domingo, 4 de septiembre de 2016

Pablo Hernández Coronado, una vida dedicada al fútbol

Puede que el nombre Pablo Hernández Coronado no les suene mucho ni a los futboleros, pero lo cierto es que estamos ante uno de los grandes personajes del balompié hispano. Hernández Coronado ejerció toda su vida deportiva en el Real Madrid, primero como guardameta, secretario técnico, directivo y seleccionador, pero lo cierto es que sus ideas trascendieron su propio club. 


Como portero sólo disputó 15 partidos oficiales (perdió frente a Candido Martínez), aunque llegó a estar preseleccionado para los Juegos Olímpicos de Amberes, pero sería desde su labor como secretarío técnico del club blanco donde modernizaría el fútbol a veces con ideas buenas, las cuales han perdurado, y a veces con ideas que como poco podrían definirse como estrafalarias. 

Como guardameta
Entre sus buenas ideas destaca la inclusión de dorsales en las camisetas de los equipos de fútbol con el objetivo de que el árbitro, prensa y público no se confundiera a la hora de identificar a determinado jugador (por ejemplo antes de eso era habitual que el colegiado pudiera dar por error como autor de un gol a aquel jugador que no lo hubiera anotado) e incluso introdujo las rotaciones. Hasta la fecha, rara vez un entrenador cambiaba las alineaciones a no ser que el futbolista estuviera lesionado o en muy baja forma. Al disputarse tan solo la Liga y la Copa (esta última después de la Liga) no se concebía que un jugador pudiese estar cansado. Sin embargo, Hernández Coronado en tándem con el entrenador Keeping propuso que el Real Madrid jugara con una alineación en casa y otra fuera. Tras perder contra el Deportivo de la Coruña por 3-0 a domicilio se desechó tal idea. 


Por otra parte, entre sus haberes se encuentran fichajes como Monchín Triana, Gaspar, Rubio, Jaime Lazcano, Rafael Morera, Luis Regueiro, Pahiño, ... grandes del balompié nacional que, a diferencia de él, llegaron a jugar con la Selección Española. Durante la guerra se encargaría de los asuntos del club blanco.


No todo fue el Real Madrid. Hasta tres fueron sus etapas en el Combinado Nacional como Seleccionador. La primera se saldó con dos derrotas (una de ellas fue la primera derrota contra Portugal de nuestra historia), la segunda fue un partido en 1955 y la tercera, tras la marcha de Escartín y con motivo del Mundial de Chile, que fue un auténtico desastre. En esta última etapa, el Seleccionador fue Hernández Coronado, mientras el entrenador sería Helenio Herrera. 


Poco a poco, Hernández Coronado fue saliendo de la vida pública deportiva, quedando en el olvido más absoluto. Otro de esos hombres a los que se debe un homenaje por parte del deporte del balón redondo; un hombre cuya vida fue de absoluta dedicación al deporte que amaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario