viernes, 14 de agosto de 2015

La Libertad, Sancho, ... ¡La Libertad!

"La Libertad,Sancho, ..."
Esa eterna palabra, Libertad, es algo que creemos que nos falta y cuando la perdemos nos damos cuenta de que había estado con nosotros todo el tiempo. Don Miguel sabía lo que era perderla. La Libertad no era eso que nos permite hacer lo que queremos, sino el elegir qué pensar, qué querer y entre hacer el bien o el mal.


Cervantes la perdió muchas veces, pero ninguna cuando cayo preso en Argel. Años de miseria en el que cada intento de evasión era recompensado con el látigo. Para colmo, el hecho de que llevara una carta de recomendación por parte de gente importante, hizo que se pidiera más por su cabeza.


Sí no hubiera sido por los trinitarios, hubiera acabado su vida en galeras. Libertad. Todo el mundo cree conocer lo que significa y casí nadie lo sabe. Don Miguel de Cervantes era uno de aquellos pocos que sabía su significado porque sabía lo que era perderla de verdad.


Mientras pensaba todo eso, escribía unas líneas que deberían estar bordadas en oro, por lo mucho que significan. Esas líneas las decía su hijo Don Quijote; los pensamientos de su padre Cervantes:
"La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertadI así como por la honra se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres"

No hay comentarios:

Publicar un comentario