martes, 15 de agosto de 2017

Clásicos Inmortales: Alma en Suplicio

Basada en una obra de James M. Cain, esta película sería la primera de Joan Crawford con la Warner, la cual había adquirido los derechos de la novela negra sobre una mujer condenada a la infelicidad por culpa de su hija, cuyo título original era "Mildred Pierce", la protagonista de la misma. 


Un asesinato ha tenido lugar. Es el segundo esposo la mujer de éxito Mildred Pierce (Joan Crawford), la cual parece ser que puede saber algo. No obstante, los oficiales le dicen que Bert, su primer marido, es el asesino, ya que ha confesado. Ella le dice que están en un error y que es imposible, siendo su ex-marido demasiado gentil y bueno para cometer asesinato. Pero ¿Quién puede ser el asesino? Mildred parece mostrarse reacia, como si tuviera algo que ocultar. A pesar de todo, decide contarles a los policías, el origen de todo.

¿Acusada de asesinato?

Así, mediante un flashback, Mildred es una madre de clase media con una vida monotona y aburrida, con Bert (Bruce Bennett), un marido perezoso y dos hijas, Ray (Jo Anne Marlowe) y Veda (Ann Blyth), siendo esta última bastante caprichosa y consentida. Mildred no cesará en su empeño de subir en el escalafón social, buscando trabajo no ya sólo por su desempleado marido (del cual se separa), sino para tener un tren de vida tan exigente como el que le exige su hija. 


De esa forma, finalmente encuentra un trabajo como camarera, aunque considera que no es acorde con su posición social, por lo que se lo esconde a su caprichosa hija Veda, la cual considera ese trabajo de muy baja posición. Mientras tanto, su ex-marido le confiesa que la engañaba cuando estaban casados y su hija Ray muere de neumonía, algo que la sume en un profundo dolor.


Su hija Veda está encantada con la nueva posición económica que ha adquirido gracias a su madre, pero eso no impide que humille a Mildred cuando descubre que es camarera. Con una hija demandando más dinero para seguir manteniendo un gran tren de vida, Mildred compra (con un acuerdo flexible de plazos) un local cuyo propietario es Monte (Zachary Scott), noble de origen español en horas bajas, que se enamora de aparentemente se enamora de la propia Mildred.
Con ayuda de un inmobiliario, Wally Fay (Jack Carson), y de una camarera, la cual es amiga de Mildred, el negocio es un éxito y su nivel de vida sube con creces. Sin embargo, a pesar de todos los desvelos, su hija es extraordinariamente cruel con su propia madre, estando diciéndole que desprecia su trabajo, así como que Monte en realidad la quiere a ella. 


La gota que parece colmar el vaso es cuando Veda se casa en secreto con un joven de familia acomodada por su dinero y posición, pero la familia del joven se opone al matrimonio. Veda acepta divorciarse pero afirma que está embarazada de su hijo por lo que exige diez mil dólares a cambio. La familia de su marido está de acuerdo, pero una vez adquirido el cheque, Veda confiesa a su madre que mintió sobre su embarazo sólo para conseguir el dinero.  
Mildred comprueba lo miserable que puede llegar a ser su hija por conseguir lo que quiere (que no es otra cosa que el vil metal), mientras ésta la insulta y la desprecia. Mildred rompe el cheque y Veda le da una bofetada. Su madre la acaba echando de su casa, aparte de casarse con Monte. La hija mientras tanto trabajara en un bar poco recomendable, demostrando cada vez que puede el desprecio que siente hacía su madre. Mildred le pedirá que vuelva, pero ella vuelve a burlarse de su madre, diciéndole que nunca le dará el estilo de vida que quiere.


Las deudas crecen cada vez más y habla con su ex-marido Bert, el cual le hace ver que su hija, su caprichosa hija, es parte de las deudas porque ella tiene muy buenos ingresos. Cuando vuelve de la calle para hablar con Veda, la busca en su habitación, pero no está. Mildred descubrirá que su hija está cometiendo adulterio con su esposo, al que besa cuando Mildred ha entrado en la estancia. Ellos no sólo ni se inmutan, sino que le muestran desprecio. La conclusión es que su amor por su desagradecida hija ha hecho que ella, la ingenua Mildred, pierda todo, sacrificando su propia felicidad. Viendo tal situación, decide irse de allí.


Veda le pide a Monte que abandone a su madre y que se vaya con ella, pero él le dice que ella sólo era un entretenimiento y que no está para jugar con niñas. Ella en un ataque de furia, lo mata con una pistola. Mildred, la cual ha escuchado el disparo, acude a ver qué ha pasado. Parece que Mildred va a llamar a la policía (de hecho coge el auricular), diciéndoles que la asesina ha sido su propia hija, pero los lloros y manipulaciones de Veda hacen nuevamente efecto y ella misma se callara hasta que Veda halla huido.


Después de que Mildred termine su historia, los detectives admiten que desde un principio sabían que Veda era la asesina, llevándola detenida al despacho en el cual están ellos y su madre. Veda la acusa de haberla delatado, disculpandose (o tratando de disculparse) Mildred a su propia hija (creo que más bien por consentirle demasiado, habiendo llegado a tal situación), pero es rechazada por ésta. Mildred sale para encontrarse con Bert, que la está esperando.  


Magnífica mezcla de melodrama y cine negro, la película refleja una constante búsqueda de la felicidad que la protagonista no encuentra debido a que sacrifica su propia vida por una hija sin escrúpulos, ni sentimientos. Maravillosa actuación de Crawford que relanzó su carrera (de la que se decía estaba estancada) y consiguió el que sería su único (y merecido) Oscar. Estamos ante todo un clásico del cine americano de los años 40.

Ficha

Dirección
Michael Curtiz
Producción
Jerry Wald
Guión
Ranald MacDougall
Catherine Turney
Obra:  James M. Cain
Música
Max Steiner
Fotografía
Ernest Haller
Montaje
David Weisbart

Otros datos

País
Estados Unidos
Año
1945
Género
Drama, Cine negro
Duración
109’
 
Protagonistas

Actor
Personaje
Joan Crawford
Mildred Pierce Beragon
Jack Carson
Wally Fay
Zachary Scott
Monte Beragon
Eve Arden
Ida Corwin
Ann Blyth
Veda Pierce Forrester
Butterfly McQueen
Lottie
Bruce Bennett
Albert "Bert" Pierce
Lee Patrick
Maggie Biederhof
Moroni Olsen
Inspector Peterson

Premios
Oscar
Categoría
Persona
Oscar a la Mejor Actriz Principal
Joan Crawford

El desprecio de una hija

No hay comentarios:

Publicar un comentario