lunes, 7 de agosto de 2017

Las garras de Lobezno

Lo recuerdo desde pequeño. De todos los personajes salidos de Marvel el más brutal era Lobezno. Una agilidad pasmosa, con una capacidad para recuperarse de heridas y sobre todo esas garras de adamiantum capaz de destruir todo lo que encuentran a su paso. Logan fue creado por Len Wein, Herb Trimpe y John Romita Sr. como un personaje independiente de los X-Men hasta que, tras un pasado convulso (que incluye muerte y mucho dolor), entró en el grupo de mutantes comandados por Charles Xavier por lo que Lobezno es de la segunda generación de mutantes de los X-Men (o Patrulla X como se llamó en España durante un tiempo).


A partir de ahí, Lobezno se convirtió en uno de los personajes más destacados del grupo de mutantes, destacando por su gran fiereza (lo cual le hace aumentar su poder), así como unas garras que acababan con todo aquel que se ponía por delante. 

Primera aparición...contra Hulk

Desde ese momento a nivel editorial Lobezno ha sido muy utilizado por Marvel con series propias y cómics que llevaban su propio nombre siempre enfundado en ese característico traje amarillo con el que todos los amantes de las viñetas lo conocimos y del que parece fue despojado cuando aparecieron las películas de los X-Men (y del propio Lobezno), siendo interpretado en todas ellas por Hugh Jackman con notable éxito. 


Lo cierto es que Lobezno forma parte de mis personajes favoritos del comic-book estadounidense y la Marvel. Un tipo duro, bestial en el amplio sentido de la palabra con el que había que tener mucho cuidado porque una vez sacaba las garras...

No hay comentarios:

Publicar un comentario