domingo, 23 de julio de 2017

Los milagros de Jesús

Los milagros de Jesús son los hechos sobrenaturales que hizo durante su vida pública que incluían todo tipo de acontecimientos extraordinarios que eran vistos con asombro por parte del pueblo, mientras por otra parte causaban la indignación de los escribas y los maestros de la Ley. Por eso, entre las acusasiones de éstos se encontraba la idea que hacía los milagros (incluidos los exorcismos) gracias al mismísimo diablo. 


El sentido de los milagros o señales están en que los discípulos creyeran en su obra y mensaje y que Dios actuaba por Él. Por otro lado, les dice que TODO lo que pidan al Padre en su nombre, Él lo hará, para que el Padre (Dios) sea glorificado mediante el Hijo.


Los milagros de Jesucristo se pueden dividir en cuatro tipos (también su número varía en función de los Evangelios): Curaciones, exorcismos, Resurrección de los muertos y control sobre la naturaleza.

Curaciones
Este tipo de milagros, que podían ser en masa,  incluyen curaciones de paralíticos en su gran mayoría, pero también el de ciegos (algunos de nacimiento) o leprosos, lo cual resulta algo llamativo por lo revolucionario para el concepto de religión que se tenía en la época cuando se decía que si alguien padecía de lepra o ceguera era por pecados propios o de sus progenitores y que tal mal era un castigo de Dios. Jesús, con sus curaciones, acababa con esa idea tan perniciosa. 


Exorcismos
También podríamos considerarlas como curaciones del Alma en la que Jesús expulsaba al espíritu inmundo. Una de las llamativas acusasiones contra Él es que expulsaba demonios con la ayuda de otros demonios. Un caso llamativo es que de María Magdalena salieron hasta siete demonios. 


Resurrección de los muertos
Sólo existen tres casos, igualmente maravillosos. El de la hija de Lázaro, de la cual dice que sólo esta dormida, el hijo de la viuda de la ciudad de Naín de la cual se compadeció antes al ver su increíble dolor y la resurrección de Lazaro. Mención aparte merece su propia resurrección (Después de la Pasión). 


Control sobre la naturaleza
Se incluyen desde pescas milagrosas, pasando por multiplicaciones de panes y peces (dos veces), la tempestad calmada, convertir el agua en vino como en las bodas de Caná o la Transfiguración. "¿Quién es este, que hasta el viento y el mar le obedecen?" 

No hay comentarios:

Publicar un comentario