jueves, 8 de diciembre de 2016

Y 32 años después... ¡Campeones de Europa!

Muchos años habían pasado ¡Demasiados! El Real Madrid, todavía el que más entorchados europeos tenía, hacía 32 años que no era campeón. Hasta la Copa de Europa había cambiado su formato para pasar a denominarse Liga de Campeones. Bromas y bromas tenían que escuchar los del Real Madrid sobre Copas de Europa en blanco y negro, conquistas añejas, etc. Pero llegó 1998 y...


El equipo blanco, vigente campeón de Ligay dirigido por Jupp Heynckes, quedó encuadrado en el grupo D con el Rosenborg noruego, el Olympiakos griego y el Porto portugués. Mientras en la competición domestica no arrancaba (de hecho ese año quedó cuarto), en Europa demostraba que podía hacerlo. Sólo perdió contra los noruegos y acabó primero con 4 victorias de los que muchas fueron goleadas. 


En cuartos le tocó el Bayern Leverkusen en una eliminatoria en la que Karembeu con dos goles (en ida y vuelta) demostró algo de porque lo habían fichado. Jugadores como Hierro, Morientes, Mijatovic, Roberto Carlos y Raúl tenían hambre de título europeo y los alemanes no pudieron contra el equipo blanco que les empató en su casa y ganó 3-0 en Madrid.


Después llegó otro equipo germano, el Borussia de Dormund, vigente campeón del torneo, y la caída de la portería gracias a los ultras que obligó a que se retrasara el partido más de una hora. Ésto le costaría el Real Madrid una sanción no sólo económica, sino disputar partidos como local en otros campos. Afortunadamente no se dio por perdido el partido a los locales, a pesar de las protestas alemanas.


Después de este esperpento se jugó y el equipo blanco ganó con goles de Morientes a pase de Roberto Carlos y Karembeu. En la vuelta el equipo logró aguantar e incluso le anularon goles, pero todo estaba muy claro: el Real Madrid iba a jugar una final de Copa de Europa 17 años después.


La final se jugaría en el Amsterdam Arena contra la Juventus de Turin, la cual había sido campeona y subcampeona del torneo de forma consecutiva y contaba con jugadores de la calidad del capitán Deschamps, Alessandro del Piero, Paolo Montero, el portero Peruzzi y un tal Zinedine Zidane. 
El partido estuvo a cara de perro y cualquiera pudo ganarlo. El equipo italiano empezó bien, pero una gran defensa de Hierro (quizás el mejor del partido) contuvó el ataque rival y el equipo comenzó a hacer buenas jugadas pudiendo marcar gol en más de una ocasión. 


Entonces en la segunda parte llegó el gol: un centro de Panucci no encuentra rematador (creo que el que salta es Raúl), Roberto Carlos tira con su habitual potencia, rebotando en un defensa, el balón va a Mijatovic, que tras regatear al portero, la cuela entre los tres palos ¡Gol! ¡32 años estaban en esa jugada! ¡en esa espera que acabó con el balón besando las redes!


Después mucho sufrir con algún tiro de la Juventus y contragolpes del Real Madrid que no conducían a nada. Al final, el éxtasis. El Real Madrid después de 32 años era campeón de Europa. Un título, que como capitán recogió Manuel Sanchís (si; el hijo de Manolo Sanchís aquel lateral de las medias caídas que le hizo un gol maradoniano a Suiza), el único de la quinta que pudo levantar no sólo esa, sino dos Copas de Europa. 


Muchos años han pasado y más títulos europeos ha ganado el Real Madrid, pero ninguno fue tan emocionante como ese. Puede que fuera por la espera de 32 años. Lo cierto es que ese año 1998, el Real Madrid había vuelto a SU competición; había vuelto el Rey de Europa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario