lunes, 30 de diciembre de 2019

¡¡¡Atrapado por Annie Wilkes!!!

El antecedente a "Misery" lo tenemos en una experiencia personal del propio Stephen King. Cuando escribió "Los Ojos del Dragón" muchos de sus acérrimos fans no comprendieron que el maestro del terror del Siglo XX, aquel que los había deslumbrado con "Carrie", "El Misterio de Salem's Lot", "El Resplandor" y tantas otras historias de terror, ahora saliese con una novela de aventura épica. Para ellos, Stephen King tenía que estar irremisiblemente atado al género de terror como Paul Sheldon estaba atado a Misery.


La historia es la siguiente: Un escritor, el mencionado Paul Sheldon, está a punto de terminar un nuevo libro, tras "matar" editorialmente a la serie de libros que tanta fama le han dado: los libros de Misery, unas obras de corte romántico ambientados en la época victoriana. Por fin se aleja de Misery, quiere probar nuevas experiencias, escribir nuevas historias, pero...


Tiene un accidente con su coche en la nieve, siendo rescatada por una mujer extraña, Annie Wilkes, enfermera (o ex-enfermera), la cual da la casualidad que en general es fan de Paul Sheldon y concretamente de los libros de Misery de los que se sabe todas y cada una de sus hojas. Todo parece ir bien (aunque Sheldon este postrado en la cama con las piernas rotas, aunque con los cuidados de Annie) hasta que ella descubre no sólo que está escribiendo un nuevo libro (practicamente acabado), sino que Paul ha matado a su Misery. Ella enloquece y le hará escribir un nuevo libro sobre su heroína victoriana favorita, haciendo que literalmente resucite, haciendo además que Paul Sheldon queme en una barbacoa y muy a su pesar el libro que pensaba publicar. Annie hará todo lo posible para que el escritor termine su obra, aunque lo exprima fisicamente y mentalmente hasta la extenuación.


Historia de una obsesión, es sin lugar a dudas una obra de tinte de terror que se acerca a la psicología de los personajes, usando como base un sentido claustrofobico. Un ambiente cerrado en el que Paul no es que no deba; no puede salir porque está atrapado frente a una mujer con un pasado netamente oscuro y dispuesta a todo. Ni que decir que la novela publicada en 1987 fue ganadora del premio Bram Stoker a la mejor novela, aparte de ser reconocida por su adaptación cinematográfica de 1990 de Rob Reiner, que si bien se alejaba un poco del tono netamente claustrofobico, si destaca por las extraordinarias actuaciones de James Caan y muy especialmente de Katy Bates.

No hay comentarios:

Publicar un comentario