sábado, 1 de agosto de 2015

La extraña muerte de Edgar Allan Poe

En la noche del 3 de Octubre de 1849 se encontró a un hombre, que se tambaleaba en medio de la oscuridad. Parecía un vagabundo. Sin embargo, la diferencia era que este hombre parecía angustiado y falto de ayuda. Ese hombre sorprendentemente era uno de los grandes literatos del momento; un hombre que había nutrido de miedo y angustia los corazones de los hombres con su fina prosa. Ahora era él que parecía sentir un miedo atroz. Ese hombre era ni más ni menos que Edgar Allan Poe. 


Poe fue encontrado delirando frente a la Ryan's Tavern, también llamada Gunner's Hall ("Salón del artillero"). Un impresor llamado Joseph W. Walker envió una misiva, pidiendo ayuda a un conocido de Poe, el Dr. Joseph E. Snodgrass. La cara decía así: 
"Estimado señor:
Hay un caballero, más bien mal vestido, en el 4º distrito de Ryan, que se hace llamar Edgar A. Poe, y que aparenta estar muy angustiado, dice ser conocido de usted, y le aseguro, está necesitado de ayuda inmediata.
Suyo, apresuradamente, Jos. W. Walker"
El aspecto de Poe, según el propio Snodgrass era repulsivo y tenía los ojos vacíos y sin brillo. Fue trasladado por Snodgrass al Washington College Hospital. Durante el momento en que estuvo internado, el escritor parecía estar como en una nube misteriosa, ya que parecía no saber el motivo por el que se hallaba allí. En ningún momento fue capaz de explicar cómo había llegado a dicha situación, ni por qué motivo llevaba ropas que no eran suyas. Todo el mundo sabía el dolor que le había causado la muerte de su esposa Virginia, pero también que planeaba casarse con su primer Amor Sarah, recuperando gran parte de la felicidad perdida, por lo que era extraño que se encontrara en tal situación. También es cierto que los hábitos poco saludables de Poe como el alcoholismo le hicieran perder la cabeza. 

Virginia Clemm, prima y esposa de Poe

La leyenda, recogida por Julio Cortázar y otros autores, nos cuenta que en sus últimos momentos invocaba obsesivamente a un tal Reynolds (que podía hacer referencia al explorador polar que había servido de referencia para su novela de aventuras fantásticas "La narración de Arthur Gordon Pym"), y que al expirar sus palabras fueron: "¡Que Dios ayude a mi pobre alma!"
Lo cierto es que parece que en los últimos momentos Poe hizo referencia a su esposa y que se le negaron las visitas, siendo confinado en una habitación similar a una prisión con ventanas de barrotes en una sección del edificio reservada para borrachos. Poe murió el 7 de Octubre; uno de los grandes escritores de su tiempo moría en medio de una soledad y angustia que nunca supo explicar.


Poe fue enterrado junto a su esposa y suegra y se asoció la causa de su muerte al deliriums tremens provocado por la gran ingesta de alcohol. Sin embargo, como sí de un cuento del mismo Poe se tratara, el misterio de su muerte nunca fue resuelto del todo, ya que se perdieron tanto el informe médico como su certificado de defunción. 


Así moría el hombre que tanto terror provoco en los lectores de su época; en medio de la soledad y el misterio de unos cuatro días, que nunca se explicaron bien. Sin embargo, estos funestos días no borran la figura de un hombre, que supo llevar el miedo a los corazones de los hombres; y es que Poe fue mucho más importante que su propia muerte. Sin saberlo, ya había alcanzado la inmortalidad. 

1 comentario: