jueves, 22 de diciembre de 2016

El español que quisó ser hombre lobo

Sería en su juventud cuando quedó impresionado de una simple película. Ésta no era más que especie de refrito típico de la Universal donde les daba porque salieran uno, dos o tres monstruos a la vez. En este caso era "Frankenstein y el Hombre Lobo" en la que había actores como Lon Chaney Jr. o Bela Lugosi. Fue en ese momento (y el mismo lo contó en alguna entrevista) cuando decidió querer ser actor de cine de terror. Su nombre completo era Jacinto Molina Álvarez, pero todos lo conocieron como Paul Naschy. 


Pero antes de ser actor su vida iría por otros derroteros que fueron la gimnasia y la halterofilia. Jacinto, de complexión fuerte, llegó a ser grande en eso de levantar pesas, siendo campeón de España y representante español en los Campeonatos de Europa.


Su primera incursión en el cine fue como extra en la película estadounidense "Rey de Reyes", dirigida por Nicholas Ray, rodada en España y en la que fue seleccionado para hacer de un sirviente de Herodes Antipas (En dicha película Carmen Sevilla haría de María Magdalena), pero lo que le tiró sería el cine de terror y muy especialmente haciendo de un ser peludo que llevaba el horror allá por donde pasaba. 
Efectivamente, ya con el nombre artístico de Paul Naschy, sería uno de los más recordados hombres lobos en la historia del cine en películas donde en muchos casos se mezclaba el terror con el erotismo y daba vida a Waldemar Daninsky, un hombre que padecía la maldición de transformarse en hombre lobo en noches de luna llena. 


No sólo hizo de hombre lobo, sino otros personajes igualmente sanguinarios como Drácula o la Momia, algo que en algunos circulos le valió el honroso calificativo de Lon Chaney español. Sin embargo, su labor no sólo fue interpretativa, sino que también dirigió y guionizó sus propias obras, que sin ser perfectas, se hicieron (y han hecho) un pequeño hueco en el corazón de los amantes del cine de terror. 


Hace unos años un cáncer se llevó la vida de un hombre en cierta medida poco valorado o reconocido en algunos casos por desconocimiento, en otros (espero que pocos) por auténtico e injusto desprecio a un hombre que lo dio todo dentro del terror. Por último, sólo me queda citar a un tipo, un tal Quentin Tarantino, que admiró muchisimo a este grande del género: "Paul Naschy es magnífico".

No hay comentarios:

Publicar un comentario