jueves, 1 de diciembre de 2016

Las hijas de Lot

Lo cuenta el Génesis. Tras huir de la destrucción de Sodoma (quien junto a Gomorra había padecido la ira de Dios por sus muchos pecados), Lot, el único hombre justo de la desaparecida ciudad, y sus se hijas. encuentran en un descanso en su huida (su esposa se convirtió en una estatua de sal cuando se volvió para ver cómo la ciudad era destruida). Viendo las hijas que su inevitable destino va a ser la soledad, deciden emborrachar a su padre y tener relaciones sexuales con él, para quedarse embarazadas. 


Una historia truculenta y en cierta parte llamativa para uno de los textos sagrados más importantes. Sin embargo, en este relato el autor no busca una definición moral de lo que esta bien o mal, ya que hay que recordar muchas practicas que no son narradas en el Génesis llevadas a cabo incluso por los patriarcas son condenadas por la Ley de Moisés. La historia del incesto de Lot y sus hijas tiene más que ver con la política.  


Curiosamente los nombres de las hijas nunca no son mencionadas (así como el de la mujer de Lot), pero sí los de los hijos que concibieron de su padre. Éstos fueron Moab y Ben-ammi, de quienes descenderían los moabitas y amonitas respectivamente, que a su vez eran enemigos de Israel.


Por lo tanto, el autor, que evidentemente reprueba tales relaciones, quiere advertirnos que tanto moabitas como amonitas nacieron de una condición pecaminosa, son unos hijos de "mala madre", las cuales son capaces de engañar a su padre para tener relaciones antinaturales con el mismo. Así sus fundadores, Moab y Ben-ammi, son hijos nacidos del pecado que pasaron a su descendencia y, por lo tanto, a moabitas y amonitas, un tipo de historia que es habitual en otras partes del Génesis en que se describe el origen espúreo de pueblos enemigos de Israel como la de Ismael o la de Canaán. 


Un dato curioso es que, siguiendo la historia, tanto moabitas como amonitas estaban emparentados con Israel, ya que Lot era sobrino de Abraham, el primer gran patriarca del pueblo judío, que a su vez, es considerado, el padre de las tres religiones del libro o monoteístas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario