lunes, 18 de mayo de 2020

Socrates y su sufrida vida marital

El filósofo más allá de la filosofía... ¿o no? La vida hogareña de Sócrates no fue nada fácil y es que, según cuentan, su esposa era de armas tomar, contrastando con la forma de ser de él. 


Su nombre era Jantipa (en griego Ξανθίππη Xanthíppē), que en griego significa "caballo rubio" de ξανθός xanthós ("rubio") y ἵππος híppos ("caballo"). 
Cuentan que Jantipa no destacaba precisamente por su buen carácter. Ciertamente no debía ser fácil vivir con alguien como Sócrates (bastante dejado de si mismo), pero parece ser que la actitud de ella hacía él no dudaríamos en calificarla de maltrato.


La anécdota más conocida de ella fue cuando en En una ocasión, muy enfadada con Sócrates por algo que había hecho, le vació un orinal en la cabeza. Sócrates, hombre ecuánime y tranquilo,  se limitó a contestar: "Después del trueno viene la lluvia". 


Para ser justos con Jantipa su forma feroz de ser con el filósofo no fue siempre así.  Tuvieron tres hijos (Lamprocles, Sofronisco y Menexeno) y quedó devastada, tras la condena a muerte de su esposo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario