sábado, 10 de junio de 2017

El magnífico Alain Delon

Efectivamente, Alain Delon es el arquetipo de actor atractivo, deseado por las mujeres y envidiado por los hombres. Lo cierto es que estamos ante uno de los grandes actores de su tiempo, el enfant terrible del cine no ya sólo francés, sino europeo. Alain Delon es mucho Alain Delon.


Fueron "A Pleno Sol" y "Rocco y sus Hermanos" (una de las últimas cintas del neorrealismo italiano) sus primeros grandes éxitos y a partir de ahí no pararía de crecer. Luchino Visconti vio en él a una joya y como tal rodó una de las mejores cintas italianas de su momento, "El Gatopardo" con Claudia Cardinale (con la que ya había rodado la mencionada "Rocco y sus Hermanos") y un actor de altura, Burt Lancaster. 


Su expresión juvenil, unido a ese porte sereno y tranquilo, aderezado con esos inconfundibles ojos azules (puede que Paul Newman y él no los tuvieran más azules) lo hicieron una de los grandes mitos del cine junto a otros interpretes tales como Joan Moreau, Briggitte Bardot o Jean Paul Belmondo, al que se considera la antitesis de Delon, dado que mientras Alain era un tipo indudablemente más frío y atractivo, Jean Paul era feo, aunque más acogedor. Nunca hubo (ni ha habido) rivalidad entre Delon y Belmondo y de hecho son grandes amigos, llegando a rodar varías películas juntos. El contraste entre uno y otro actor estaba garantizado. 

Dos grandes; dos estilos

Posteriormente, Delon mezclo actuaciones tanto en películas dramáticas como de intrigas, con actuaciones igualmente memorables. Delon ya no era ni joven, ni era ese chico imberbe de aquel "Rocco y sus Hermanos", pero había ganado en madurez y experiencia. 


Su última película "Asterix en los Juegos Olímpicos", aún no siendo precisamente ni su mejor obra o actuación, nos dio la oportunidad de verle una vez más en la gran pantalla haciendo el papel del reconocido Julio César. Efectivamente; un poco más viejo, un poco, pero aún manteniendo ese porte, esa distinción y esos reconocibles ojos azules que lo hicieron único. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario