puso fecha al presunto debate de investidura (difícil que se envista a un Presidente) se ha puesto de relieve que las terceras elecciones serían el 25 de Diciembre (supongo que a los ateos o a la gente que desprecia a los creyentes cristianos y sus costumbres no le importara ¡Supongo!), haciéndose todo tipo de sorna ante esa posibilidad. Incluso se ha barajado acortar lo que sería la campaña electoral, pero ¡Lo anormal no es que las terceras elecciones coincidan un 25 de Diciembre, sino que hayan unas terceras elecciones!


Claro que unos dirán que prefieren elecciones antes que a Rajoy o esa "malvada" derecha, la cual ha recortado en todo lo recortable (como si otros no hubieran bajado las pensiones) o esta de corrupción a las cejas (otros se contentan con sus "Roldanes", Filesa, Juanito Guerra, caso Ere, etc.). Bueno eso refleja hasta que punto se ha politizado nuestra sociedad. Uno de derechas no puede hablar con uno de izquierdas y viceversa. Bueno. Vayamos a una terceras, cuartas y hasta quintas elecciones y que comprueben en todo el mundo lo patéticos que podemos llegar a ser.

sábado, 27 de agosto de 2016

El cine de Edgar Neville

Un tipo entre atractivo y elegante. Ese era aquel Edgar Neville de aquellos locos años 20 que hizo las américas para ir a la Meca del cine a probar suerte. Hijo de un ingeniero inglés que se ocupaba en España de los negocios de la empresa de motores de su padre, y una hija del Conde de Romrée y de la Condesa de Berlanga de Duero (título que él heredaría), Edgar sólo buscaba hallar un hueco en el mundillo del séptimo arte y lo haría gracias a uno de los más grandes del que se hizo amigo: Charles Chaplin. 


Chaplin le contrató como actor de reparto en  "Luces de la ciudad", donde hacía el papel de guardia, siendo el mencionado Chaplin el que le abrió el camino para que la Metro Goldwyn Mayer lo contratara como dialoguista y guionista, ya que en aquella época se rodaban versiones en español con destino al mundo hispano (muy conocida fue en su momento la versión hispana del Dracula de Tod Browning). Una vez consolidado como residente en Hollywood, comenzó a atraer a la Meca del cine a muchos de sus amigos entre los que se encontraba José López Rubio, Eduardo Ugarte, Tono, Luis Buñuel y Enrique Jardiel Poncela. 

Charlie Chaplin y Edgar Neville

Pero la tierra tira mucho y Neville volvería a España, un país en el que el cine todavía no tenía gran tirón, pero gracias al "hijo prodigo" el séptimo arte se encontraría entre las actividades favoritas de los españolas. En los años 1930 se separó de su esposa, relacionandosele sentimentalmente con Conchita Montes, una aristócrata intelectual y artista bien relacionada, la cual en parte le salvó de ser fusilado durante la guerra civil. Él y Conchita Montes colaborarian en una cantidad importante de películas tras el conflicto civil, siendo la actriz una de las primeras espadas del cine español en aquellos años 40. 

Conchita Montes, musa y pareja de Neville

Si algo hay que destacar del cine de Neville es la introducción del cine negro en el país sin olvidar las raíces propias de España y más concretamente del aire castizo de Madrid con películas como "La Torre de los Siete Jorobados", "Domingo de Carnaval" (con un jovencisimo Fernando Fernán Gómez) y muy especialmente "El Crimen de la Calle de Bordadores". 


Tampoco podemos olvidarnos de películas de una categoría grandisima como "La Vida en un Hilo" donde se mezcla la fantasía, la comedía y algo de drama reflexiando sobre los mecanismos del azar, sirviendo como alegato contra la burguesía entendida como enfermedad del alma o obras como "Nada" basada en la renombrada novela de Carmen Laforet. Tampoco debemos olvidar que Neville contribuyo al teatro del momento, estrenando obras como una versión teatral de la mencionada "La Vida en un Hilo"en 1959. Edgar Neville falleció en 1967. 


No voy a decir que Neville es un cineasta olvidado, pero si es desconocido por gran parte de la sociedad española (incluso cinéfilos) que se acuerdan con notable acierto de nombres como Berlanga, Buñuel, Bardem... sin pensar que antes de esos grandes hubo otro tan grande como ellos que merece un reconocimiento por parte de todos.
A continuación, he realizado una lista de las que, en mi opinión, son sus mejores películas. 

Sus mejores películas
1. La Vida en un Hilo


2. Domingo de Carnaval


3. La Torre de los Siete Jorobados


4. El Crimen de la Calle de Bordadores


5. Nada


6. El Último Caballo


7. Mi Calle


8. El Baile


9. El Marqués de Salamanca


10.  Duende y Misterio del Flamenco

Lucy y Mina

Me puedo ganar muchas muchas enemistades entre algunos cinéfilos, pero el Drácula de Coppola no me gusto nada (si de Coppola; no de Bram Stoker). Quitando un inicio prometedor y una buena banda sonora, Coppola literalmente echa basura en la obra de Stoker con un guión paupérrimo presentándonos un vampiro que parece más la antesala de Crepúsculo alejándose completamente de la crueldad del Conde transilvano y para colmo una historia de ¿amor? entre él y ¡Mina Harker! Claro que chuparle la sangre a tu amiga Lucy (una obsesa del sexo según esta película) y casi matar a tu prometido es un buen comienzo para que el supuesto Drácula (¿Por qué Gary Oldman?) iniciara una historia de amor debido a que Mina se parece a la esposa suicida del Conde y ella se crea que es una especie de reencarnación de la mencionada esposa (un lío, vamos). Pero mi idea (a pesar de lo que diga esta larga introducción) no es hablar de adaptaciones cinematográficas pésimas, ni siquiera hablar de la novela en si, algo que ya hice con anterioridad (enlace), sino poner de relieve a las dos figuras femeninas que se anteponen a Drácula. Lucy Westenra y Mina Murray (Harker tras casarse con Jonathan). 


Ambas no son hermanas, pero tienen una relación parecida. Lucy es una chica rica pretendida por todos, pero ella sólo ama a uno, Arthur Holmwood. En un solo día rechaza a dos, muy a su pesar pues son dos grandes caballeros Quincey Morris, un vaquero americano; y al médico psiquiatra John Seward, aceptando la proposición del mencionado Arthur. Mina, por otra parte, es maestra de escuela que espera casarse con Jonathan Harker que espera obtener una gran ganancia tras venderle propiedades al Conde Drácula. 


Stoker utiliza mucho el simbolismo, algo propio de las novelas góticas con figuras idealizadas. Tanto Lucy como Mina son dos figuras angelicales, aunque también extraordinariamente resolutivas que representan todo lo contrario del Conde. Mientras Drácula es cruel y sanguinario, Lucy y Mina son mujeres puras y en el caso de la última se hace hincapié en su condición de devota esposa y madre. 


Lucy caera bajo las redes de Drácula, mientras Mina ayudara a su esposo Jonathan, al profesor van Helsing y a los demás hombres que tanto querían a Lucy (Arthur, Quincey Morris y John Seward) a dar caza al monstruo como la propia Mina lo llama ya que acabó con Lucy y destrozó su vida. El miserable Conde acabara cayendo y en gran parte será gracias a Wilhelmina "Mina" Harker.

El bebe Lindbergh

Charles Lindbergh era todo un as de la aviación. Hijo de un congresista, en 1927 se convirtió en el primer piloto en cruzar el océano Atlántico uniendo el continente americano y el continente europeo en un vuelo sin escalas en solitario, enlazando Nueva York y París en lo que fue todo un hito para la época, lo que le valió el premio Orteig. Sin embargo, por algo más trágico comenzaría a ser conocido el apellido Lindbergh. La tarde del 1 de Marzo de 1932 en la casa de la familia en el este de Amwell, New Jersey, era secuestrado el hijo del piloto que apenás contaba con 20 meses de vida. 


La noticia corrió como un reguero de pólvora y tanto medios nacionales como internacionales se hicieron eco de la misma. Mientras el secuestrador contactó con el matrimonio a través de la mediación del doctor Condon, pagándose 50.000 de rescate en certificados de oro, pero el niño no fue devuelto. El piloto era persona muy conocida por lo que no es de extrañar que la búsqueda del secuestrador fuese exhaustiva. Más de dos meses después, concretamente el 12 de Mayo de 1932, el cuerpo del niño fue descubierto a escasa distancia de la casa de los Lindbergh en el cercano municipio de Hopewell. El examen médico determinó que la causa de la muerte fue una fractura de cráneo. Ese mismo año se promulgó la conocida como Ley Lindbergh en que el secuestro se tipificaba como un delito federal. 

Charles Lindbergh

La investigación para encontrar al secuestrador siguió su curso. La cuestión es que los certificados de oro estaban seriados y la policía aguardó a que apareciesen en el mercado, ya que la banca los había sacado de circulación.  Más de dos años después, concretamente el 18 de Septiembre de 1934, se descubrió un certificado de oro del dinero del rescate que tenía un número de placa de vehículo escrita en él. Así el hombre, que estaba al tanto de los números de serie, identificó uno de ellos y sin que el pagador se diese cuenta anotó la matrícula del vehículo, llamando posteriormente a la policía.
La matricula era de la ciudad de New York y pertenecía a un Dodge sedán color azul oscuro propiedad de Bruno Hauptmann. Hauptmann fue detenido al día siguiente, siendo acusado del asesinato sin tener aún la policía pruebas consistentes.

Anne Lindbergh su hijo Charles Jr, su madre y su abuela

De esta forma y bajo indicios, el tal Haptmann fue denominado por la prensa como "El hombre más odiado de los Estados Unidos", siendo llevado a juicio. Cabe decir que nunca se aclaró del todo si era el asesino o no y parece ser que sus coartadas eran perfectas, mientras las pruebas eran como poco absurdas como  un número de teléfono encontrado en su armario, el cual era del hombre que entregó el rescate, el doctor Joseph F. Condon (¿Acaso conocer a ese hombre le hacía culpable?). 

Charles Linbergh declara como testigo en el juicio

Tampoco la policia fue precisamente muy profesional. Existen pruebas de que la policía manipuló las tarjetas de marcaje de tiempo del trabajo de Hauptmann e hicieron caso omiso a los compañeros de trabajo de Hauptmann, los cuales declararon que éste estaba trabajando el día del secuestro. El hecho de que la prensa buscara carnaza (al menos la de un hombre del que no se había probado que fuera culpable) posibilitó la condena a muerte de un hombre probablemente inocente. Su viuda haría campaña para que se reconociera por parte de la justicia estadounidense que su marido era inocente sin conseguirlo. 


Lo cierto es que este caso (en el que Agatha Christie se basó para crear una se sus novelas más memorables de Poirot "Asesinato en el Orient Express") es uno de los más conocidos de la historia de la criminología tanto por los personajes implicados, el asesinato en si y la aparente falta de pruebas que pudieron llevar a un hombre a la muerte, siendo inocente. Por eso fue conocido como "El crimen del siglo". 

El burkini y la falsa libertad

¡Cuánta polémica se ha levantado en Francia a raíz del famoso y tétrico burkini! Porque es que si algo hay que no soporta el hombre musulmán militante es que la mujer enseñe algo que no sea la cara, los ojos, las manos y los pies... mientras en la laica Europa (laica para los cristianos claro) hablamos de una supuesta libertad, permitiendo bajo esta premisa el sometimiento de la mujer. 


Dicen que hay mujeres que eligen llevarlo y eso valida la idea de la libertad frente aquellos que prohiben dicha prenda. Claro. Y también hay mujeres que son agredidas física o mentalmente por sus parejas y, sin embargo, eligen estar con ese individuo miserable, perdonandoles todo, e incluso llegan a considerar que si él les pega, es por algo que han hecho. Es toda una barbaridad. Muchas mujeres musulmanas viven confundidas entre lo que dice su religión y lo que les han dicho que es su religión, permitiendo un sometimiento al varón más propio de la edad media que de los tiempos contemporáneos.
El burkini (acrónimo de burka y bikini) es algo más que un retroceso; es toda una degradación para la mujer basándose en una falsa libertad. Una libertad de la que por cierto no gozan las occidentales que viajan a países musulmanes, claro. El burkini no es defendible ni como tradición religiosa, ni cultural ni nada. No es que sólo atente contra el laicismo de un país (Francia en este caso), sino contra la libertad, la igualdad entre hombres y mujeres y el buen gusto. ¿Acaso no les parece ridículo ver a una mujer completamente tapada en una playa?

martes, 23 de agosto de 2016

Amaras a Deborah Kerr

Creó que mi primer recuerdo de la gran Deborah Kerr fue haciendo de aquella Ligia que robó el corazón a Marco Vinicio en "Quo Vadis". Y creo que este papel me influyó a mi (al menos hace un tiempo) en ver los personajes de Kerr con esos aspectos de señora distinguida... hasta que llegó su gran papel en "De Aquí a la Eternidad" donde engañaba a su marido con Burt Lancaster con memorable escena en la playa incluida.


Yo y muchos amamos a Deborah Kerr y aún lo seguimos haciendo cada vez que sale en pantalla con obras como "Tú y yo" "El Rey y Yo", "Suspense", "Sólo Dios lo Sabe" o "La Noche de la Iguana", películas muchas de ellas cumbres en su género.


En todas ellas siempre destacaba con esa mirada tan limpia, tan serena. Kerr fue una de las grandes actrices del cine en Hollywood, algo que nunca ha sido fácil... y no creo que lo sea nunca.

Miedo a los fantasmas con "Suspense"

Deborah, al igual que Cary Grant, era británica (concretamente escocesa), aunque hizo la mayor parte de su carrera en los Estados Unidos y al igual que Grant fue olvidada para obtener algún Oscar, recibiendo un Honorífico en 1995. No obstante, los premios no hacen al actor, sino sus actuaciones y Kerr las tuvo muy memorables.


Tan recordadas como aquella película en la que es besada por Burt Lancaster en la orilla de la playa (más de uno debió sentir sanos celos de Burt). Gracias a películas como esta, todos amamos y seguiremos amando a una grande llamada Deborah Kerr.

Manolín Bueno y la alargada sombra de Gento

En los años 50 y 60 el Real Madrid tuvo una curiosa iniciativa. Los Jueves el equipo blanco jugaba un partido amistoso en el que participaban suplentes que aspiraban a la titularidad, figuras en claro declive o canteranos esperanzados con llegar al primer equipo. Estaba bien no sólo para los jugadores, sino para los chavales, que por un precio irrisorio, podían ver a su equipo después del cole. Entre esos suplentes, el más querido y jaleado por la afición era un elegante extremo izquierda con una zurda de oro. Su nombre era Manuel Bueno, pero ya desde su etapa en Cádiz lo conocieron como Manolín Bueno.


En esos encuentros de los Jueves era el que más destacaba, llegándose a recordar un partido contra el Manchester United en el que los blancos iban perdiendo 1-4 para acabar ganando 6-5 con 4 goles de la perla andaluza. Pero si Manolín era tan bueno ¿Por qué era suplente? La respuesta la tenemos en 2 palabras: Paco Gento.
Manolín tuvo la mala suerte de ser suplente del posiblemente mejor extremo izquierda de la historia. Y para eso vino: para posibilitar que Gento descansara en partidos irrelevantes. Sin embargo, el extremo cántabro era un futbolista que estaba en el mejor momento de su vida futbolística y Manolín durante 11 de sus 12 temporadas en el club madrileño jugo 7 partidos como mucho en una temporada... y es que Gento era poco dado a lesionarse. Tampoco existían las rotaciones como ahora y ni mucho menos las sustituciones desde el banquillo.


Más de una vez corrió el rumor de su marcha del club, pero el caso es que por iniciativa propia o de otras nunca cristalizo su salida. A pesar de su suplencia, Bueno siempre aprovechó sus oportunidades y reconoció en Gento a algo más que un adversario por un puesto. Gento era tanto maestro como amigo.

Bueno y Gento, dos zurdos de oro

Su última temporada en el Real Madrid fue tan exitosa como trágica. Exitosa porque debido a una lesión de Gento pudo jugar más partidos y anotar goles como los dos que endosó al Atlético de Madrid en el Calderón. Tragica porque no consiguieron un título y el equipo blanco tenía la costumbre de renovar a todos sus jugadores si conseguían un trofeo. 


Manolín Bueno vio frustrada su renovación cuando perdieron la Recopa. Tras 12 años en el club con 118 partidos, Manolín Bueno se iba de la entidad madridista a buscar suerte en Sevilla. Se iba del club precisamente el año en que se retiraba Gento. Siempre Gento.

William Wallace al descubierto

William Wallace es esa figura histórica enaltecida por el nacionalismo escocés cuando en aquella época (siglo XIII) los lugareños no tenían una conciencia nacional separada de Inglaterra, aunque lucharan por una cierta autonomía, algo que los Reyes les negaban de ahí las guerras de la independencia escocesas que quedaron en nada cuando mucho tiempo después los mismos escoceses pidieron la unificación con Inglaterra. La película "Braveheart" pareció poner de relieve una figura muy desconocida que a nivel fílmico enterraron sobre tierra, propiciando que varios historiadores pusieran el grito en el cielo ante una versión demasiado americanizada del legendario guerrero escocés.


Lo cierto es que la vida de William Wallace nos ha llegado a través del poeta de finales del siglo XV Harry el ciego, desconociendo el lugar exacto de nacimiento debido a un problema ortográfico, pues Elderslie y Ellerslie, las dos candidatas a ser la patria de Wallace se escribían de la misma manera en época medieval. 
Era hijo de un rico terrateniente. Al no ser el mayor de los hijos, no tenía derecho a heredar las tierras de su progenitor, por lo que enfocó su carrera hacia la Iglesia. Así acudió a la escuela de su tío (que era sacerdote) cerca de Stirling, y allí aprendió francés y latín.
Después de su vuelta a la aldea, contrae matrimonio con Marian Braidfoot. Su esposa falleció antes de su lucha. En el contexto de las luchas por el trono de Escocia, que Eduardo I de Inglaterra quería para su hijo, William Wallace destacó por una serie victorias en su comarca de origen. Fue encarcelado, logrando escapar y comenzó a reunir y adiestrar  campesinos y artesanos, hasta lograr un grupo de guerreros, con los que se presentó en Stirling, teniendo lugar la más famosa de sus batallas.


Después de la aplastante victoria escocesa, Wallace fue nombrado “Guardián de Escocia” y, envalentonado, se lanzó a la toma de York, ciudad que fue saqueada. Aún así su ejército era muy débil y, a pesar de su liderazgo, William Wallace fue derrotado en Falkirk. Los arqueros galeses que acompañaban al ejército anglosajón diezmaron a los escoceses, que poco pudieron hacer al llegar al cuerpo a cuerpo. 


Tras esta derrota, William Wallace perdió el título de guardián de Escocia, huyó y se mantuvo escondido durante un tiempo, hasta ser traicionado, apresado, y finalmente ejecutado en Londres como un vulgar traidor. Sus cuatro extremidades (brazos y piernas) serían enviadas a los cuatro extremos de la nación como ejemplo edificante para quien osase desafiar la autoridad del Rey.


Ese fue el final de un hombre que postreramente quedó como defensor de los valores escoceses frente al enemigo inglés. Esa fue la historia del glorificado William Wallace.

lunes, 22 de agosto de 2016

Siempre en su mente

Si. Esta canción fue compuesta po Johnny Christopher, Mark James y Wayne Carson Thompson, siendo grabada por muchos grandes artistas, pero ninguno como Elvis, siempre Elvis.


