lunes, 1 de junio de 2015

Maestro Rossellini

1945 sería un año histórico para el cine europea. En medio de las cenizas y los estragos de la Segunda Mundial, que parecía haberse puesto definitivamente a favor de los aliados, Roberto Rossellini filmaria una de las grandes obras del cine italiano, que inauguraba un movimiento cinematográfico, que tenía como objetivo el mostrarnos las condiciones de vida y sociales más de la forma más cercana y auténtica. Ese año de 1945 Roberto Rossellini dirigiría "Roma, Ciudad Abierta".


Roberto, perteneciente a una familia burguesa de Roma, siempre sintió interés por el cine, llegando a ser técnico de sonido, aunque su avance dentro del séptimo arte fue tal que comenzó a rodar cortometrajes hasta que pudo dirigir sus propios largometrajes, llegando a rodar la mencionada "Roma, Ciudad Abierta", mostrándonos las duras condiciones de los romanos frente al terror de una Italia dirigida por los nazis. 


Esta película no sólo dio por iniciado el Neorrealismo Italiano, sino que sería el comienzo de una serie de tres películas sobre los estragos de la guerra, a la que se denominaría Trilogía Neorrealista, cuya segunda película fue "Paisà" (Camarada) en 1946, filmada enteramente con actores no profesionales, y la tercera "Alemania Año Cero" en 1947, siendo patrocinada por un productor francés y dirigida en el sector galo de Berlín. Las brutales escenas de desesperación e inmoralidad, ocasionadas por la guerra ha hecho de estas películas unas de los más grandes de la historia del séptimo arte. De las primeras grandes obras de Rossellini destacaría la gran importancia de Anna Magnani con el que el propio director mantendría un romance.

Magnani y Rossellini

No obstante, el escandalo en torno a la vida de Rossellini surgió en 1948. Ese año,  recibe una carta de una de las grandes de Hollywood, Ingrid Bergman, proponiéndole trabajar con él. Dicha carta decía así:
"Querido M. Rossellini, 
he visto sus películas ‘‘Roma, ciudad abierta’’ y ‘‘Paisá’’ y me han gustado mucho. Si necesita una actriz sueca que habla muy bien inglés, que no ha olvidado su alemán, a la que no se entiende mucho en francés y que en italiano solo sabe decir ‘‘ti amo’’, entonces estoy lista para hacer una película con usted"
El caso es que cuando Rossellini fue a Nueva York, Estados Unidos, a recoger el Premio de la Crítica por "Paisá" se quedó enamorado de Ingrid, surgiendo una aventura entre ambos, que dio lugar a un embarazo. Ambos estaban casados, aunque en el caso del director era incluso más grave, no sólo por su ascendencia burguesa, sino que estaba casado con una mujer también de la burguesía.

Roberto e Ingrid

El escándalo fue tal que un representante de Colorado denunció a la actriz en el Senado de los Estados Unidos. Ambos obtuvieron el divorcio y se casaron por poderes en Juárez. La primera película de Rossellini con Ingrid fue "Stromboli, Tierra de Dios", una de las más grandes del genio italiano, que, sin embargo, no tuvo, la acogida esperada en su inicio. Muchos aducen que fue debido al escandalo de sus divorcios y posterior casamiento. 
Lo cierto es que Ingrid sería la estrella de su marido en 6 películas (La mencionada "Stromboli, Tierra de Dios", "Europa '51", "Nosotras las Mujeres", "Juana de Arco", "Ya no creo en el Amor" y "Te querré Siempre"). En medio tendrían hasta 3 hijos. Ambos se acabarían separando.


Sin embargo, no sería justo hablar de este escandalo como la parte central de la vida de Rossellini en los años 50, aunque influyo muchisimo sobre todo porque llevo a actores no italianos, algunos provenientes del mismo Hollywood a probar suerte en Italia como fue el caso de George Sanders al que dirigió en "Te querré Siempre" o Anthony Quinn en "La Strada" de Fellini. 
En 1959 rodaría "El General de la Rovere", que sin ser perteneciente al Neorrealismo, la podemos considerar todo un homenaje al mismo, ya que junto a dos grandes de dicho movimiento: al propio Rossellini en la dirección y a Vittorio De Sica como protagonista. UN dúo perfecto, que hizo del cine italiano uno de los mejores de su época. 

De Sica, Rossellini y Fellini

A partir de los 60, la carrera de Rossellini empezó a declinar, aunque eso no impidió que Rossellini ya estuviera dentro de los grandes de la historia del séptimo arte. Podrían venir otras películas, pero muy pocas alcanzaban el grado de realismo con el que realizó sus primeras obras. Rossellini falleció de un ataque al corazón en 1977. 


Hubo muchos grandes cineastas que alcanzaron la excelencia y que hicieron del Neorrealismo Italiano uno de los movimientos cinematográficos más influyentes, sin embargo, sin Rossellini todo hubiera sido muy diferente. Y es que el maestro italiano alcanzó algo mucho mas importante que el favor de la crítica; alcanzo la inmortalidad. 
A continuación, les pongo las que, en mi opinión, son sus mejores películas.

Sus mejores películas
1. Roma, Ciudad Abierta


2. Alemania, Año Cero


3. Stromboli, Tierra de Dios


4. El General de la Rovere


5. Europa '51


6. Te querré Siempre


7. Paisá (Camarada)


8. Francisco, Juglar de Dios


9. Fugitivos en la Noche


10. Ya no creo en el Amor

No hay comentarios:

Publicar un comentario