La grabaría precisamente cuando su matrimonio con Priscilla hacía aguas y casi como una premonición, ya que fue precisamente la falta de atención de él, lo que propició el divorcio. Un hombre que apenas tiene tiempo para estar con su amada, que comete muchos fallos, que sólo vive por y para su trabajo... y sin embargo la tiene a ella presente siempre en su mente. A pesar de todo... siempre en su mente.

La vampira de Barcelona

Sería a principio de los años 10 del Siglo XX cuando tuvieron lugar una desaparición de niños tan grande que la policía tuvo que actuar. Entonces se habló de una negra figura que aprovechando la oscuridad de la noche, raptaba a los niños cual hombre del saco.  Las pesquisas, llevaron a la casa de una curandera cuyo nombre era Enriqueta Martí Ripollés, pero ¿Por qué?


Enriqueta, separada de su marido hace algunos años, llevaba una doble vida: durante el día, mendigaba y pedía en las casas de caridad, conventos y parroquias, vistiendo harapos, llevando niños de la mano que los hacía pasar por sus hijos, mientras los prostituía o los asesinaba. No obstante, merced a su trabajo de proxeneta, su tren de vida era enorme y de noche se vestía con ropas lujosas, viéndosela en el Teatro del Liceo, el Casino de la Arrabassada y otros lugares donde acudía la clase acomodada de la ciudad de Barcelona, siendo probable que en aquel ambiente ofreciera los servicios de algún niño a algún depravado. 
En 1909 fue detenida en su piso de la calle Minerva de Barcelona acusada de regentar un burdel donde se ofrecían servicios sexuales de niños de edades comprendidas entre los 3 y 14 años. Gracias a sus contactos con altas personalidades de la ciudad condal, que contrataban sus servicios como proxeneta infantil, Enriqueta nunca tuvo un juicio por el asunto del burdel y sospechosamente el proceso se perdió en el olvido judicial y burocrático propio de España.


Por eso no es de extrañar que pensaran en ella como causante de las misteriosas desapariciones de niños. El 27 de Febrero, con la excusa de una denuncia por tenencia de gallinas en el piso, el brigada Ribot y dos agentes más fueron a buscar a Enriqueta, la cual se encontraba en el patio de la calle de Ferlandina. Ella se mostró sorprendida, pero no opuso resistencia para no levantar sospechas. Cuando entraron los policías, encontraron dos niñas en el piso. Una de ellas era Teresita Guitard Congost a la que se buscaba desde hacía unos días con desespero y la otra una niña llamada Angelita. Entre las desagradables pruebas encontradas que incriminaban a Enriqueta y el relato de la mencionada Teresita, que incluían muertes violentas, más de un policía se fue a un rincón a vomitar.


La cuestión es que mientras ejercía como proxeneta, también era curandera, utilizando para elaborar sus productos restos humanos de los niños que mataba, los cuales llegaban incluso a ser desde bebes hasta de 9 años. De esos niños lo aprovechaba casi todo: la grasa, la sangre, los cabellos y los huesos (que transformaba en polvo). Enriqueta ofrecía sus ungüentos, pomadas, filtros, cataplasmas y pociones a personas adineradas para curar la tuberculosis, tan temida en aquella época, y todo tipo de enfermedades que no tenían cura en la medicina tradicional. Por la noche se dedicaba a secuestrar niños, corriendose el rumor de que un vampiro raptaba a los niños para chuparles la sangre... y no era del todo incierto.


Y no se supo cuántos niños asesinó para sus productos, pero lo cierto es que estamos ante una de las asesinas en serie más mortíferas de la historia negra de España, la cual dejó un hondo temor en la población de Barcelona. Para el recuerdo nos quedan los testimonios de las niñas supervivientes, las noticias de la prensa de la época y las declaraciones llenas de incongruencias de la propia Enriqueta, que murió poco después, en 1913 según algunos de cáncer y según otros de una brutal paliza. Lo cierto es que Enriqueta Martí pasó a la historia como la vampira de la calle de Poniente, la vampira del Raval o la vampira de Barcelona.